01 noviembre 2007

Bienaventurados los malos políticos

Dicen en el PP de Lepe, que cada día es más el PP de Huelva, o viceversa, que no se han lanzado al cuello del presidente del Patronato Provincial de Turismo, Pepe Prieto (después de haber salido a la opinión pública ese «tema de ámbito personal» de que se ha construido una piscina e instalado una casita prefabricada en medio de los campos de Cartaya), porque políticamente les interesa demasiado que este hombre siga ejerciendo de referente socialista en el Ayuntamiento que gobierna el alcalde y próximo parlamentario andaluz Manuel Andrés González (Arenas y Rodri le han garantizado ya uno de los puestos de salida, el número tres para ser más exactos; pero de esto me comprometo desde ya a hablarles este domingo con todo lujo de detalles, incluidos algunos directamente espeluznantes...). «Cuanto más tiempo esté él al frente del PSOE, mejor para nosotros», apuntan convencidísimos los perdonavidas del PP. Por ello, dio exactamente lo mismo que el regidor cartayero, Juan Antonio Millán, confirmara el pasado lunes ante el pleno que ya ha puesto este asunto en manos de la Subdelegación del Gobierno y de la Delegación del Gobierno andaluz para que, con todos sus medios técnicos y humanos, «actúen en consecuencia» contra el compañero Prieto; en el PP de Lepe, o en su sinónimo onubense, nadie ha salido a exigirle ni a Petronila Guerrero ni a Javier Barrero (tanto monta, monta tanto) que empleen la guillotina a nivel institucional u orgánico para que ruede la cabeza de este subordinado lepero, ante la evidencia de que ni dimite ni puede excusar públicamente su comportamiento. De esta forma tan singular, se desvela el verdadero y sorprendente código de conducta que guía a nuestra querida y relumbrante clase política, que es el que dictamina que la exigencia de responsabilidades al oponente, ya sea por cuestiones referidas estrictamente a su gestión pública o de ámbito puramente privado (siempre confluyente; y ya se sabe: si no sabes torear / pa qué te metes), puede llegar a quedar desvinculado en su totalidad de la gravedad de los hechos que se diriman en cuestión, al condicionarse todo al siempre voluble criterio de la ventaja electoral. En definitiva, que si no supones una amenaza para los de la acera de enfrente, enhorabuena porque te puedes seguir zambullendo felizmente en tu piscina ilegal y cobrando a fin de mes un dignísimo sueldo con cargo al erario público. Pero si resultas dañino para los intereses del contrario, si realmente «Lepe te necesita», santíguate, porque te terminarán cayendo querellas hasta por estornudar. Nada mejor que ser políticamente un cero a la izquierda.


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 1 de noviembre de 2007

Etiquetas: , , , ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Creo que este artículo es una solemne tontería. Si el PP de Lepe no se echa al cuello del Sr. Prieto es porque no pueden no porque no quieren, o si se prefiere: porque no hay motivos para ello. Habría que ser un poco más riguroso en los artículos y escribir sobre hechos debidamente confirmados y contrastados, y no sobre rumores, opiniones y dimes y diretes.

02 noviembre, 2007 09:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La realidad es que Manuel Andrés no hace nada porque su compromiso con la legalidad y con Lepe está en un nivel menor al de sus ambiciones personales. Manuel Andrés quiere ir al Parlamento Andaluz y por eso ahora le importa menos la defensa de la Ley y de los intereses de los leperos cuando ello le puede suponer algún sacrificio personal. Él está en Lepe de paso y lo que le importa es usar rápidamente el cargo como trampolín para ascender en política, y luego que venga lo que sea pero a él que le quiten lo bailado. El Manuel Andrés de este segundo mandato no tiene nada pero que nada que ver con el joven con ilusiones que llegó a la alcaldía hace 5 años, se han creado demasiados intereses alrededor suya y sobre todo alrededeor de su mano derecha el intermediario inmobiliario Jesús Toronjo, y eso les ha hecho cambiar mucho, muchísimo.

02 noviembre, 2007 10:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Manuel Andrés es probablemente el político mas sencillo de Huelva...creo que os equivocáis con lo de ambicioso...y es listo, muy listo...tiene a Jesús Toronjo en el sitio que quiere...lejos de Lepe, pero bien situado en el partido...le hace el trabajo sucio y además su futuro sigue dependiendo de él...listo, muy listo...

02 noviembre, 2007 20:47  
Blogger zalacain ha dicho...

Lo del PP con el caso de la casa y piscina de Prieto en el campo de Cartaya es de vergüenza. El otro día vi el pleno del Ayuntamiento de Cartaya del lunes 29 de noviembre por la tele. Los del PP hicieron un ridículo espantoso, pero al menos de quejaron de que ses señor contruya donde la dé la gana. Pero es que el alcalde de Lepe ni siquiera ha dicho esta boca es mía. Por cierto, que flojitos estuvieron en ese pleno los del PA y qé bien el concejal no adscrito Juan Polo y el de IU, Miguel Angel Gea. ¿Es que en el PP y el el PA les dan mido los Prieto, Millán y otras hiervas por el estilo?

03 noviembre, 2007 18:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal