10 abril 2007

Nombramientos

En petit comité, les adelantamos aquí el pasado 17 de noviembre —en una columna sobre el concejal socialista Pepe Fernández que sigue colgada, para incrédulos y curiosos, en el blog: perspectivaonubense.blogspot.com— que la persona que iba a sustituir a Pepe Martín en la Delegación Provincial para la Igualdad y el Bienestar Social era su número dos, Carmen Lloret, otra perfecta desconocida para la militancia del PSOE capitalino que ha estado vinculada a la Universidad Internacional de Andalucía, cuyo acrónimo sí que se ha popularizado: la UNIA. Hasta ayer no se hizo oficiosamente oficial el inminente relevo del candidato socialista a la Alcaldía de Aljaraque (ya le vale también al ex líder de la UGT), pero les aseguro que la identidad de su sustituta era algo que estaba absolutamente cantado desde hace medio año. Si hacen memoria, tres cuartos de lo mismo sucedió con la designación de la socialista Manuela Parralo como cabeza de cartel en la capital onubense. EL MUNDO Huelva Noticias fue el primero en anunciar que así ocurriría, más concretamente a comienzos del verano de 2003 y en un faldón de la página tres, muy poquitas semanas después de las elecciones municipales y del nombramiento como vicepresidenta de la Diputación Provincial de nuestra improvisada Ségolène Royal (¿será cierto lo que me cuentan de que está encantada de que se la compare con la presidenciable gabacha? ¡O sea, que le ayudamos en la campaña electoral y luego no nos concede ni una mísera entrevista, nos veta vulgar y tontamente como el PP a Prisa!...). Bien tiene que recordar todo esto que les estoy diciendo el aún portavoz municipal del PSOE, José Juan Díaz Trillo, al que sigo teniendo en alta estima —por sus valores democráticos y humanos— y que se pudo adelantar a la jugada prometiendo por su conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de delegado del Gobierno de la Junta, tras el ascenso matemático de Juan José López Garzón a la sevillana Plaza de España. Pero se dejó comer la tostada por Justo Mañas y ahora tiene que ver lo lento que caen las hojas del calendario hasta que surja la opción de meterse en alguna lista con la que empezar a legislar. Todo habría cambiado si Cejudo estuviera dirigiendo una consejería desde 2004, porque Isaías ocuparía en el Senado el escaño de Cinta Castillo, Parralo llevaría ya tres años presidiendo la Diputación y Pepe Juan no es tonto... Otros nombramientos resultan menos rocambolescos, como el de Carmen Lloret, a la que le deseo toda la suerte del mundo; para que nunca deje de ejercer ese cargo con la cabeza y el corazón.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 10 de abril de 2007

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal