16 diciembre 2007

LA COHERENZIA Y LOS MINOLLES DE MARIO

El Rompecabezas Onubense
Las Piezas del Puzzle
LA COHERENZIA Y LOS MINOLLES DE MARIO


Apuesta el PSOE de Huelva por su secretario de Organización, Mario Jiménez, como cabeza de lista para las autonómicas. Y lo hace con dos objetivos primordiales: demostrar, por un lado —ante Isaías Pérez Saldaña y ante el mundo mundial—, quién es el que manda verdaderamente en la confección de la candidatura provincial (recuerden que la dirección regional había anunciado tanto en las agencias como en El País que la sustituta de Petronila Guerrero al frente de la candidatura sería bien Cinta Castillo, bien Antonia Moro) y, por el otro, dejar con algunas opciones de mantenerse en el Parlamento otros cuatro años más a Iván Martínez, el ex secretario general de las Juventudes Socialistas, quien —si no iba en cabeza un compañero de filas— nunca habría podido repetir como número siete, por los rigores de la cremallera igualitaria autonómica. Ir en el octavo puesto es irte al carajo directamente.
Decíamos que apuestan los socialistas por Mario. Y relegan al tercer puesto al consejero de Agricultura y Pesca, ése que hace año y pico era el único con gancho electoral suficiente (¿verdad que sí, Luis Pizarro?) para tumbar en las elecciones municipales al alcalde de la capital, el popular Pedro Rodríguez, pero que ahora, de repente, cae un puesto con respecto a hace cuatro años para escenificar histriónicamente el final de un ciclo y el paso al frente de la impetuosa camada de ¿nuevos? dirigentes. Los máximos y únicos exponentes de la ¿renovación? tranquila son los delfines políticos de Barrero y Petri, que ya han sido oficiosamente confirmados como primero y segunda, respectiva y paritariamente, cuando el militante del PSOE aún no ha tenido la oportunidad de acudir a su asamblea a decir si está de acuerdo o le parece fatal esa gente y ese orden, que para eso se supone que está uno al corriente en el pago de su cuota, ¿verdad?
Particularmente, soy de los que se alegran de que el partido ponga toda la carne en el asador por su parlamentario moguereño. Sobre todo porque se supone que estaremos ante el arreón definitivo para que dentro de tres años y pico este hombre se presente —o lo presenten— como candidato socialista a la Alcaldía de su pueblo, gobernado ahora por el PP con mayoría absoluta. Ante la evidencia de que no terminan de cuajar las apuestas por gente de un perfil político medio bajo (Piosa o Batista), qué mejor momento para recurrir al arsenal contra el popular Juanjo Volante, ¿no? Esa bizarra cartelería, con Mario sereno y enchaquetado, prometiendo al electorado la coherenzia de Zapatero y los minolles de Chaves, digo yo que será el preludio de lo que nos espera para 2011. ¿O es que estamos dispuestos a sufragarle a cambio de nada la carísima campaña de imagen a una joven promesa que lleva ya la tira de años codo con codo con los seniors?
Debería hacer recapacitar seriamente a la dirección socialista la alegría con la que el PP ha acogido la decisión de aupar al número uno de la lista al compañero Mario. ¿Tan difícil es admitir que no hay nadie que le llegue a la suela del zapato a Isaías, el número uno espiritual de esa candidatura? Con su pan se lo coman. Pero ojalá sirva al menos para que el mirlo negro del socialismo provincial no escurra más el bulto moguereño.


Difícil de Encajar
EL ÚLTIMO SERVICIO


Diego Valderas se presenta como candidato a la Junta definitivamente por Huelva, como el capitán que asume los mandos justo cuando el barco va a irse a pique. La campañita de promoción que se ha hecho en los dos últimos meses es terrible, pero puede que en términos electorales sea también irrelevante. ¿Acaso se ha enterado el votante onubense de que el inmejorable alcalde de Bollullos amenazó a los suyos con retirar su candidatura si no le dejaban encabezar la lista por Sevilla? ¿Ha calado entre la opinión pública provincial esa estupidez —repetida hasta la saciedad por el amigo Diego— de que quien opte a presidir la Junta tiene que presentarse por la capital andaluza? ¿A quién le vende ahora la moto de que vuelve a presentarse por esta tierra porque desea «situar a Huelva en el centro de la actividad política, económica, social y cultural de Andalucía» (repasen su biografía en http://www.diegovalderas.org/)? En 2004, IU perdió en Huelva casi 3.000 votos respecto a las autonómicas de 2000. El morbo está en comprobar el nivel de desgaste que acumula tras cinco años de «pacto de progreso». Si mantiene los 3.813 votantes en Bollullos con el Chare anunciado para el año que viene por Carlos Sánchez. O si le quedarán los 734 de Valverde cuando en las últimas municipales IU no pasó de 646, aun sin Rodríguez Donaire.

LISTAS CORREOSAS

Dijimos días atrás que había que estar muy atentos al cuarto de la candidatura del PSOE al Congreso de los Diputados. ¿Por qué? Pues porque muchas son las voces que apuntan que, de los tres dirigentes que van en los puestos de salida (Barrero, Pepe Oria y Fátima Aburto), al menos uno no llegará a terminar la legislatura venidera en su escaño, bien por venirse al sur a cuidar de su pequeñín o bien por irse muy pero que muy al norte. En el mismo instante que se produjera una renuncia, correría la lista y el cuarto tendría que ir semanalmente a la Carrera de San Jerónimo. Algo parecido ocurrió al inicio de este mandato cuando desvistieron a Jenaro García-Arreciado en el Puerto de Huelva para vestir como presidente portuario al senador José Antonio Marín Rite, lo que convirtió al alcalde sanjuanero Paco Orta en miembro de la Cámara Alta. En el PP ocurre tres cuartos de lo mismo: si logran darle la vuelta a la tortilla en las próximas elecciones generales, se da por hecho que Rajoy premiará a Fátima Báñez con alguna dirección general decisiva, de modo que el tercero de la candidatura del PP al Congreso por Huelva terminaría aupado a la Cámara legislativa nacional por excelencia. Es cuestión de que se cumplan las premisas apuntadas, pero lo cierto es que habrá diputados tanto electos como potenciales.

Piezas Perdidas


1) ¿Recuperará la tiza el viejo maestro de escuela Miguel Romero nada más salir del Parlamento andaluz? ¿O el antiguo alcalde de Cartaya y ex secretario general del PA se acogerá a las cesantías aprobadas en esta legislatura mientras reorienta su vida profesional y políticamente?


2) Oído en el PSOE andaluz: «¿Que Antonia Moro va a ir de número cuatro por Huelva? ¡Pero si es la única que trabaja en el grupo parlamentario! ¿Así se las gastan los del aparato onubense?».


3) La cena organizada por los partidarios del acalde de Lepe, Manuel Andrés González, va viento en popa. De postre, se servirá el anuncio de la creación de la OPC: la Oficina Parlamentaria de la Costa. Y es que aquí el que no corre es porque vuela.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 16 de diciembre de 2007

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo, es mucho más interesante la bronca en el PP por los puestos en las listas, y su correspondiente interpretacion en clave interna. ¿Si los resultados son como los de las municipales, o sea, muy malos, Pedro Rodriguez seguira siendo presidente? ¿Y si eso es asi, quien tendra autoridad moral para reclamar la cabeza del tambien alcalde de Huelva? Ni Conde ni Jose Luis Rodríguez, tras su gestion en Gibraleon, estarian moralmente habilitados para reclamar nada. Ni tampoco Hernandez Cansino, David Toscano y otros similares. Y Carmelo Romero bastantes problemas tiene con su asunto judicial, del que no se habla mucho, como para ahora volver a entrar en guerras. ¿Tu como lo ves? Un saludo.

16 diciembre, 2007 19:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Sería divetido que vayamos haciendo una quiniela para conocer quienes serán los próximos delegados de la Junta en Huelva. ¿nos atrevemos?

17 diciembre, 2007 17:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal