09 abril 2009

Figuras de chiringuito

Propone hoy el director del Huelva que se declaren patrimonio cultural andaluz a los chiringuitos; en plural, sin disquisiciones técnicas, como tiene que ser. Imagino que Castro lo hace por epatar, pero ciertamente algo habrá que hacer en la esfera político-administrativa.
Él piropea la inteligencia práctica de la senadora del PSOE María José Rodríguez, pero yo instaría directamente a los ayuntamientos a tomar cartas en el asunto. No hará falta que les recuerde a los más viejos del lugar que, a mediados de los 90, se formó un gran revuelo porque el Ayuntamiento de Aljaraque declaró de interés social La casita de campo, un puticlub que sigue abriendo hoy día sus puertas pero que, por aquel entonces, corría riesgo serio de ser expropiado para construir una carretera.
En aquel caso el PP actuó raudo, veloz y desacomplejadamente. Ahora todo el mundo mira hacia arriba, que como es de donde vienen los problemas, también se piensa que es de donde tienen que proceder las soluciones.
¿Mi vaticinio? Que con Chaves ya en Madrid al frente del Ministerio de Administraciones Públicas y con rango de vicepresidente, seguro que la cosa se arregla en un plis plas. ¡Que esto también es 'deuda histórica', oiga! Y nos lo vamos a cobrar del tirón. Que aquí pasa como con el urbanismo salvaje: que la culpa también la tienen los guiris con cierto poder adquisitivo, a los que les pierde el salpicón de marisco. ¿Verdad que sí, consejero Espadas?

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal