05 octubre 2007

Los palos y la zanahoria

Me comenta un padre, cuyo hijo forma parte de esos 38 —39 muy pronto— alumnos de bachillerato de Riotinto que tienen que repartirse por los 48 metros cuadrados que mide su aula (donde también hay que meter a un profesor con su mesa y una pizarra en la que poder escribir), que en la AMPA del IES Cuenca Minera hay quienes han llegado a plantearse muy en serio la posibilidad de presentarse ante la Delegación Provincial de Educación con esos 60.000 euros que cuesta el sueldo del docente que, a criterio de los técnicos, habilitaría a un desdoble del grupo pero que, según la delegada Antonia Cascales, es prácticamente imposible que la Junta de Andalucía pueda abonar en el recién iniciado curso escolar. «Es que, haciendo números, nos hemos dado cuenta de que prácticamente el maestro nos saldría a 10.000 pesetas por padre, y fíjate las ventajas que representaría ese esfuerzo para nuestros hijos», afirma este progenitor inspirándose en la desesperación de ver cómo avanzan las semanas y que las movilizaciones de los chavales no sirven absolutamente para nada. Semejante quijotada me recuerda lo que tuvo que pasar en Valverde para que naciera el IES Diego Angulo: como las autoridades educativas insistían e insistían tozudamente en que no había dinero para poder construirlo, los vecinos de la noble villa se dirigieron un buen día cada uno con su ladrillo hasta el solar donde estaba proyectado el centro, para que los competentes sólo tuvieran que mandar a los albañiles a terminar la obra. Lo que ocurre es que las reticencias de Cascales (a la que hay que dar mucha caña, no lo olviden, porque se está jugando su continuidad en el cargo) se suceden en período preelectoral, y resulta que el partido gobernante descorchaba el pasado fin de semana otro espumoso prometiendo a los alumnos de bachillerato beca-sueldos de hasta 6.000 euros a partir del curso 2008/2009. Y, claro está, al que no sabe ya qué demonios hacer para que a su hijo le concedan algo más de 1,26 metros cuadrados (dos fija la LOE) con los que acceder formativamente en unas condiciones mínimas de igualdad a la Universidad, ni el palo ni la zanahoria lo pueden conmover. Me viene a la cabeza un tema de Vainica Doble versionado por Los Planetas: «Un metro cuadrado / de tierra es bastante. / Con tapia de piedra, / todo él rodeado. / Y dentro un manzano / o tal vez una parra, / para refugiarme / en su sombra en verano / con la guitarra / pues no cabe un piano. / Un metro cuadrado / sembrado de hierba. / Y en él recostarme / un poco encogido, / rozando la piedra». Demasiada canción quizá para un asunto tan chusco.


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 5 de octubra de 2007

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Que le pasa a la prensa provincial? ¿No es noticia que en Nerva se aprueben los presupuestos con el voto en contra del partido que los realizó (PSOE) y el favorable del GINER que se opuso a ellos el año pasado (pues hasta ahora se ha funcionado con los prorrogados del 2006) y todo ello ante la atonita mirada del concejal de IU?

06 octubre, 2007 12:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal