17 julio 2010

Las cuentas de la vieja valverdeña


No hace falta entender ni aplicar la Ley D'Hont para darse uno cuenta de que, si sólo concurren dos listas a unas elecciones municipales, la mayoría absoluta puede depender perfectamente de un minúsculo voto.
Como IU de Valverde no es el ave Fénix y el voluntarioso Antonio DS se cortará la coleta tras cuatro años de coordinación local, salvo sorpresa mayor el 22 de mayo habrá nada más que dos papeletas, una encabezada por Miguel Ángel Domínguez (PSOE) y otra por Loles López Gabarro (PP).
Para ganar unas elecciones valverdeñas, los socialistas han demostrado en reiteradas ocasiones que resulta imprescindible rebasar el listón de los 3.000 votantes. ¿Y tiene a mano la parlamentaria popular duplicar sus resultados? En 2007, el Guti sacó 1.503 votos. Para el PP, ya sería todo un éxito superar la barrera psicológica de los 2.000 electores. Con mil más, nos vemos al Barri en la madrugada del 23 de mayo camino de la fuente abriendo paso a la Banda del Tirachino.
Pepe Cejudo obtuvo 4.351 votos hace tres años y pico. Casi 2.000 le pueden sobrar a Miguel Ángel para retener la mayoría absoluta. Hay 17 concejales en liza, así que con nueve te vale. El PP, que tiene ahora mismo cuatro, ¿no se daría con un canto en los dientes multiplicando por dos su representación? Claro que sí; pero eso significa diez concejales para el PSOE, mayoría absolutísima, y a mí me da en la nariz que el trecho va a ser mayor.
La única razón para el sonrojo del candidato socialista sería obtener la Alcaldía con menos de 3.000 votantes. No obstante, la crisis económica y el desgaste de Zapatero juegan de excusas perfectas para no asumir su cuota de responsabilidad ante el desencanto político generalizado que se experimenta en estos momentos en mi pueblo.

Etiquetas: , , ,

5 comentarios:

Blogger Bernardo Romero ha dicho...

Puede que las encuestas tengan razón y el proyecto de ZP esté agotado, puede que incluso Arenas venza en Andalucía, aunque terminen gobernando los socialistas con su fotocopia, IU. Pero lo que fijo no va a suceder en la vida, es que el PP en Valverde supere los dos mil votos siquiera. De gobernar, nada de nada. Piensa un poco.
Bueno, ahora que ya has pensado, fíjate en un detalle: (primero) el psoe arrasa en el intervalo 18 - 35 años, aunque en Valverde son muchos los que se abren a trabajar o a currar y ya no están ni empadronados siquiera en el pueblo. (segundo) A pesar de esta emigración, la población no ha descendido porque se ha recibido a inmigrantes que han suplido esas ausencias, cosa harto curiosa porque estamos en un pueblo que a pesar de la industria que tiene, de ser la capital del Andévalo y todo lo que quieras, no ha ganado población apenas en las últimas tres décadas. Pero en todo caso, los resortes del aparato socialista en Valverde son muy fuertes y están bien engrasados. Además allí se lleva con orgullo eso de tener políticos de relumbrón, aunque sean sólo eso, de relumbrón. Lo dicho, que el PP no gana en Valverde ni jarto vino. Un abrazo.

26 julio, 2010 12:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buen análisis, Bernardo. La pregunta es ¿quién se hará responsable del fracaso del PP?

28 julio, 2010 08:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues cualquiera menos la Loles, amigo. Eso sí, viste muy bien desde que está en el Parlamento Andaluz. Lástima que solo pasee por Sevilla y no por Valverde. A lo mejor por eso no va a tener más votos, porque a los del PP local nos tiene olvidados.

28 julio, 2010 18:09  
Blogger Manuel María Becerro ha dicho...

Muy bueno este último anónimo, en serio. Me has hecho reír literalmente con lo de "a los del PP local nos tiene olvidados". ¡Qué grande!

28 julio, 2010 18:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Las elecciones municipales lo dirán. Espero que Loles no recurra como último remedio a la estrategia de Hernández Cansino, tu amigo del alma, el que le archivan todos los casos.

29 julio, 2010 19:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal