19 febrero 2009

La próxima explicación

Vuelven a arreciar las críticas ciudadanas por lo abultado de los recibos de Giahsa repartidos domiciliariamente en los últimos pueblos incorporados a esa vasta empresa, primitivamente costera pero que ahora ambiciona completar su hegemonía provincial. Si lo recuerdan, la primera crujida al consumidor se atribuyó a errores de tarificación atribuidos directa e inequívocamente al cambio de manos del servicio, por lo que ahora es de suponer que se habrá puesto el celo en la emisión de facturas sin mácula, incontrovertibles. Pero resulta que vienen de nuevo infladas, y los alcaldes del PSOE comprometieron su palabra cuando dijeron que la incorporación a la sociedad que constituyera la rica y potrica Mancomunidad de Municipios de la Costa Occidental no se notaría en los recibos y sí en la mejora de las prestaciones, tal como acreditan jugosísimas actas de plenos municipales, firmadas por fedatario público. Pero ni hojuelas ni mieles: el agua sigue siendo tan incolora, insípida e inolora como antes pero notablemente más cara para el usuario empobrecido. ¿Por qué? Pues porque las tarifas de Giahsa ni son ni eran ni serán las mismas que las que ofrecían los anteriores prestadores del servicio. Punto y final. ¿Que entonces hay quien ha mentido a la ciudadanía a sabiendas? En realidad, hay elementos empíricos como para llegar a conclusiones más duramente irrefutables. Pero hay especialistas en manejarse en este tipo de situaciones, capaces de venderte la burra caracterizándola como purasangre. Tiempo al tiempo: no tardará mucho el PSOE en culpar al PP en general y a los alcaldes de Lepe y Moguer en particular de estar provocando un desmadre económico en Giahsa que, por culpa de la insolidaria derechona, se ha tenido que repercutir por paupérrimas comarcas en el pobre obrero desempleado, la ancianita viuda de pensión y la pyme asfixiada por los neocón legados por Bush y su santa madre. Ay.

Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 19 de febrero de 2009

Etiquetas: , , ,

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo,como esto siga así en Valverde va a pasar algo,porque poco a poco el pueblo se va dando cuenta del engaño de Cejudo.

19 febrero, 2009 16:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

te lo vuelvo a recordar Manolo, y de nuevo en el Bop. Dos asesores, un/a secretaria y tachin tachin, un chofer, que supongo será para largos recorridos.
Si lo que pretenden es el área metropolitana de transporte, que empiecen con el ejemplo y transporte público, de lo9 contrario a una sede de más proximidad al ciudadano. El Banco de España en Huelva sería buena idea. Y claro está, esos 300 euros por asistencia nada. Para algo se presentaron a las elecciones municipales, a luchar por mi pueblo y mis ciudadanos, de modo, que de money nada.

19 febrero, 2009 18:30  
Blogger Abel Sosa ha dicho...

A ver como explicar a gente de pueblos de la sierra que antes, prácticamente tenían el agua casi gratis, y ahora les sale por casi el doble o triple,e, independientemente de las inversiones del anillo hídrico, hay pueblos que llevan décadas y décadas con un agua excelente ( La misma que la actual ) y suministrando la sobrante a poblaciones colindantes sin tener que haber invertido en nada de nada durante años y con un agua excelente, vuelvo a repetir. Aquí lo único que hay es un engaño claro por parte de aquellos que lo único que buscan es su beneficio propio y el de sus familiares y amigos de alrededor ( afines a la rosa ) y se escudan en el beneficio que pueden obtener las poblaciones, cuando lo cierto y verdadero es que los que salen beneficiados son única y exclusivamente ellos.

23 febrero, 2009 17:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal