22 junio 2007

El detonante

Qué quieren que les diga. Yo pretendía hablarles hoy de Bollullos, porque un agudo internauta me había ilustrado sobre los delicados equilibrios (por no tildarlos directamente de imposibles) de la política municipal bollullera, que facilitan que el alcalde del PSOE, Carlos Sánchez, se disponga a afrontar otros cuatro años de gobierno con tan sólo siete concejales fidelísimos frente a la decena que suman IU y PP en la oposición. Aspiraba simplemente a comentarles que sigue sorprendiendo a mi capacidad de análisis el hecho cierto de que, aun teniendo la llave de la estabilidad institucional, los populares (que, por otro lado, tan necesitados están de mojar algo en las negociaciones bilaterales entre partidos) vuelvan a ser tratados —tanto por tirios como por troyanos— como auténticos apestados, incluso habiendo situado el PP a un tipo tan serio y responsable como Manolo Moreno al frente de su remozado grupo municipal. El apunte sobre el que iba a pivotar esta columna era de mupoco, uno de los amigos que están participando en la creación del foro de debate político provincial que inauguré hace un par de semanas en el blog de perspectivaonubense.blogspot.com, y al que huelga que les diga que siguen estando invitados todos ustedes: «La llave que menciona la tiene el PP en el bolsillo, pero ya no vale para nada, pues la cerradura se cambió hace cuatro años», me había advertido inteligentemente el internauta. Por eso, me iba a atrever a pronosticar desde la Calle Puerto que, si nadie llama al cerrajero, el ‘pacto de progreso’ se acabará demostrando dentro de cuatro años como el mecanismo más eficaz que los socialistas hayan podido armar para obtener la mayoría absoluta en tierras históricamente tan inhóspitas en lo político como las que comprenden el término municipal de Bollullos. Me había puesto a echar cuentas para convencerles de mi teoría, así que les iba a comentar que la diferencia de votos de hace cuatro años se ha triplicado en las urnas el pasado 27 de mayo, o que son 1.200 electores los que han dejado de votar a los comunistas tras ocho años de convulsión política. Que intuyo, en definitiva, que con esta progresión las uvas dejarán de estar verdes para la zorra del PSOE en 2011, cuando se estará levantando ya ese chare que curará todos los males... En ésas estaba hasta que me entero de que la Guardia Civil ha descubierto en Ayamonte un Ford Focus alquilado en Portugal con detonadores y 100 kilos de explosivos, y como que se me ha cortado hasta el ánimo para escribir una columna tan trivial frente a tanta amenaza homicida y cobarde de los de siempre. La que te deja sin ganas de escribir o soñar en paz.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 22 de junio de 2007

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Sigue a lo tuyo, se te quitaron las ganas de escribir una columna trivial pero al final lo hiciste ¿cuándo vas a cambiar y a comprender que lo que interesa son los temas de actualidad?

23 junio, 2007 07:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

el sr becerro escribirá muchas columnas triviales, pero no sé que criterios maneja usted (primer anónimo) para decir que la situación de Bollullos no es un tema de actualidad.

23 junio, 2007 13:16  
Blogger El Condor ha dicho...

Hay mucha ignorancia en los análisis y dirigentes que desean hacer política. Lo fundamental es trabajar por la comunidad y dejarse de pajizas porque ser escritor es fundamental y sus escritos no revisten trivialidad, es cuento para puercos. Ahora que los concejales, juristas, gobernantes y diputados desean hacerse los locos es otra cosa

26 mayo, 2008 23:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal