23 diciembre 2007

ESTRATEGIA DE EQUIPO... CONTRA EL EQUIPO

El Rompecabezas Onubense
Las Piezas del Puzzle
ESTRATEGIA DE EQUIPO... CONTRA EL EQUIPO



La confirmación definitiva de que
Cinta Castillo y Mario Jiménez van a sustituir al frente de la candidatura del PSOE al Parlamento a la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero (próxima rival de Pedro Rodríguez en Huelva capital: lo de la presentación del proyecto de la estación del AVE, más que oler, apesta), y al consejero de Agricultura y Pesca de la Junta, Isaías Pérez Saldaña, sólo se puede analizar como una nueva derrota de la democracia interna del partido, de ésas a las que por desgracia ya más de uno se ha terminado acostumbrando, como el burro acaba aprendiéndose de memoria el camino: a fuerza de palos.
Pese a todas las maniobras perpetradas por el aparato para maquillar o doblegar directamente los resultados asamblearios (es lesa traición lo de excluir en la votación de la city a Saldaña de la relación de candidatos hecha pública por la ejecutiva provincial), allí donde la prensa logró meter los taquígrafos y enfocar con su luz se ha podido ver —negro sobre blanco— que, por mucho que se marquen las cartas, Cinta no es líder de nada a día de hoy y que ni las incondicionales bases socialistas soportan ya a Mario. Absolutamente nadie que pise la calle a diario y hable regularmente con la ciudadanía para palpar el ambiente los quiere al frente de su candidatura, sobre todo por lo que concierne al parlamentario moguereño.
Como vive y come muy bien gracias a esto de la representación pública y las torturas orgánicas, no podíamos esperar del secretario de Organización de los socialistas onubenses ningún gesto torero de dejarse caer hasta el final de la lista, donde ha quedado meridianamente claro que lo situarían los militantes si de su voluntad dependiera. Lo suyo es trepar, y la coyuntura es irrepetible. Porque dentro de cuatro años, cuando Chaves ya no esté y corra un pelín el aire, ya no va a haber un Isaías al que adelantar por dentro en plena chicane electoral, con el descaro y la temeridad imprescindibles para conducirse así por el partido o por la vida.
Barrero, en plan Ron Dennis, ha querido primar a su Lewis Hamilton a costa de humillar al Fernando Alonso del PSOE de Huelva. Y maestro y pupilo lo hacen con el descaro de saber que no hay riesgo de que, de repente, pueda surgir un Raikkonen entre los rivales que te pueda arrebatar el cetro. Y a Pérez Saldaña es al que le toca ahora tragar: viaja tan cómodo en el Mercedes McLaren del PSOE que el viernes cumplía preceptivamente con la tradición del (dispensen la vulgaridad) besahuevos, santificando a través de Europa Press el libre arbitrio del ya ex secretario tercero de la Mesa del Congreso de los Diputados para poner a su mirlo negro donde le plazca, aun pasando por encima de cientos de militantes.
En verdad, al consejero de Chaves se la traía al pairo que, por encumbrar a Mario, pudiera perder
Iván Martínez su silla en Sevilla. Lo mismo que a Barrero, como se acaba de ver. Lo que le preocupa sobremanera a Isaías es que éste sea un primer paso para que en pocos meses la eterna promesa de Moguer reciba de manos de su jefe de escudería la secretaría general del partido. En ese caso habría «la misma batalla» que hace unos años, sí. Pero otro vencedor.


Difícil de Encajar
LA QUE PUDO IR DE CUATRO


A Carmen Domínguez, presidenta de la Mancomunidad Ribera de Huelva, la han puesto paritariamente de número cuatro en la lista socialista para el Congreso de los Diputados tras Barrero, Fátima Aburto y Pepe Oria. Como ya se ha apuntado por aquí, no es desde luego un mal sitio, sobre todo teniendo en cuenta los rumores conspicuos de que pueda haber movimiento de banquillo a lo largo de la próxima legislatura, con independencia de que José Luis Rodríguez Zapatero coseche éxitos electorales el 9 de marzo. Lo que mucha gente no sabrá es que la persona a la que se le ofreció antes que a nadie ser cuarta en dicha candidatura es la delegada provincial de Educación, Antonia Cascales, quien sin embargo rechazó amablemente la invitación cursada por la dirección provincial del PSOE en apenas 24 horas. ¿Por qué? Pues porque la aceptación de tal honor implicaba un par de cuestiones que hacían recelar a una persona fichada en su día para la causa con cierta aureola de prestigio e independencia. Por un lado, decir que sí conllevaba una mayor vinculación personal a las siglas socialistas. Por el otro, era el primer paso al frente para abandonar sus responsabilidades políticas como máxima responsable educativa de la provincia. Su renuncia ha evitado una nueva rebelión a bordo entre las bases de la capital, que junto a los sindicatos mayoritarios siguen pidiendo su cabeza.

EFECTO CONTRAPRODUCENTE

Uno de los efectos que se supone que puede desplegar el regreso a Huelva con no sé cuántos puñales en la espalda del candidato de IU a la Presidencia de la Junta, Diego Valderas (para jugárselo todo a la carta de sacar el acta de parlamentario que se le ha resistido ya en un par de ocasiones en la tierra que lo vio nace y crecer políticamente; la misma que le prepara ya el sudario), es el de contribuir en algún punto porcentual a mejorar la participación en las urnas, que muchos vaticinan que caerá en picado en relación a las elecciones del 14 de marzo de 2004. Por el contrario, los gurús de la estadística y la ley D`Hont sólo conceden alguna remota posibilidad de que Izquierda Unida obtenga algún diputado onubense a que precisamente el número de electores que se movilice el 9 de marzo sea mínimo, de modo que con unos 18.000 votos te baste. O sea: que quienes más se pueden alegrar de que Valderas vuelva a ser su contrincante son el PSOE y la olontense Lourdes Martín, que necesitaría una movilización masiva al estilo de la del 14-M para entrar en el viejo hospital sevillano de las Cinco Llagas. Esos son los verdaderos rivales del líder de IU-CA: ni Chaves ni Arenas ni Julián Álvarez. La sustituta de Iván Martínez y el número cinco del PP, donde por cierto no quiere caer el alcalde de Lepe, Manuel Andrés González. O tercero o nada.


Piezas Perdidas



1) Oído en el PSOE andaluz: «Que se vaya olvidando Cinta Castillo de ser la próxima consejera de Educación. Después del demoledor informe PISA, Chaves está buscando como un desesperado alguien de mucho prestigio entre la comunidad educativa para salvar la cara. Por lo tanto, a otra cosa, mariposa».



2) ¿Quiénes se están encargando de difundir por ahí la supuesta predisposición de Curro Moro a compaginar política local con otras esferas?



3) ¿De qué hablaban Luis Pizarro e Isaías Pérez Saldaña en la copa de Navidad del Parlamento del viernes? ¿Y el día antes el consejero de Agricultura y Pesca y Mario Jiménez en medio del pleno de presupuestos?




Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 23 de diciembre de 2007

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo, creo que estás copiando a quienes opinan en tu blog (por lo de Hamilton, etc.). Ten un poco de más imaginación, hombre. Por cierto, en esa liga, el Partido Popular de Huelva sería algo así como el equipo Superaguri, o el antiguo Minardi. Vamos, unos mantas.

26 diciembre, 2007 18:53  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

No recordaba ningún comentario de nadie en este blog ni en ningún otro sobre Hamilton, etc., pero imagino que tú, que lo visitas tantísimo, te lo tienes que conocer al dedillo y que no te equivocarás cuando me dices que copié. Tu escudería y lo que te pagan, ¿nos la vas a decir algún día? Un saludo. Ah, y sobre tu otro comentario, el que insiste en que Perico es o ha sido constructor, lo que no entiendo es por qué no tienes castañas de firmarlo. Que yo sepa, no hay que ocultarse en anonimatos cuando uno dice la verdad, ¿no? Exceptio veritatis...

27 diciembre, 2007 00:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal