18 noviembre 2007

LA SENDA QUE TRAZA LA HORMIGA

El Rompecabezas Onubense
Las Piezas del Puzzle
LA SENDA QUE TRAZA LA HORMIGA



Como la hormiguita de los cuentos, tenaz y calladamente, hay un político que se está aprovisionando a conciencia en el plano orgánico para afrontar el duro invierno que se aproxima lento pero inclemente, con ánimo de helar el corazón de la cigarra. Nos referimos a José Juan Díaz Trillo, el aún secretario general del PSOE capitalino (al que tal vez se le recuerde dentro de algunas décadas por ser el derrotado electoral por antonomasia de la provincia durante el último salto de siglo), quien lleva varios meses sin cantar —cual monje cartujo; tan sólo le falta la capucha— porque sabe perfectamente la que se avecina y no quiere que le terminen silbando la melodía del baile de San Vito.
Hace ya algún tiempo revelábamos aquí mismo que Pepe Juan se pudo haber ido a la Fundación Cajasol, donde le abrieron de par en par las puertas. Pero, en su otoñada política, el viejo profesor poeta ha preferido acarrear incesantemente arena y trozos de ramitas de aquí y de allá para tratar de abrirse un hueco en el hormiguero del Parlamento andaluz, donde Barrero está encantado de que se entierre para los restos aunque haya que sacar la navaja, por el oberbooking de hombres dispuestos a ir en los números dos, cuatro y seis de la candidatura (repasemos otra vez el listado de aspirantes: Isaías Pérez Saldaña, Mario Jiménez, José Oria y el citado Díaz Trillo; y dense cuenta de que no estoy incluyendo al resto de los que se autopostulan para ser diputados regionales...).
La ventaja con la que parte Pepe Juan es que el Partido Socialista nunca tuvo en Huelva tanta cigarra desahogada y cantarina y tan poquitas hormigas estajanovistas, dispuestas a hundir sus patas en el fango si hace falta. Y al final, termina pasando lo que tiene que pasar, porque los huecos en política no existen: cada vacío se va rellenando, y las instituciones se redecoran al gusto de quien no descansa para marcar la tendencia que le permita mantenerse en el machito. Y resulta que, por ejemplo, un tipo como Alejandro Márquez, que se suponía que había sido confinado de la política institucional por la presunta portavoz municipal del PSOE, Manuela Parralo, anda ahora partiendo el bacalao justamente en esa Diputación Provincial en la que tan a gusto se sentía la esposa de Álvarez Checa y de la cual la sacaron de mala manera nada más cerrarse las urnas el 27-M.
Tenaz y calladamente, Díaz Trillo también está trabajando en comanditas con la delegada provincial de Innovación, Ciencia y Empresa, María José Rodríguez, para que se ponga al frente de alguna de las direcciones generales que la Junta le debe a Huelva. Y como mantiene a May Benabat en la ejecutiva municipal, el único flanco que le quedaría ya por cubrir no sería otro que el que dejaría la propia María José en la Delegación del Gobierno andaluz, y hasta para eso ya ha maniobrado nuestra fabulosa hormiga, que quiere que mi compatriota Pepe Fiscal recupere el protagonismo perdido en la Subdelegación del Gobierno sustituyendo por ejemplo en unos meses a Isabel Rodríguez como delegada de Medio Ambiente. ¿Comprendes ahora, cigarra, por qué Díaz Trillo no quiere bailar contigo?



Difícil de Encajar
FUERA DE LUGAR


Ha planteado esta semana Mario Jiménez, el secretario de Organización del PSOE, que está absolutamente fuera de lugar que Isaías Pérez Saldaña le comentara en una entrevista a Ernesto Seijas que su ilusión es seguir otros cuatro años más en el Parlamento andaluz. Y es que, según el dirigente socialista moguereño, el único que tendría garantizado hoy día cuatro años más en una cámara legislativa sería Javier Barrero, por la tradición de que el secretario general del PSOE vaya encabezando la candidatura al Congreso de los Diputados en Huelva, algo que desde luego no ocurre en otras provincias andaluzas, como sabe Mario mejor que nadie. Manda callar por tanto el número dos del socialismo onubense reduciendo al consejero de Agricultura a la condición de mero militante, mientras en paralelo el resto de miembros del Consejo de Gobierno andaluz va decidiendo motu proprio si van en la lista al Parlamento o si se marchan a Madrid a gobernar con Rodríguez Zapatero sin que nadie se atreva a cuestionar su legitimidad activa para tomar este tipo de decisiones, pendientes por supuesto de ratificación trampeada por las bases. Ahí está por ejemplo Vallejo, del que El País dice que no se va del Parlamento porque no le da la real gana. ¿Será reconvenido por Luis Pizarro? ¿Qué o quién está verdaderamente fuera de lugar?



LA APUESTA Y LAS DUDAS


La pinta que tiene a día de hoy el affaire Isaías es de que, salvo que Chaves se ponga muy pero que muy farruco ante la dirección provincial del PSOE, el antiguo alcalde de Ayamonte terminará en el Senado, el único sitio donde queda un hueco abierto (el que dejó libre José Antonio Marín Rite al irse al Puerto y que, en su ausencia, ha estado ocupando el alcalde de San Juan, Paco Orta). La foto de este pasado viernes de Barrero con Mario, Pepe Juan, Cejudo, Cinta Castillo y Antonia Moro no puede ser más reveladora de la piña que el aparato onubense ha armado para que no les vuelva a pasar lo que en 2004, cuando el pacto de caballeros entre los dos ex contendientes por la secretaría general se aprovechó para un nuevo y soberano desplante del presidente de la Junta en favor del hasta entonces responsable de la Consejería de Asuntos Sociales. Dicho esto, es evidente —porque lo ha manifestado él mismo, sin que nadie la pusiera una pistola en el pecho para ello— que la Cámara Alta no es la salida soñada por Pérez Saldaña, y quién sabe si no nos lo vemos regresando a su casa ayamontina antes de tiempo para reflexionar sobre el sentido de la vida y asomarse de vez en cuando por algunos pueblos, para sondear los ambientes y recordar viejos tiempos. Son las cosas que tienen las cesantías del impulso democrático, ¿verdad?


Piezas Perdidas


1) ¿Alguien se acuerda de aquella investigación interna que ordenó Carlos Sánchez en la Mancomunidad de Aguas del Condado para depurar responsabilidades, por el suministro de agua «no apta», según el SAS, a los pueblos de la comarca? ¿No ha pasado ya el mes de tregua que pidió el alcalde de Bollullos para poner pie en pared? ¿Dónde está ese informe definitivo?

2) Oído en IU: «Valderas se presentará por Sevilla, aunque últimamente haya suavizado mucho su discurso. Va a ser decisivo aunque nadie hable de él el número dos del Ayuntamiento de la capital, Rodrigo Torrijos, que está con Diego. En Huelva será cabeza de lista Pedro Jiménez: le viene bien para consolidarse como coordinador provincial y como candidato para 2011 en la capital».
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 18 de noviembre de 2007

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal