07 diciembre 2010

Lección bolivariana


El zalameño Manuel J. Florencio publicó hoy en El Mundo, con datos facilitados por la patronal, que la deuda vencida (no la total, sino la ya exigible judicial y directamente por vía ejecutiva) del Ayuntamiento de Valverde para con las empresas de limpieza que se encargan de la recogida de basuras ascendería en estos momentos a 2,3 millones de euros tras casi ocho años demorando los abonos.
Eso significa que del primer al último valverdeño, desde el nonagenario al recién nacido, deben cada uno 181,18 euros por el vaciado diario de los contenedores grises, verdes, azules y amarillos durante la última década, y eso que muchos de los que están y otros cuantos que emigraron o se fueron para siempre apoquinaron religiosamente de su bolsillo, año tras año (qué remedio), las tasas correspondientes para pagar por ese servicio.
En el ínterin, porque aquí somos de izquierdas pero de izquierdas, recuerden que nuestros responsables municipales han sido previsores como pocos y han arrebatado la gestión de los residuos y del agua al capital privado ga-ran-ti-zan-do, pese a la roncha, que el camión mancomunado de la basura no nos deje de lado en su ruta preelectoral. Así pues, que sigan aguardando su turno en el banco de la paciencia esos especuladores del detritus, que se han querido lucrar ni más ni menos que con la basura soberana de un pueblo, ¡¿habráse visto?!
Hugo Chávez no lo habría hecho mejor.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal