17 enero 2008

Escenificación de un pasito

Hace cuatro años me tocó cubrir la rueda de prensa junto al Banco de España de los candidatos del PSOE a las elecciones generales y autonómicas de 2004. Recuerdo nítidamente que aún andaba el profesor Andrés Silván con un señor collarín —por un topetazo con el coche— y que también vi por allí al técnico turístico Jordi Martí, suplente en una de las listas (la del Congreso de los Diputados, si la memoria no me falla) y muy conocido a nivel de calle por su triunfal paso —hace ya la tira de años— por Saber y ganar, el programa de la segunda cadena para enciclopedias humanas que presenta su tocayo, el impoluto Jordi Hurtado. Resuenan también en la grabadora de mi memoria las quejas de entonces de Javier Barrero por el trato dispensado particularmente a Huelva y a Andalucía en general por el último Gobierno de José María Aznar, cuya demostración más palpable no sería otra que la indefinición político-inmobiliaria que sucedió a la clausura de la antigua entidad bancaria, achacada inequívocamente por los socialistas a la confrontación niñata del PP contra la Junta, que sólo estaba en condiciones de resolver el ciudadano onubense de un plumazo en las urnas del 14-M. Al final pasó lo que pasó, y en 2008 el PSOE se nos presenta pidiendo un voto de confianza para que el proyecto de Zapatero pueda terminar de consolidarse desde La Moncloa. El edificio del Banco de España sigue cerrado a cal y canto, pero reparen en que ahora los socialistas se han hecho la foto (extraño a Silván y a Martí) en la escalinata de la entidad, porque tienen la llave del local y pueden escenificar el pasito al frente que se supone que supone el hecho de que Gobierno y Junta hayan llegado, a mes y pico de la cita electoral, a un acuerdo «inicial» para la cesión del inmueble y su reconversión «en espacio cultural» (confiemos en que no metan ahí el segundo museo provincial contra la opinión de los técnicos, que demandan muchos más metros cuadrados; ¿la biblioteca universitaria? Las ganas del rector y de la UHU...). «Durante cuatro años hemos tenido serias dificultades en la gestión para poder hacer este objetivo realidad y anunciar el acuerdo a los ciudadanos de Huelva y provincia», explicaba este martes un Barrero pletórico de cinismo. «Ha habido que convencer al Gobierno de Madrid de que este edificio no podía ser una sede del Ministerio de Hacienda, que era lo que estaba programado en principio porque así lo había dejado decidido el Gobierno anterior del PP». O sea, ¿que tiene que transcurrir toda una legislatura sólo para hacerle ver a los tuyos lo malísimos que son los proyectos urdidos por la derechona contra Huelva? ¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo!


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 17 de enero de 2008

Etiquetas:

2 comentarios:

Blogger Andrés ha dicho...

Muy bueno, Manolo. El cinismo de esta gente no conoce límites. El Banco de España parecía que el 14 de marzo de 2004 iba a ser ya el mejor museo de arte contemporáneo de España. Ídem de ídem con la N-435, que ha tenido que pasar una legislatura enterita para que vayan encargando los carteles de las obras, porque 30.000 euros no dan para más.

Un abrazo.

17 enero, 2008 17:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Todavía no me explico como puede ser nº1 del soe en Huelva un tipo que todo el mundo sabe que es un falso, cínico, trepa, aprovechado, colocador de "amiguitas" y solo busca su interes personal.
Que trabaje de una vez, coño!

18 enero, 2008 18:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal