23 octubre 2007

Políticos y peleteros

En la entrevista al verde Francisco Garrido que publicamos en la sección andaluza de este diario el pasado sábado, el diputado nacional saliente negaba tajantemente que se hubieran cebado con los ayuntamientos andaluces del PP para beneficiar al PSOE en la antesala de las últimas elecciones municipales. Sólo admitía como hecho excepcional el caso onubense, aunque la explicación argüida tenía las patitas muy cortas. Dice Paco Garrido que «a lo mejor en la provincia de Huelva sí ha habido un mayor número de denuncias contra el Partido Popular porque allí tenía una presencia muy fuerte». Pero ese razonamiento puede valer para los que vivan en cualquiera de las otras siete provincias que componen la realidad nacional andaluza. A los onubenses no se nos puede hablar de ningún monopolio popular consolidado. Ni siquiera en el área metropolitana, donde de hecho el PP no ha tenido los arrestos suficientes para armar una estructura administrativa mínima que mancomunara a los municipios integrados en esa zona de influencia capital, en su acepción doble. Raro, sin embargo, es el pueblo con alcalde de derechas cuyo modelo de crecimiento inmobiliario no fuera puesto en cuestión entre finales de 2006 y primeros de año por parte de Los Verdes, tirando de dossieres que muy difícilmente puede armar un partido político con unas estructuras tan endebles. «Hemos dejado siempre claro que el principal responsable de lo que ocurría urbanísticamente en Andalucía es el PSOE, porque la Junta tiene esa encomienda», apunta también Garrido. Y eso ¿se le ha comunicado a la ciudadanía onubense? ¿Alguien recuerda a don José Luis López Peña apuntando con el ladrillo a la cabeza del delegado del Gobierno andaluz, Justo Mañas? Leo en un cometario del blog de Juan García una fábula de Fedro... El lobo y el cordero, sedientos, llegaron al mismo arroyo. El lobo estaba aguas arriba, más abajo el cordero. El lobo, movido por su voracidad desenfrenada, buscó un pretexto para discutir. «¿Por qué enturbias el agua que bebo?». El cordero, atemorizado, dijo: «Perdona, lobo, pero ¿cómo puedo hacerte eso, si el agua que yo bebo me llega desde tu sitio?». Entonces, desmentido por la evidencia, atacó: «Hace seis meses hablaste mal de mí». Y el cordero contestó: «¡Pero si entonces aún no había nacido!». «Además, tu padre, por Hércules, habló mal de mí». Y diciendo esto lo agarró y, contra todo derecho, lo descuartizó... Aceptaré que aquí ha sido al lobo al que han intentado sacarle la piel a tiras. Pero admitan que hay que ser borregos para querer hacer peletería electoral con viejos zorros...



Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 23 de octubre de 2007

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo, que poca memoria tienes. Hasta hace poco gobernaba el PP por amplia mayoría en el área metropolitana (Huelva, Gibraleón, Aljaraque, Punta Umbría, etc.) sucede que al perder las elecciones en muchos de esos pueblos, la capital ha quedado hoy día aislada. A lo mejor las denuncias se referían a cuando gobernaba el PP (por ejemplo, denuncias contra Rodri, contra Juan Manuel Orta y CAsto Pino, contra José CArlos Hernández Cansino, contra Carmelo Romero, contra José Luis Rodríguez, etc., todos ellos dle PP) ¿te parece poco?

23 octubre, 2007 19:44  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

La tuya es selectiva, amigo. ¿Hablamos de la provincia en su conjunto? ¿Cuántos de los 79 municipios que la integran tienen alcalde del PSOE, en este mandato y en el anterior? ¿Cuántos han sido denunciados por Los Verdes? Cuatro años solamente ha estado el PP al frente del Ayuntamiento de Punta Umbría y ¿pretendes que admita que es que ahí había monopolio del PP? Por cierto: la denuncia contra Hernández Cansino se archivó. Y así unas cuantas más. ¿A qué jugamos, anónimo? ¿A lo que tú te quieras acordar?

23 octubre, 2007 19:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal