01 febrero 2009

¿'Todos somos Rosa Beltrán'?

Están pasando un tanto desapercibidas unas declaraciones estupefacientes del secretario de Política Municipal del PSOE y alcalde bartolino, Manuel Domínguez, acerca del auto del TSJA que reconviene a la Junta sobre los 713.000 euros evaporados en Beas.
Después de que el Alto Tribunal andaluz haya advertido a la Administración autonómica de que no puede pretender reintegrar esa cantidad en su asedio permanente al Ayuntamiento de Beas —principalmente porque el Tribunal de Cuentas certificó hace ya un año la responsabilidad personal e intransferible de la ex alcaldesa, la socialista Rosa Beltrán, en los desvíos sin rastro de cuantiosas subvenciones apoquinadas por el Ejecutivo regional con el dinero de usted y mío—; después, insisto, de que la Justicia haya aclarado contra quién se puede y se tiene que ir conforme a Derecho, sale Manolo Domínguez y empieza a soltar barbaridades justificativas, se supone que compartidas y respaldadas por ese aparato provincial que encabeza Mario Jiménez.
Dice, para empezar, que el auto emitido por el TSJA «sólo acuerda» el procedimiento de suspensión de los pagos a la Junta de Andalucía desde el poco colaborador Ayuntamiento de Beas. ¿Y le parece poco? San Bartolomé de la Torre tiene 2,2 millones de euros de presupuesto municipal. ¿Le daría a él igual que su íntimo amigo Manuel Alfonso Jiménez «sólo» le detrayera un tercio del total? Es que es como perder una pierna y echar a correr. Lo que le reclamaba por las bravas el Gobierno andaluz al regidor beasino, José Elías Beltrán, es (chispa más o menos) lo que va a recibir San Bartolomé del fondo estatal de inversión local y del plan de transición para el empleo con los que Rodríguez Zapatero y Chaves quieren acotar el caos económico. ¿Son poca cosa las siete obras municipales que va a financiar usted en su pueblo, alcalde?
La traca final es ensordecedora. El responsable socialista de Política Municipal agrega que su compañera de filas, Rosa Beltrán, «ha actuado siempre por el bien del pueblo, pensando siempre en el interés general de los ciudadanos, por lo que se aplicó el concepto de caja única, como ocurre en todos los ayuntamientos, pero jamás se desviaron esos fondos»... ¿Han escuchado bien? Que no hay un solo consistorio, ni en Huelva ni en Filipinas, donde se gasten las subvenciones públicas en lo que recomiendan la decencia y el Derecho Administrativo. ¡Y no es que lo denuncie un temerario o un loco, sino que lo reconoce públicamente el experto municipalista del partido!
En suma, que han dado el último y definitivo paso al frente; que están dispuestos a plantarse la pegatina en la solapa con la leyenda de 'Todos somos Rosa Beltrán' o 'Embárguenme a mí primero'; que no hay vergüenza ni se le espera; que aviados vamos con este personal.
De 'El Rompecabezas Onubense', publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 1 de febrero de 2009

Etiquetas: ,

1 comentarios:

Blogger Abel Sosa ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

03 febrero, 2009 09:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal