15 abril 2009

Sympathy for the devil

Cualquier día lo suelta el párroco de Valverde en misa de 12: Aqualia personifica el Mal. No sólo es la responsable directa de las malas tarificaciones sucesivas que ha venido realizando Giahsa cada dos meses desde que asumiera el servicio de gestión de aguas, sino que justo ahora (calva oportunidad) reparamos en que la estación depuradora no cumple adecuadamente sus funciones, y quién si no iba a ser la encargada de regatear en costes de mantenimiento para sumárselo a su cuenta de resultados y gastárselo luego en puros habanos...
El asunto tiene que ser necesariamente de una entidad notoria cuando es Juan Ignacio Tomico en persona quien, poniéndose la camiseta de director gerente de la empresa de los ayuntamientos socialistas, deja inquietantes preguntas en el aire del Odiel, diario que —de últimas— recuerda que hay un completo sistema sancionador para que se le caiga el pelo a todo el que se atreva a especular con ese refrescante bien que sólo desde lo público podemos garantizar que siga siendo incoloro, inodoro, insípido y transparente.
¿Y cómo es que durante años un ayuntamiento tan socialista como el valverdeño ha permitido que esas mismas manazas privadas se lucraran con la gestión integral del agua de los votantes más orgullosamente progres de toda la Andalucía occidental? ¿Con qué legitimidad político-histórica se va a criticar desde este consistorio a todos aquellos que o bien se resisten a subirse al tren sin retorno de Giahsa o bien quieren bajarse en el primer apeadero que encuentren? Dilemas ideológicos de la izquierda deconstruida...
Mientras sigan saliendo y entrando alegremente de la nómina mancomunada de Giahsa gente de la calaña moral del antiguo candidato del PSOE a la Alcaldía de Punta Umbría Antonio Albarracín, a mí que me dejen de paparruchadas sobre las innegables ventajas que reportarán al grifo de mi casa las economías de escala. Eso es un chiringuito y punto, externalizado para que ni mérito ni capacidad sean óbice para una palmaria desigualdad laboral que muy pocas castas políticas miman tanto como la onubense.
Y digo más: si los socialistas de Valverde no disfrutaran la mayoría absolutísima que obtuvieron en 2007, o si hubiera municipales esta primavera que se nos ha caído encima a los alérgicos, me apuesto el alma a que aquí seguía repartiendo el agua Aqualia, cobrando menos y sin que a la inútil depuradora le dedicara una sola línea la prensa provincial.

Etiquetas: , ,

1 comentarios:

Blogger 5nocimiento ha dicho...

¿que te apuestas chaval?, pregunta que podría seguir:
- antes de fin de año pasa a ghiasa la mencionada planta.
- antes de un mes sale otra portada el la hoja parroquial.
- antes de 15 dias constará en la columna de Cabrujas.

Como podemos ser tan borregos, cada dia estoy mas asombrado.

15 abril, 2009 19:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal