21 octubre 2007

LO QUE CUENTAN, CUENTA Y NO CUENTAN

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
Las Piezas del Puzzle
LO QUE CUENTAN, CUENTA Y NO CUENTAN



Cuentan, los que en octubre siguieron muy de cerca el desarrollo del juicio penal contra Pepe Cejudo por presunto acoso laboral al arquitecto Francisco Muñoz, que la sentencia favorable a la figura del ex presidente de la Diputación se comenzó a barruntar en la última sesión de la vista oral, cuando las partes y la Fiscalía hicieron públicas sus conclusiones finales.
Cuentan el revelador detalle de que la juez encargada del caso, Adulfa Medina, escuchó con atención y paciencia a todos los abogados que intervinieron a la finalización del proceso, pero que básicamente tomó notas cuando expuso sus argumentos Gerardo Viada, el letrado encargado de la defensa del alcalde socialista de Valverde, en lo que los entendidos en la materia vieron una evidencia de que la magistrada ya tenía bastante claro cuál iba a ser el sentido de su fallo y que no quería que se le fueran a quedar por un despiste un par de buenos argumentos jurídicos en el tintero.
Cuentan más cosas. Por ejemplo, que el papel jugado por el Ministerio Público en este procedimiento es el que ha eximido a Muñoz del pago de las costas procesales, que a buen seguro habría tenido que costear si, en su momento, el fiscal se hubiera lavado las manos y hubiera dejado solo a este funcionario que acusaba indubitadamente a Cejudo del tratamiento psiquiátrico al que tuvo que estar sometido. En cualquier caso, ante la certeza clínica y laboral de que este trabajador había estado durante años medicado y de baja por depresión, ¿en qué cabeza humana entra que la Fiscalía se pudiera desentender a las primeras de cambio del asunto?
También cuentan, sin embargo, que sale muy mal parado de este envite Jesús Jiménez Soria, a la sazón fiscal jefe de la Audiencia Provincial, quien apostó doble o nada solicitando prácticamente en el tiempo de descuento un año de inhabilitación extra para Cejudo. Queda reducido, por tanto, al mero capítulo de la habladuría ese alarmismo socialista que hubo en estas últimas semanas por el plus de autoridad que revestiría el criterio de Jiménez Soria, como si no estuviera claro que aquí la que se terminaba jugando su prestigio jurídico no era otra que doña Adulfa, quien se habrá cuidado de andar con pies de plomo a la hora de redactar los fundamentos de derecho de una resolución que, como poco, será mirada con lupa en segunda instancia.
Se están contando muchas cosas, aunque lo único que cuente en un caso como éste sea que la carrera de Cejudo sigue su curso. Sin ir más lejos, algunos —los que siempre han dicho que había una mano que mecía la cuna, que la derechona era la que quería quitárselo de en medio— mantienen ahora que el gran derrotado es el PP, aunque ésas sí que son ganas de enredar y de sacar tajada política de este asunto.
Si algo singulariza este juicio es que ha estado marcado a fuego, desde el principio hasta el final, por la personalidad del denunciante, que algunos testimonios han demostrado que es poco menos que indomeñable. El PP, si acaso, se habrá puesto detrás de este hombre, pero desde luego nadie le ha marcado el camino que ha recorrido. Aparte de que los más fastidiados por que Cejudo siga en activo están en el PSOE, aunque no lo cuenten.


Difícil de Encajar
FUTURO DESPEJADO

Con Cejudo limpio de polvo y paja, su nombre va a empezar a figurar por derecho en todas las quinielas para las candidaturas socialistas al Congreso y al Parlamento andaluz. Hasta ahora la gente lo veía pidiéndole el testigo a José Antonio Marín Rite en el Puerto, pero entre que ese cargo le va como anillo al dedo a dirigentes con la experiencia del antiguo alcalde y presidente de Cámara autonómica y que tampoco es muy partidaria de ningún cambio en ese puesto la consejera de Obras Públicas, Concha Gutiérrez, uno puede concluir que hay que empezar a mirar a otros sitios. El alcalde de Valverde nunca ocultó que le pica el gusanillo de la política nacional, donde José Oria ha estado ocupando estos últimos años el sillón que en 2004 le quitaron de mala manera a Carlos Navarrete, un lugar privilegiado desde donde poder luchar a brazo partido, por ejemplo, para que el desdoble de la carretera nacional 435 sea algo más que una pancarta contra el PP de Aznar. La lógica dicta que el número tres de la candidatura al Congreso de los Diputados sea su próximo destino, con visita semanal a Valverde para poner en orden el Ayuntamiento y a Huelva para no perder el calor de la mesa camilla. La Junta puede esperar a que Manuel Chaves e Isaías Pérez Saldaña se renueven.

DEBATE EMBRIONARIO

Me preguntan por las listas del PP, y tengo que responder (en plan borde) si no está bastante claro que hasta enero no va a haber debate en Huelva que valga. Como viene siendo la tónica habitual desde que Pedro Rodríguez ejerce de tótem del centro derecha onubense, aquí las cosas se harán a última hora durante una reunión vespertina en la Plaza del Punto donde alguien lea los nombres consensuados por Javier Arenas y el alcalde y presidente provincial de los populares. Como en las buenas películas de suspense, la intriga está garantizada hasta ultimísima hora. En estas elecciones además las listas cremallera son ya de obligado cumplimiento, así que cada día son más los que tienen comprado el boleto para ver si se garantizan plaza en alguno de los parlamentos por rellenar. La otra variante a tener muy en cuenta es que un político tan avezado como el candidato a la Presidencia de la Junta por el PP no va a cometer el error de armar un grupo parlamentario que se la pueda acabar armando a él mismo si Chaves vuelve a alzarse con la mayoría absoluta. Ahí es donde líderes históricos como Matías Conde pueden llegar a mantenerse en el puesto, aunque la promesa de Arenas de cambio tendrá que vislumbrarse también en lo que respecta a la cuota masculina; necesariamente.


Piezas Perdidas

1) Oído en el PSOE de Huelva a cuenta de la precipitada caída en desgracia y consiguiente dimisión del líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla: «Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, por las tuyas a remojar…».

2) Del blog: «Le invito a que haga un esfuerzo recopilatorio de las fotografías de las comparecencias públicas del señor Oria en época estival de los últimos cuatro años, y comprobará que en el 90 por ciento de ellas luce un polo Lacoste... Eso sí, con colores distintos».
3) ¿Qué empresario se casaba hace un par de semanas en segundas nupcias, con celebración por todo lo alto en un prestigiosísimo hotel de la capital andaluza?
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 21 de octubre de 2007

Etiquetas: , , , , , , ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Vaya, parece que al Sr. Becerro le escuece que la justicia haya absuelto al Sr. Cejudo quien había sido injustamente acusado por supuestos delitos que ni siquiera existían. Y encima por si fuera poco, todavía el Sr. Becerro se permite insinuar dudas sobre la imparcialidad de la Jueza ¡vivir para ver!. Yo creo que al Sr. Becerro le ha sucedido lo que a Hamilton: Hamiltón se regodeaba viéndose campeón del mundo de F-1 (y Becerro creyendo condenado al Sr. Cejudo) hasta que Fernándo Alonso (Cejudo) le ha pasado por la izquierda y Hamilton (Becerro)que ni siquiera lo había visto por el retrovisor se ha cogido tal cabreo que se ha salido de la pista (la pataleta que muestra en el despropósito de este artículo).

22 octubre, 2007 13:47  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

Alucino, vecino. ¿Cómo me va a escocer la absolución de Cejudo? ¿Dónde insinúo yo que la juez puede no haber sido imparcial? Hay gente que puede atestiguar que he apostado desde el primer momento por que Cejudo quedaría libre, aun cuando lo tenía complicado. Y de que me alegro de todo corazón de que la Justicia haya dictaminado la absolución de mi alcalde. Hay que ser ciertamente mezquino para mantener lo contrario. Ahí se justifican algunos anonimatos.

22 octubre, 2007 14:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A quien le va a escocer es al Sr. Rodríguez Nonaire, pobre, ya no será alcalde, vaya por dios, su gozo en un pozo.

22 octubre, 2007 19:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

En el partido Popular de Huelva hay una calma tensa, de crisis asumida y de espera a dos momentos cruciales: las listas para las elecciones de Marzo, y el resultado de las mismas. Si pasa lo que todo el mundo piensa, puede ocurrir cualquier cosa...Incluso hay algunos dirigentes que expresan a boca llena que quizás un resultado malo ahora, que justifique un cambio radical en la dirección del partido, empezando por su presidente provincial y regional, sea la solución para una renovación que a medio plazo si llevará a los objetivos electorales en la provincia, en Andalucía y ayudar y no perjudicar a ganar las eleccines a nivel nacional. Perico, aunque solo sea por motivos de edad, tiene que pasar. En los partidos las personas pasan las siglas no. Esperemos que cuando pase quede todavía gente queriendo defender esas siglas...

02 noviembre, 2007 21:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal