16 julio 2010

El extraordinario caso de Rosa Beltrán

Tienden los partidos políticos (no sin titánicas reticencias) a expulsar de sus filas a aquellos representantes que tienen juicios penales pendientes, por la evidencia de que un imputado añade caudal al ruidoso río de esta vida pública desbordada. Así las cosas, lo atípico no es ya mantener en el cargo a quien tiene que rendir cuentas ante un tribunal, sino atreverse a promocionarlo a puestos de mayor relevancia sin que los togados hayan dicho su última palabra.
El caso de Rosa Beltrán, la ex alcaldesa de Beas y senadora socialista en ciernes como sustituta de Pepe Cejudo, roza lo extraordinario. Tras su desembarco en la Cámara Alta, adquirirá automáticamente la condición de aforada, por lo que todo lo que se haya adelantado desde hace año y pico en el proceso abierto por el presunto desvío de una subvención de 6.000 euros para un alumbrado en nuestra queridísima aldea de Candón tendrá que ser remitido ahora al Tribunal Supremo, que a ver si no ordena a las primeras de cambio el archivo de las diligencias teniendo en cuenta el interés que despertarán en ciertas salas de la metrópoli las sombras que puedan cernirse efectivamente sobre la avenida Dólmenes del Soto de una aldeita semibeacina.
El abogado de Rosa Beltrán debe de estar más contento que su propia representada, la cual conviene recordar que ya fue condenada en firme por el Tribunal de Cuentas a devolver con su patrimonio personal más de 700.000 euros de subvenciones desaparecidas como por arte de magia. En el PSOE es donde tendrían que valorar que se quedan sin fuerza moral alguna para reclamar dimisiones en la acera de enfrente cuando la caprichosa suerte judicial cambie de sentido. Porque cómo vas a exigir la cabeza de un imputado del PP si tú a los tuyos los vas mandando sin complejos al Senado, ¿no? Ancha es Castilla, sí; pero es que esto es Huelva, señores. Y las estrecheces aumentan día tras día.

Etiquetas: , ,

3 comentarios:

Blogger ercanito ha dicho...

Además, la imagino insolvente por lo del inmisericorde veredicto ¿no?

Lo de ir de cabeza al Senado será para hacerse unos ahorrillos y pagar a dita la deuda contraída ¿no?

Aforada ahora, ¿para ahorrar más y pagar la última letra en treinta años?

Lo del voto en blanco va a dar una sacudida...

16 julio, 2010 14:00  
Blogger Almanzurbillah ha dicho...

... cada vez es más difícil votar y más fácil botar...

17 julio, 2010 10:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

De verguenza lo de este personaje es de verguenza.

18 julio, 2010 16:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal