29 noviembre 2007

Detalles de una ilusión

Justo a la mañana siguiente de que Ernesto Seijas entrevistara en Sevilla a Isaías Pérez Saldaña y de que éste le confesara que tiene la ilusión de mantenerse otros cuatro años en el Parlamento andaluz («lo dicho, dicho está»), tuve también la oportunidad de hacerle una serie de preguntas en su despacho al consejero de Agricultura y Pesca de la Junta. Que si la preocupación de los ganaderos por el desastre de la lengua azul, que si el trágico hundimiento del pesquero Pepita Aurora, que si la inquietante reforma europea de la remolacha, que si el despiporre de las ayudas de la UE al campo andaluz, que si había algo, mucho o nada de verdad en ese rumor de que le había hecho alguna propuesta en firme a Paulino Plata para reintegrarse como alto cargo del Gobierno autonómico... y, como no sabía si Seijas se habría interesado 24 horas antes por el futuro político más inmediato del antiguo alcalde de Ayamonte, también le pedí que me dijera dónde se veía a partir de marzo. Evidentemente, la respuesta que me ofreció Isaías aquella mañana de martes en nada podía distar de la que le había dado a Ernesto el lunes anterior, que es esencialmente la que debe de seguir manteniendo a día de hoy ante cualquiera que le interpele, aunque sea volviéndose a remitir a lo publicado en EL MUNDO Huelva Noticias. Pero conmigo fue un pelín más explícito Pérez Saldaña, profundizó un poco más tanto en el perfil como en el sentido último de sus ilusiones políticas. En primer lugar, me confesó ante la grabadora —no desvelo nada off the record— que tiene la sensación de que aún le queda trabajo por hacer en la Consejería de Agricultura y Pesca. Y ganas de desarrollarlo. Para que lo entendiéramos los lectores y yo, me relató varios proyectos que acaba de poner en marcha su departamento y que coincido con él en que sólo darán frutos si se alientan desde la misma cúspide del poder autonómico. Segundo: cuando le pregunté expresamente si no desconfiaba de que la dirección provincial del PSOE pudiera dejarlo fuera de la candidatura para las andaluzas, Isaías hizo una referencia un tanto encriptada a la figura del secretario general. «Javier Barrero es una persona inteligente que sabrá en su momento lo que tenga que hacer», subrayó. Pero ¿alguien se cree el encendido elogio? ¿O lo que quiso decir es que la sabiduría (táctica más que erudita) del líder socialista onubense queda condicionada a la prueba final de qué hace con las ilusiones del dirigente provincial mejor valorado por la opinión pública de Huelva según todos los sondeos que maneja Chaves? Esperemos acontecimientos. Pero, a la hora de sacar sus propias conclusiones, que no se les escape ni el más mínimo detalle.


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 29 de noviembre de 2007

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal