16 abril 2008

Propuesta democrática

Habría que profundizar sobre la marcha en la democratización del sistema, a uña de caballo si fuera posible (porque es algo exigible por urgencia y puro decoro, dos elementos que combinan bastante mejor de lo que creen algunos pazguatos). Por ejemplo: convóquese urgentemente por fax para mañana a primera hora a los medios informativos, en la sede del Conquero o en la regional de la sevillanísima calle San Vicente, para dar a conocer los números teléfonos que permanecerán abiertos hasta las 22 horas del próximo sábado con el fin de que ustedes mismos, legítimos contribuyentes de andar por casa, sean los que al final decidan soberana e irrevocablemente quién es el próximo consejero onubense que formará parte del Gobierno andaluz, aprovechándonos de su adánica condición de ciudadanos de a pie abstraídos por completo de los recelos territoriales y de los vaivenes de una organización tan vasta como el PSOE. Con tal de que sea así, que los socialistas nos den una lista cerrada a cal y canto si fuera menester. Que apliquen la técnica de los numerus clausus y, si expresamente así lo exige Barrero y si implícitamente así lo acepta Chaves, que le den a elegir al votante única y exclusivamente entre los dos posibles candidatos que sacien la sed de reconocimiento de la dirección provincial. ¿Cinta Castillo y Mario Jiménez? Pues vale, perfecto. Ok a todo. Pero que sean los hombres y mujeres que recorren a diario las calles de las ciudades y pueblos de Huelva quienes, con sus llamadas a un 906 o el envío masivos de mensajes de SMS con el par de palabras y el espacio de por medio, determinen democráticamente la identidad de la persona encargada de tomar el testigo de Isaías Pérez Saldaña en el Ejecutivo andaluz. Porque, si no, el riesgo que se corre es el de ahondar en la desazón del electorado, que se decanta masivamente por unas siglas en la certeza de que encierran la mejor opción política posible y de que los elegidos para gobernar lo irán demostrando fehacientemente en cada una de sus acciones. Así las cosas, un desengaño a las primeras de cambio descorazonaría a todo buen demócrata. Y como cada legislatura arranca siempre con la conformación del nuevo Gobierno, dolería mucho a la emocional inteligencia del votante que se designara para un puesto de la entidad de los que se van a repartir en las próximas 48 horas a alguien a quien muy poca gente quisiera ver ocupando uno de los despachos principales de la Administración autonómica. Por eso, y como sé que hay dudas en Sevilla sobre qué hacer, sueño con que se abran todas las líneas hasta poner en marcha el primer gran reality político nacional. Seguro que el resultado sería paritariamente aleccionador.




Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 17 de abril de 2008

Etiquetas:

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Menuda tonterías estas diciendo. Pero que pretendes ¿el desgobierno? Tu propuesta es irrazonable e irresponsable. Cualquier Presidente tiene el derecho de elegir al equipo de Gobierno, lo hace Perico Rodri como Alcalde de Huelva, en su momento lo hizo Aznar como Presidente y cuando corresponda lo hará Chaves. En cuanto a Isaías, no se merece nada más, bastante bien y durante mucho tiempo ha vivido de la política y sin duda ha amasado unos buenos ahorros que le permitirán dedicarse a cualquier cosa. Pero este hombre qué pretende ¿vivir eternamente de la política? ¿ser consejero vitalicio? Qué poca verguenza.

17 abril, 2008 17:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Considero igualmente que debe ser el Presidente quien elige a sus consejeros sea de donde sean. Por esa regla de tres los lectores de un determinado periodico deberian de mandar sms para elegir a los periodistas que colaborar en dicho periodico

18 abril, 2008 15:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Claro, y también por votación podríamos nombrar a quienes se dedicarán a lavar dinero negro, defraudar a Hacienda y falsificar documentos. Me sé de dos que seguro saldrían elegidos por mayoría.

18 abril, 2008 18:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Por favor, un poco de seriedad. Y más cuando se escribe teniendo un título de derecho porque se supone que se escribe con conocimiento de las leyes españolas. Lo dicho, se supone ¿o no?

19 abril, 2008 12:23  
Blogger CarlosBlanco ha dicho...

Tonterias que dices, votar a ver que consejero representa a Huelva.
y algún día querrás que los Andaluces podamos votar a ver quien es presidente dela Comunidad Autónoma.

21 abril, 2008 22:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal