29 diciembre 2007

ANUARIO POLÍTICO 2007

El Rompecabezas Onubense
Las piezas del puzzle
ANUARIO POLÍTICO 2007



El año que mañana finaliza no se puede analizar políticamente sino subrayando el antes y el después que suponen las elecciones municipales del 27 de mayo. La hegemonía del PSOE comenzó a ser más rotunda y asfixiante a partir de esa fecha, probablemente por eso que dicen de que echar a un alcalde es tan sencillo como acertar la Primitiva. Y, a buen seguro que por esa misma razón, el PP consolidaba su presencia en la capital y en los dos municipios costeros onubenses más dinámicos (sin menoscabo de Almonte, Isla Cristina, Cartaya o Ayamonte): Lepe y Moguer, con Manuel Andrés González y Juanjo Volante al frente, nombres propios del nuevo centro derecha onubense.
Pero vayamos por partes. Lo primero que hay que constatar es que los socialistas siguen gobernando imperialmente la provincia. Revalidaron la práctica totalidad de mayorías absolutas que disfrutaban (sólo cayeron Higuera, Valdelarco, Santa Olalla y Lucena, gobernada por el único ex de IU que no ha acabado en el PSOE: Manolo Mora) y, allí donde hubo que salvar los muebles, pactaron como siempre con Dios o con el diablo. A los alcaldes veletas que quedaban en el mercado los compraron (en Trigueros, Jabugo, Cortelazor, Cabezas Rubias, La Nava...) y, como broche final, sacaron a relucir sus mejores exponentes (Petronila Guerrero, Gonzalo Rodríguez Nevado o María Luisa Faneca) para dejar al PP sin resuello.
Querían sentenciar el panorama político onubense y no desaprovecharon la coyuntura de contar, por primera vez en unos cuantos años, con sendos gobiernos «amigos» en Sevilla y Madrid. Ahora administran ese vastísimo patrimonio institucional con evidentes ínfulas de rentista, postergando sine die algunas infraestructuras esenciales para el desarrollo integral de la provincia (verbigracia, el desdoble de la nacional 435) que usaron sin recato ni medida como munición contra los populares cada uno de los ocho años de la «confrontación».
Como la retroactividad no existe en política, la absolución de Pepe Cejudo del caso mobbing no supuso su vuelta a la Diputación, pero sí consolidó la relación de fuerzas en el seno del PSOE. Se ha visto en el momento de elaboración de listas, donde la dirección provincial ha chuleado a Isaías Pérez Saldaña poniéndole por delante a un par de pimpollos como Cinta Castillo y Mario Jiménez que arriesgan el séptimo parlamentario pero aherrojan a corto y medio plazo la sucesión orgánica.
En el PP, Pedro Rodríguez sigue siendo mucho más que el líder espiritual que todo el mundo reconoce a nivel interno. Tal como están las cosas, el día que los populares pierdan la Alcaldía de la capital, que se piensen seriamente la posibilidad de cerrar el chiringuito. Ése es el motivo de que Perico tenga barra libre en el partido, le duela a quien le duela. Pasa siempre que lo contingente se transforma en necesario.
Va a costar mucho trabajo, mucho sudor y mucha lágrima recuperar la Alcaldía en Gibraleón; más incluso que en Aljaraque. En los pueblos del interior, el único progreso constatado se basa en errores de bulto del PSOE (el caso cerreño sirve de paradigma).
IU sigue abrazada al oso y al PA le queda Niebla. Y todavía nos previenen del riesgo de bipartidismo...


Difícil de Encajar
TERCERA RESURRECCIÓN


Hace unos días nos enteramos de que una muchedumbre aguardaba la resurrección de un sacerdote indio que se había envenenado mortalmente en la certeza de que se levantaría al tercer día de entre los muertos. En la política onubense, esto de la muerte y la vuelta a la vida no es noticia. ¿Recuerdan a Antonio Albarracín, el primo del antiguo alcalde socialista de Punta Umbría, Pepe Hernández, que se cargó la mayoría absoluta del PSOE en 2003 tras apuñalar al regidor por la espalda cumpliendo órdenes de la superioridad, del ideólogo político del proyecto de los doce hoteles más uno? Antonio, ese dechado de virtudes que estaba de número tres de la Diputación y que fue secretario de Organización del PSOE cuando los «nuevos tiempos», fue víctima de su propia espada sanguinaria y tuvo su primer entierro como líder de la oposición puntaumbrieña. Pero, acto seguido, lo vimos cuidando los cochinos del IFA en la Sierra, hasta que se le atragantó tanta bellota y su alma bondadosa migró para coordinar a voluntarios y ONG por cuenta ajena: la del Gobierno andaluz. Sin embargo, Justo Mañas hizo al final honor a su nombre, y ahora al Chicho Terremoto de la política provincial lo han tenido que revivir como asesor en Giahsa, donde seguro que terminará ahogándose —es su sino— tras brindarnos nuevas lecciones magistrales de socialismo y bonhomía. Porque el que vale, vale.


«...Y MIS OJOS NO LLORAN»


Como se sabía de antemano (se corroboró luego tristemente) que, al menos aquí en Huelva, los políticos no pueden protagonizar a tres meses de unas elecciones generales y autonómicas la inauguración de la restaurada casa-museo de un Premio Nobel como Juan Ramón Jiménez, a estas alturas de la semana el antiguo alcalde socialista de Rociana, Antonio Ramírez Almanza, tendría que haber recogido ya sus bártulos y presentado su dimisión irrevocable como director-gerente de la Fundación del poeta moguereño, por el ridículo tan espantoso que han protagonizado tanto sus compañeros de filas como sus oponentes institucionales para escarnio colectivo de la sociedad onubense. El acto en cuestión —y todo lo relativo a su polémica organización— directamente no hay por donde cogerlo, y abochorna que nadie se dé por aludido cuando familiares de Juan Ramón se confiesan dolidos en el alma por el «circo» al que se ha sometido la memoria de un artista que siempre rechazó de plano vincularse con cualquier corriente política. Evidentemente que uno no puede esperar que todo un Manuel Chaves se ruborice por un asunto tan insignificante como éste para su abultada agenda de actos. Pero que desde la Fundación se dé por buena semejante jugarreta política resulta demencial como poco. Pandilla de...


Piezas Perdidas



1) ¿Había adquirido alguien un compromiso verbal con el cesado Juan Labrador para que dirigiera por última vez el Festival de Cine Inédito de Islantilla la próxima primavera antes de darle boleto?





2) ¿Quién se pegaba a quién para buscar la foto institucional? ¿El alcalde moguereño del PP, Juanjo Volante, o el presidente de la Junta, Manuel Chaves?






3) Espectacular inocentada la del Ayuntamiento de Lepe, localizando en la playa de La Antilla una nueva entrega de Piratas del Caribe.






4) ¿Que quién es Chicho Terremoto? Un dibujito animado que se creía el más guapo, el más atlético, el más... Y sólo era un bruto redomado.







Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 30 de diciembre de 2007

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Hay quien cree saber que Matias Conde no se dejara apartar tan facilmente de las listas. Dara batalla. Al tiempo.

30 diciembre, 2007 12:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sobr esta frase "el PP consolidaba su presencia en la capital y en los dos municipios costeros onubenses más dinámicos (sin menoscabo de Almonte, Isla Cristina, Cartaya o Ayamonte): Lepe y Moguer,..." habria que hacer matizaciones en lo referente a los pueblos dentro del parentesis ya que mas que consolidacion parece otra cosa, ya que en algun caso son la última fuerza politica, por no decir que en algun caso solo tienen un concejal. Supongo que habra querido mencionar los pueblos donde tienen concejales.

En dicha frase si hubiera indicado la consolidacion de Palos de la Frontera y Huelva y el auge de Lepe y Moguer.

Por otro lado considero muy relevante el hecho que se haya dado un vuelco bastante importante en el area metropolitana de Huelva, casos como Punta Umbria (con la dimision incluida de Hernandez Cansino), Gibraleon, Trigueros, Aljaraque)

Y por último seria de destacar el inicio del partido politico UPYD

30 diciembre, 2007 20:00  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

Hola a todos. En la frase en cuestión me refería al dinamismo socieconómico de los pueblos costeros, no a la presencia del PP en los ayuntamientos. Quería decir que Lepe y Moguer son punta de lanza en el desarrollo de Huelva aparte de que estén gobernados por el PP con mayoría absoluta. Pero como es obvio que le siguen a la par más que a la zaga Almonte, Ayamonte, Isla Cristina y Cartaya, hice esa puntualización que no pensaba hasta leer este último comentario que podía llamar a engaño.

Es cierto lo del Área Metropolitana, pero al hablar del PSOE creo que es más ajustado hablar de su hegemonía provincial, en todas y cada una de las comarcas o zonas de influencia. Lo que tú señalas es lo que he querido reflejar, en relación con el PP, advirtiendo que Perico Rodri es más imprescindible que nunca para el partido. Sobre la UPD, me alegró mucho ver como líder provincial a Fernando Infante, uno de mis profesores de Historia del Derecho, porque creo que es bueno que la política se nutra de gente así. Sin embargo, soy muy escéptico respecto a las posibilidades reales de que fragüe el proyecto de Rosa Díez, imagino que porque todo pesimista se siente legión en este país.

Sobre las posibilidades de Matías Conde de repetir en las listas (mañana vuelco la columna que justifica el primer anónimo), entiendo que se basan en su relación de amistad personal y plena confianza con Arenas, que es listo y quiere rodearse de gente afín para la próxima legislatura. De todos modos, el homenaje que lea hizo en su discurso a él y a Petronila Guerrero la presidenta del Parlamento, Mar Moreno, en la última sesión del ciclo, sonaba a despedida final. Yo lo que me apostaría un dedo es a que Matías va seguir con las botas puestas, en un sitio o en otro pero mandando e influyendo como muy pocos pueden hacerlo.

Un saludo y gracias a todos por la atención prestada. Y feliz año, por supuesto.

30 diciembre, 2007 22:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ese Cerro bueno, dando una lección de dignidad a todo el mundo!!

02 enero, 2008 09:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal