09 diciembre 2007

LA OVEJA DESCARRIADA DE VIRIATO

El Rompecabezas Onubense
Las Piezas del Puzzle
LA OVEJA DESCARRIADA DE VIRIATO


Hace 24 siglos, el cónsul romano Servilio Cepión ordenó la ejecución de los embajadores lusitanos Audax, Ditalcón y Minuro cuando acudieron prestos a cobrarse el asesinato del heroico pastor Viriato, perpetrado mediante una sucesión de puñaladas más nocturnas que alevosas. «Roma no paga a traidores», les resumió a los tres magnicidas el mismo hombre que les había prometido cubrirlos de oro en cuanto pusieran fin al líder guerrillero que impedía al Imperio concluir la conquista de Iberia.
Estamos hablando del año 139 antes de Cristo. El 3 de diciembre de 2007; esto es, el pasado lunes, el alcalde de Punta Umbría, el socialista Gonzalo Rodríguez Nevado, presentaba en sociedad al último fichaje realizado para el mejor asesoramiento de su equipo de gobierno: el ex concejal del PP José Garrido, al que asegura la popular María Sacramento que van a cubrir con 2.000 euros mensuales (digo yo que serán brutos) después de haber utilizado su acta a modo de estilete para degollar la mayoría absoluta de José Carlos Hernández Cansino hace un par de veranos y precipitar así su salida del poder.
Algún día se escribirán todas las claves de aquella lesa traición, iniciada por Rocío Vélez y trufada de pelotazos futbolísticos y de los que no tienen nada que ver con el fútbol, que se quisieron seguir pegando mucho después de haber expirado los 90 minutos de tiempo reglamentario. Pero hoy permítanme resaltar el dato de que fuera en la cancha del polideportivo Gil Hernández (¿quién dijo miedo?) donde el PSOE quisiera hacer público ante la ciudadanía puntaumbrieña que abría las puertas de su corazón al hijo de Pepita Garrido, porque no se puede tratar como a un traidor a la pobre oveja descarriada que vuelve al redil, dejando a Viriato con siete cabritillas asustadas porque saben que vendrá el lobo y no precisamente a zampárselas a ellas.
Excusatio non petita, accusatio manifesta. Ahora recobra todo su sentido la insistencia de José Garrido en matizar a su salida del equipo de gobierno del PP que ésta era «por causas que obedecen únicamente a motivos políticos». Ahora es cuando definitivamente se entiende por qué enfatizaba que su dimisión había sido «largamente meditada» y que nadie debía ver «influencias ajenas a mi propia consciencia»: si la jugada le salía bien y terminaban premiándole la valentía (como a tantos otros que siguen acudiendo a este panal de rica miel) no quería ser tachado de cazarrecompensas. Ahora cuadra que exigiera «respeto para mi decisión, el mismo respeto que estoy dispuesto a ofrecer». ¿Tanto arsenal conserva contra quienes puedan mostrarse irrespetuosamente disconformes con su cargo de asesor de Gonzalo, que es quien lleva nominalmente el área de Deportes en el Ayuntamiento?
Queda la duda de si alguien le meterá fuego a la pira que le han montado sus compañeros a Viriato. Si la herida fue mortal o el 27-M se asemeja más a la batalla de Baecula, que el jefe lusitano perdió ante Fabio Máximo y le obligó a esconderse en Sierra Morena, desde donde combatió a los 20.000 soldados de Fabio Serviliano hasta echar a los romanos. La pregunta es si ésta sigue siendo la guerra de Viriato.


Difícil de Encajar
ESCARMIENTO NECESARIO

¿Se acuerdan de aquella mujer a la que regresando a media mañana de realizar unas compras le cayó en la cabeza una ventana de la sede de la UGT en la calle Puerto? La tuvieron que ingresar de urgencia en el hospital Juan Ramón Jiménez con pronóstico grave por traumatismo craneoencefálico. Allí permaneció varios días, aunque feliz y definitivamente anda ya recuperándose en casa de una de sus hijas de ese fatal golpetazo que pudo haberla matado. Aquello ocurrió a mediados de noviembre y la explicación que improvisó ante los medios de comunicación Rafael González Mallofret, el secretario general de Prevención de Riesgos Laborales de los ugetistas onubenses, fue la de que, como aquella ventana apenas se utilizaba, «se abrió y, por desgracia, había alguien abajo». Sólo le faltó añadir que era día 13 para reforzar la tesis del mal fario del que nadie tiene culpa... Si saco esto de nuevo a colación es porque la víctima y su familia van a dirigir acciones judiciales contra el sindicato, la Diputación y el Ayuntamiento de Huelva «si hace falta». Pretenden que «cosas como éstas no vuelvan a ocurrir» porque «esta vez la suerte ha querido que todo salga bien, pero la próxima vez, ¿quién sabe?». Ojalá el refranero yerre y escarmienten en la cabeza de esta señora que tanto, tanto me alegra que sea capaz de leer y de entender estas líneas.


DUDAS Y PREGUNTAS


¿Se han percatado de que en las candidaturas que maneja el PSOE para el 9 de marzo y que clavaba Francisco Ruiz Roldán el pasado martes queda un puesto de salida libre para una mujer? ¿Es la forma que tiene el aparato de sugerirle a la supuesta portavoz municipal socialista, Manuela Parralo, que se lo piense dos veces antes de que se dé el último aviso de embarque para los viajeros de los trenes con destino a los legislativos de Sevilla y Madrid? ¿Está segura la candidata in pectore de 2011 de que ese título puramente honorífico no le terminará sirviendo para lo mismo que a José Juan Díaz Trillo en este 2007, sobre todo ahora que vamos a tener a Petronila Guerrero dedicada en cuerpo y alma a gestionar ese Ayuntamiento paralelo que es cada día más la Diputación, desde donde, por ejemplo, ya se está manteniendo vivos económicamente a los cabreadísimos vecinos que siguen en Tartessos? Viendo además cómo la vieja guardia de Pepe Juan toma posiciones para vender caro su pellejo, o que Cinta Castillo se presenta como la mejor solución para cualquier encomienda orgánica o institucional, ¿merece la pena morder esa manzana y esperar, aun rodeada de enanos, a que alguien de su estirpe la acabe sacando de sus ensoñaciones y bostezos para mostrarnos la potencia de ese motor bendecido por Felipe González?

Piezas Perdidas




1) Oído en el PSOE: «Si analizas con detalle el presupuesto de la Diputación para 2008, vas a poder ver qué ha supuesto la entrada de Petronila y la vuelva de Paco Orta. Basta un detalle que no tuvieron problema en subrayar públicamente los dos: se van a ahorrar siete millones de euros en gasto corriente. Eso es lo que se dice dar un guantazo sin manos».






2) Muy curioso: los sindicatos también agradecen el «nuevo talante» de los responsables de la Diputación. Tanto Comisiones Obreras como la UGT. Como para no sacar unas cuantas conclusiones.





3) El consejero de Turismo, Comercio y Deportes, Sergio Moreno, inaugura una piscina en Valverde que no abrirá sus puertas hasta dentro de unos cuantos meses. ¡Y nadie dice ni mu!







Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 9 de diciembre de 2007

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 comentarios:

Blogger manolocayuela ha dicho...

Hola a todos:

En relación al tema de la piscina, con el post de hoy en el blog es la segunda vez que lo comento. Además lo comenté en el programa de radio de Juan Duque. Sería más correcto decir "casi nadie".

Un fuerte abrazo para Manolo y un saludo a todos los lectores.

10 diciembre, 2007 13:59  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

Evidentemente me refería a los partidos de la oposición, no a los bloggers. A sólo unos meses de las elecciones autonómicas, actúan como los malos porteros que ni se estiran para tratar de evitar otro gol por la escuadra. Un saludo.

10 diciembre, 2007 14:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal