10 enero 2008

Escopeta de caña

Se me acercó distraídamente este martes el parlamentario andaluz Matías Conde tras el comité ejecutivo regional del PP –«¡Hombreeeeeeee!»– para advertirme que ando francamente desencaminado de tanto dar pábulo a las especulaciones más alocadas sobre las listas del centro derecha onubense para las elecciones del 9 de marzo (tengo la impresión de que se refería al último rumor sobre la continuidad de Luis Marquínez en el Congreso de los Diputados, que me llegó el viernes pasado y les reporté sin más dilación ni filtros el domingo, aunque siempre podré alegar que me enteré de que lo dijo el amigo infalible de la hermana de un amigo de mi primo, que es como la Constitución Española me permite proteger a mis fuentes; ¡y a Dios gracias!). «Es que os confunden», diagnosticó de soslayo Matías, con esa galanura chatina que sólo pueden tener él y actores con muchas tablas y trajes como Arturo Fernández, con su porte divino y las manos a buen recaudo, en el calor de las profundidades de los bolsillos del chaquetón (¿buscando quizás un furtivo caramelito Pictolín?, ¿o empuñando tal vez un revólver Colt? No se lo tome a mal, señor Conde, que a mí es que me pierde el buen cine negro...). Para esta enfermedad –atrofia del olfato político: crónica y degenerativa, pero tranquilidad, porque no es nada contagiosa– me sugirió hasta la receta que desgraciadamente no me cubre la Seguridad Social, y menos que menos con Rodríguez Zapatero en La Moncloa, ¿verdad?: «Si yo pudiera hablar... pero es que no puedo; no puedo», me insiste, y en mi gramola sentimental empieza a sonar el temita de los Mártires del Compás que dice que hay botellas en el río, coches que no aparcan, gatos que maúllan, guerras en la cama y un rumor detrás la puerta que oficializa las candidaturas oficiosas del PP de Huelva que llevan circulando meses principalmente por este medio de comunicación, pero que la cierra (pegando un portazo) no la madre, sino el padre legítimo del actual Partido Popular onubense, que soltó por esa boca todo lo que pudo –y absolutamente nada más– en la entrevista a doble página (¿recuerdan alguna similar en esta santa casa con anterioridad? Porque yo no) que le concedió a Ernesto Seijas la semana pasada, invitando a todos los plumillas y compañeros de filas de medio pelo a escribir mil veces en la pizarra que «las listas provinciales del PP las arma Javier Arenas en exclusiva», que es como el «amarás a Dios sobre todas las cosas» en el catecumenado popular. Pero lo mío no tiene remedio. Ni con tanta verdad se me desentapan los hocicos. Al habla la escopeta de caña de la prensa provincial. Testada por mi amigo Matías Conde.


Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 10 de enero de 2008

Etiquetas:

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Si las listas provinciales del PP andaluz las arma Javier Arenas en exclusiva, lo que se demuestra es que el partido es el cortijito de un señorito gaditano que mete en ellas a sus amiguetes (Fátima Báñez, quien le invita con frecuencia a matar perdices en su coto de caza o Matías Conde, que le invita a comer en su finca de Villanueva de los Castillejos, etc.)y desprecia a quienes tienen verdaderos méritos políticos y luchan por hacer progresar al PP en Huelva. Aquí lo importante es ser amigo del señorito y la democracia interna en el PP se la pasan por el forro. Pues saben que les digo, si el PP andaluz no es democrático, yo por lo menos no les voto que bastante nos costó que llegara la democracia para que una vez muerto Franco tengamos que aguantar ahora a minifranquitos como Arenas.

10 enero, 2008 18:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Matías siempre suele acertar. Ya dije que el que se mueve no sale en la foto, y Matías nunca se mueve;sólo cuando se lo dicen.

11 enero, 2008 14:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pedro Rdriguez como numero uno, Matias Conde de dos y Jose Luis Rodríguez de tres. Luego dos mujeres. Así cumplirán la ley y evitarán tensiones. Ni Manuel Andres ni Volante ni nadie. Ese será el orden.
Al congreso, repetirán Bañez y Marquinez. y Lagares al senado. O sea, los mismos.

11 enero, 2008 17:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Manolo, te hago una propuesta:

Indícanos quién crees tu que deberían ser los candidatos/as del PP.

11 enero, 2008 18:10  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

Tengo claros los candidatos masculinos. Número uno Perico, tres Manuel Andrés González y cinco Juanjo Volante. Recuerdo al que ha dicho que del uno al tres irán Rodri, Matías y José Luis Rodríguez que eso es imposible por la ley de paridad. Por justicia, creo que a Beatriz Martín Ovando le deben un escaño desde hace 4 años. Un saludo.

11 enero, 2008 18:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Totalmente de acuerdo Manolo. Pero los tiros no van por ahí, aquí no solo importa mejorar resultados, sino contentar a algunos.

11 enero, 2008 18:48  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿y por qué le deben un escaño a Beatriz Martín Ovando? una señora que no ha trabajado nada, absolutamente nada, por el partido popular de Huelva, y que yo sepa, tampoco a trabajado en nada, absolutamente en nada, en el sector privado. Bastante bien ha escapado la Sra. Martín Ovando con la vida regalada que le proporcionó el PP, pero eso no va a ser para toda la vida, y mucho menos para alguien que no ha demostrado nada. Yo le aconsejo a la Sra. Beatriz que trabaje un poco para ganarse la vida, como todo buen cristiano.

14 enero, 2008 17:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo creo que Matías Conde y José Luis Rodríguez ya deberían jubilarse pues no tienen nada más que ofrecer, y que Beatriz Martín Ovando debería ponerse a trabajar que todavía es joven y tiene oportunidad de saber que es eso, y creo que en las listas del PP deben ir gente con futuro como Juanjo Volante o el Alcalde de Lepe, y en cuanto a mujeres no se me ocurre ninguna porque ¿qué pintan las mujeres en el Partido Popular? pues nada. Ah, si podría ir aquella que se lleva presentanto como candidata cunera en las ultimas locales en diversos pueblos de Huelva, esa, la de la recusación por lo de Barrero.

15 enero, 2008 20:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hombre, mujeres, sí que ha habido muy buenas mujeres en el PP, que han dado un gran rendimiento electoral: con Ana Báñez el PP alcanzó sus mejores marcas como partido, con Esperanza Ruiz lograba mayorias absolutas en Gibraleón, y con Rocío Velez en Punta Umbría, sin ellas el PP no levanta cabeza en esos pueblos. Con Josefa Rodríguez daba la sensación de ser humano en los barrios, con Adela Romero gobernaba Niebla, y con Mercedes Jaldon Puebla de Guzmán. El PP sí tenía mujeres políticas. Ahora lo más que tiene es Carmen Cespedes. Por eso será la que vaya entre los primeros puestos. La otra mujer sera Carolina Gonzalez Vigo, que sera trasladada desde Granada.

15 enero, 2008 22:07  
Blogger Manuel Mª Becerro Pérez ha dicho...

Je je, este último es el comentario más gracioso que he leído en algún tiempo. En serio.

15 enero, 2008 22:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal