20 febrero 2009

Defensa legal

Otrosí digo: si a todos los cargos públicos imputados por presuntos hechos delictivos —y a todos los violadores en serie, por supuestísimo; y a la pandilla del asesino de la malograda Marta del Castillo; y hasta al presidente de la Mesa de la Ría, el Divino ex decano del colegio oficial de arquitectos onubenses José Pablo Vázquez Hierro— se les brindara exactamente el mismo tratamiento que le dispensan hoy, ayer y mañana todos y cada uno de los medios de comunicación onubenses al jefe provincial de Tráfico en Huelva, don Andrés Sánchez Buenaposada, probablemente concluiríamos que, en efecto, tal vez estemos empezando a vivir en lo que se pudiera considerar un Estado de Derecho, con todas las letras y todas las garantías del puchero.
Nota del autor: hablo, claro, del tratamiento editorial; no de las portadas legítimamente contradictorias.

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Me acabo de quedar pasmado con los comentarios del Sr. Chaves, en relación a los problemillas legales de la licencia de caza del Sr. Bermejo: que habría que tomar las medidas necesarias, para que hubiese una única licencia de caza válida para todo el territorio nacional. No se acuerda de las 17 sanidades diferentes, de los 17 modelos educativos, de los pobres empresarios que tienen que aplicar las diferentes normas, según en qué Comunidad Autónoma estén situados sus centros de producción, de los diferentes modelos tributarios...
¡Vaya caradura, no piensan más que en ellos!
Gracias por las dos últimas publicaciones en "piezas perdidas". Saludos, de uno que ya está harto

20 febrero, 2009 15:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal