24 abril 2009

Las desventuras de... 'El joven Valderas'

«Voy a jugar a la futurología: estoy seguro de que Rosa Aguilar no va a abandonar Izquierda Unida». Me lo dijo en noviembre Diego Valderas y tal cual se publicó en una entrevista de la sección andaluza de El Mundo. El coordinador regional e histórico alcalde de Bollullos se confundió desde la más absoluta sensatez. Y es que la política también es osadía, provocación y errores de bulto, propios y ajenos.
Quedan tres años de legislatura como mucho, tras los cuales creo que convendremos en que resultará muy complicado que el PSOE mantenga la mayoría absoluta en Andalucía. En ese momento, habrá que llamar a la puerta de IU para evitar la entrada del PP en el poder, e imagino que todo el mundo podrá suponer igualmente cuál será la primera exigencia sine qua non que pondrían encima de la mesa los negociadores de la federación de izquierdas para seguir hablando con los socialistas.
Creo que hay quien aspira a convertirse en una especie de Diego López Garrido, pero sin pasar por el grupo mixto y en una administración que carece de secretarías de Estado. Se zampa, eso sí, la perita en dulce de Obras Públicas, fruta apetecida para todas las direcciones provinciales del PSOE.
Jugando a la futurología, me temo que ella lo tendrá muy crudo a partir de 2012. Pero no menos que Valderas, cuya cabeza podría rodar en cualquier comicio previo. Lo que sería bueno y quizás imposible es que se abriera en el seno del Partido Socialista andaluz y onubense un debate sobre el fin y los medios. ¿Hay algún tipo de límite en la lucha por el poder?

Etiquetas: ,

1 comentarios:

Blogger Abel Sosa ha dicho...

Ninguno nada más que tienes que ver los casos de Aracena, Trigueros, Valverde, etc,,. Están dispuesto a todo y a admitir al mismo diablo con tal de obtener el máximo rendimiento político. Se dicen tolerante pero estos casos los único que demuestra es PREPOTENCIA.

24 abril, 2009 15:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal