25 octubre 2007

Excusas imperdonables

Las primeras declaraciones del presidente del Patronato de Turismo de Huelva, José Prieto, once días después de que este diario denunciara que se ha construido una piscina e instalado una casita prefabricada sobre terrenos rústicos y protegidos de Cartaya, invitan al bochorno o a la carcajada, pero en ningún caso a la conmiseración. Ante la pregunta que sobre el particular le formulaba hace apenas 48 horas un periodista de esta casa (aprovechando la rueda de prensa de presentación del concurso nacional de fotografía ‘Huelva la luz’), el también portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Lepe resolvía: «Ése es un tema que se sale del ámbito turístico y que es personal, por lo que debería valorarse en otro sitio». Y punto pelota, o a otra cosa, mariposa; como ustedes gusten. A lo mejor la próxima vez que toque haya que preguntarle al amigo Prieto si, como máximo responsable del Patronato Provincial, estaría de acuerdo con que cada ciudadano onubense o de allende las fronteras, por qué no; apliquemos el imperativo categórico kantiano— se comprara en las inmediaciones de la playa que más le guste «un duro de bosque», como diría el activo ecologista Juan Romero, para instalarse allí en una segunda residencia de saldo durante los meses de verano o en cada fiesta de guardar. ¿Está en condiciones de opinar el máximo responsable turístico de la Diputación de Huelva sobre si le parecería bueno, malo, regular o tal vez fantástico para la imagen y la industria turística de la provincia la proliferación de chiringuitos como el que él personalmente se ha montado? ¿De verdad se cree que puede mantener que «éste es un tema que se sale del ámbito turístico»? De momento, parece que el único que no tendrá más castañas que dar la cara en su pleno municipal es el alcalde cartayero Juan Antonio Millán, que hasta ahora también se ha mostrado parco en palabras pero que es el mismo responsable público que, para dar ese salto cualitativo que viene reclamando precisamente Pepe Prieto desde que accediera al cargo (y contribuir así solidariamente a la consecución de las 30.000 plazas hoteleras del libro blanco que pactó Cejudo con los agentes sociales), hizo mutis por el foro cuando la Guardia Civil echó con cajas destempladas a los últimos residentes del camping Catapum, quienes desde luego estarán observando con impávida sorna este affaire que, de paso, sirve para ridiculizar el modelo de desarrollo sostenible defendido por el PSOE a nivel de todo el Estado... «Es un tema personal», esgrime el presidente del Patronato a modo de excusa... Si ya lo sabemos, buen hombre. ¡Si hete ahí precisamente el problema!


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 25 de octubre de 2007

Etiquetas: , ,

4 comentarios:

Blogger SOLEDAD FLAUBERT ha dicho...

Te sigo y te he linkeado
Sigue siendo así de claro!!!!!

25 octubre, 2007 18:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si los socialistas de Huelva tuvieran un poco de dignidad...pero ni la tienen ni tampoco a qué dedicarse fuera de la política...Pepe Prieto debería mirar a Valencia y a Joan Ignasi Pla

28 octubre, 2007 11:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me he preguntado varias veces porqué el PP de Lepe no ha arremetido conmas fuerza contra Pepe Prieto por este tema y...me direon la respuesta:" Mientras el líder del PSOE en Lepe sea él, aquí no hay quién nos mueva del gobierno..."

28 octubre, 2007 11:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El chalecito del tal Sr Prieto, si está donde no debe, debe ser derribado, sencillamente. La oposición se debe de encargar de llevar el tema adelante. Los juzgados están para algo, segun parece ultimamente.

18 diciembre, 2007 18:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal