05 abril 2010

Revista de prensa

En el Huelva Información del domingo, Marqués Perales escribía sobre el 'Griñán II' (el segundo Gobierno autonómico del sucesor de Chaves): «En las consejerías ha habido de todo. [...] En Medio Ambiente, por ejemplo, prácticamente sólo ha salido su consejera, Cinta Castillo. Hasta su jefe de gabinete, José Fiscal, se ha quedado de director general de Cambio Climático».
Por contra, mi amiga Carmen Rengel apuntaba también ayer en 'Las claves de la semana' de El Correo de Andalucía: «Curiosos han sido los movimientos de ficha en el organigrama de la Junta. [...] En Medio Ambiente se borra todo el rastro del núcleo duro de Castillo».
¿Quién tiene razón de los dos? Pues sospecho que, en esta ocasión, el análisis más atinado es el primero, pero dejo abierto el debate. Ahora bien: el insuperable lo cofirmaban en Gritos y susurros este domingo Javier Caraballo y J. Caro Romero, mis compañeros de sección en El Mundo.
Narran los motivos de la caída en desgracia de Cinta en términos puros de gestión pública (léase desbarajustes financieros varios, lo cual va mucho más allá de la infausta entrevista pergeñada por Planelles en El País o del encontronazo con Mario Jiménez, teatralizado con la excusa del incierto parque natural de Beturia) y también el dilema que habrá de plantearse más temprano que tarde Pepe Juan Díaz Trillo, además de recopilar los méritos profesionales de mi compatriota Pepe Fiscal (fusilados de la nota de prensa del Consejo de Gobierno del martes pasado; no hay maldad añadida) para acabar siendo nombrado director general de la cosa climática.
Que dos años de jefe de gabinete en la Consejería del ramo cunden no lo niega nadie. ¡Lo que podría faltar es que no cundieran! Pero que hay perfiles mucho más adecuados para dictaminar sobre la materia no creo que se atreva a desmentirlo ni siquiera el entorno más directo y afectuoso del aludido. No obstante, si la meritocracia impuesta por el presidente de la Junta lleva a elevar a Mario Jiménez al puesto de portavoz parlamentario socialista, está claro que queda cancha para todo el mundo. Por cierto: que les aproveche el café del miércoles por la mañana a los preseleccionados.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal