06 noviembre 2007

Reacciones

Un internauta me ha dejado este apunte en el blog, para someter a contradicción algunas referencias del controvertido Rompecabezas del pasado domingo: «Ni Pilar Miranda ni ningún concejal de la capital va a ir en puesto de salida en las listas de marzo. A Perico no le gustan los políticos. Si no, que se le pregunten a Paco Nieves, Wenceslao Font, Jaime y Curro Pérez o José Luis Barragán (qué diputado ha perdido el PP). Y un concejal parlamentario no trabajaría para él como él quiere, y además se convertiría en político. Y Perico no lucha por los suyos... sólo por él (recuerden las listas del 2004, cuando dejó fuera al entonces presidente provincial con plante inclusive de su ¿fiel? escudero Curro). Si él es el número uno, lo demás no importa. Salvo, eso sí, que a la dirección regional se le ocurriera poner a un Hernández Cansino o un Juan José Volante. Eso sería otra historia. Y Carolina González Vigo ni le hace sombra ni su inclusión le da más capacidad de influencia a nadie de aquí; fue la sucesora de Beatriz Martín Ovando como portavoz de Medio Ambiente pero... lo dicho». Vayamos por partes. Para Pedro Rodríguez, Pilar Miranda no es cualquier concejal. Ni ella representa tampoco políticamente lo que otros miembros del equipo de gobierno. ¿Que si la nombran parlamentaria se le van a afilar los colmillos? Bueno, eso —para empezar— está por ver, aparte de que su lealtad al alcalde y todavía presidente provincial del PP es a prueba de bombas. Hacer la equivalencia con Paco Nieves suena verdaderamente a chiste, pero lo someto a la consideración del lector. Puede sin embargo que, en efecto, la única decisión sevillana capaz de conmover a Rodri fuera la recuperación para la primera línea del ex alcalde de Punta Umbría Hernández Cansino (algo así como el Luke Skywalker del PP onubense, cuyo enemigo se atribuyó su paternidad política antes de rebanarle la mano y dejarlo hundirse en el espacio exterior; un día prometo contarles la trama de La Guerra de las Galaxias del centro derecha), pero convendrán conmigo que estamos hablando de imponderables —me refiero a la posibilidad de que José Carlos se siente en el Parlamento junto al número uno, por supuesto—. Por último, sobre las capacidades de González Vigo, permítanme aclarar que el debate sobre la cunera no se está planteando en demérito de las capacidades de la parlamentaria popular granadina, sino en defensa de las potencialidades de las militantes y simpatizantes del PP de Huelva, ninguneadas históricamente por las direcciones provincial y regional del partido. Aparte, Arenas me da su palabra de que ni ha hablado ni le ha insinuado a Perico absolutamente nada al respecto; y de que, por lo tanto, todos los demás mienten.


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 6 de noviembre de 2007

Etiquetas: , , ,

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo detecto que hay mucho gente nerviosa con las cosas que publicas...¡ten caridad,hombre!. Ya comenté en este Blog que los ánimos en el partido están en calma tensa y se dispararán con las listas, pero con estos artículos se va a adelantar la cosa. Lo dicho, caridad, Manolo, Caridad.

06 noviembre, 2007 13:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Ja, ja, ja, ¡que bueno! Hernández Cansino, que risa, pero si es un cadáver político, pero si ya no interesa a nadie, PERO SI NI SIQUIERA ES CONCEJAL. La realidad es que el futuro del PP de Huelva se va a jugar en las elecciones generales y en las autonómicas del año que viene, o mejor, después de estas elecciones, cuando tras perderlas, Rajoy y Arenas se tengan que enfrentar a los renovadores ¿O de verdad se creen que Rodrigo Rato ha venido a España porque sentía añoranza de su familia? Estamos ante la preparación de una operación política de renovación interna en el PP de verdadero calado y dirigida desde el mismo Madrid en la que con casi total seguridad quedarán aparcados Rajoy, Aceves, Zaplana, Arenas, etc., y también los barones provinciales que dependen de ellos, como por ejemplo Perico Rodri por ser un hombre de Arenas. La palabra que mejor resume lo que con casi total seguridad va a pasar en el PP es RENOVACIÓN (¿pero ya no se acuerdan de la que tuvo que pasar el PSOE?), porque se va a poner punto final a la etapa Aznarista y se iniciará un nuevo ciclo en el que el PP tirará e intentará convencer a personajes con verdadero poder y capacidad política, de gente que incluso hoy día está fuera del PP (otra cosa es que acepten). ¿Se acuerdan de Amalia, y de Pime, y de Tartessos? Pues no se olviden de estos nombres porque sonarán a finales del año que viene.

06 noviembre, 2007 17:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Seria genial que al PP de Huelva volvieran gente como Paco Nieves, Ana Báñez, Jesús García, Esperanza Ruiz, Pepa Rodríguez, Adela Romero, Juan María Domínguez, el antiguo alcalde de Villablanca... Y se fortalecieran a gente como Carmelo Romero, ademas de mantener a los alcaldes de La Palma, Lepe y de Moguer y se incluyera gente nueva, buena de verdad. Sería un PP fuerte y con posibilidades reales. Tal y como está ahora es una ruina con un futuro muy negro.

07 noviembre, 2007 12:08  
Anonymous Atensio ha dicho...

Totalmente de acuerdo con el anónimo que escribe en segundo lugar en que tras las elecciones se va a producir una gran crisis en el PP a nivel nacional que va a remover todas las filas también a nivel regional e incluso provincial. Rajoy se irá, y Rato peleará, igual que Gallardón y Aguirre. Aunque creo que Arenas no desaparecerá con el equipo de Rajoy. Es perro viejo y tratará de colarse de nuevo en Madrid por donde pueda.

Por supuesto, la marcha de Arenas a la capital removerá las arenas en Andalucía y habrá una gran lucha de titanes para volver a quedarse donde siempre, porque el régimen del PSOE en esta tierra no se rompe ni con un terremoto. Eso sí, el PP-A quedará totalmente dividido por los aguiluchos del poder personal en la política entre los que se encuentra seguro Perico, que intentará ver colmadas sus ansias de poder y su vanidad de enfrentarse a toda una Andalucía entera, con su don de gentes y su populismo por bandera.

Pero lo que dudo mucho que ocurra, es que de verdad se rescaten cadáveres políticos de aquéllos que por una o por otra razón un día dieron la espalda a su partido y a sus siglas. Eso es algo que difícilmente se perdona y se olvida en el mundo político, en el que tanto se valora la fidelidad y tan importante es la confianza.

07 noviembre, 2007 22:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pero qué poca idea de política tienes, tío, una vez producida la renovación en Madrid, a nivel regional el PP rescatará a quien le haga falta para frenar a los purgados, al mismo diablo si es necesario. Lo que no van a permitir los "nuevos" bajo ningún concepto es que los "viejos" conserven ni una mijita de poder (es decir, los hombres de Aznar y Rajoy, y en Andalucía, los de Arenas) porque esos son sus verdaderos enemigos políticos, los que ya una vez impidieron la renovación eligiendo de forma impresentable "a dedo" al Señorito Rajoy como candidato para unas elecciones que perdió lastimosamente, tan lastimosamente como las dos elecciones autonómicas que lleva perdidas Arenas. Y para que veas como funcionan las cosas te pongo el ejemplo de la renovación del PSOE: de los antiguos sociatas (los de Felipe) sólo han sobrevivido en política los que han ganado sus correspondientes elecciones regionales conservando poder, y eso es lo que va a necesitar Arenas para seguir vivo, ganar las autonómicas en Andalucía, cosa que actualmente y a tenor de lo que dicen las encuestas no se cree ni él mismo y por eso está desesperado intentando colocar a su gente como sea en las listas electorales aunque sea como "cuneros", como quiere hacer aquí en nuestra provincia poniendo al PP de Huelva al nivel de un cortijito gobernado por un capataz sumiso (Perico Rodri) que boina en mano espera las ordenes de su señorito.

08 noviembre, 2007 20:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Llamar cadaver político a Paco Nieves con la influencia política que aún conserva lo único que demuestra es que quien lo dice es un tonto o un ignorante.

08 noviembre, 2007 20:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El futuro del Partido Popular en Huelva debe pasar por una renovación total, apoyándose en gente joven y que ha demostrado además que tienen personalidad política, la cual, se traduce en votos. Manuel Andrés González, Juan José Volante, José Carlos Hernández, Carmelo Romero, David Toscano o Juan Carlos Lagares, han demostrado que, con una fidelidad contrastada a las siglas, han sido capaces de mejorar el resultado electoral del partido en sus respectivos pueblos. El PP con ellos encabezando las listas, han sacado mas votos en las elecciones municipales que en generales y autonómicas.Y no estamos hablando de municipios menores.

Pedro Rodríguez, que nunca ha sido hombre de partido, no puede ser el futuro del PP de Huelva, entre otras cosas, por cuestiones de edad. Su tiempo político acabó con esta legislatura. Homenaje por los servicios prestados pero hay que mirar al futuro.

09 noviembre, 2007 10:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal