21 mayo 2009

Talantes

Una duda me corroe en los últimos días: ¿hay alguna diferencia entre la actitud (displicente como poco) que demuestra el presidente popular de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ante las preguntas de la Cadena Ser en sus sucesivas ruedas de prensa y la de su homóloga socialista onubense, Petronila Guerrero, frente a mis compañeros redactores de El Mundo Huelva Noticias?

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

disculpa mi ausencia durante estos días, pero he estado preparando unas oposiciones para asesor. No hay que estudiar, solamente agachar la cabeza y saber decir si o no dependiendo quién te lo mande.
Me gustaría entrar en diputación de Huelva, sé que no tendré despacho y cobraré una pasta gansa.
Iré cuando me plazca y es muy posible que ese curriculum me sirva para entrar en un puesto fijo, o sea, llegar a las nueve, fichar, marcharme, volver a las dos, volver a fichar, etc, etc,. Más de 90 trabajadores actualmente en diputación lo hacen.

22 mayo, 2009 15:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Diferencia? Ninguna,salvo en un pequeño detalle, Fabra está imputado y acusado de algunos delitos y además es un suetudo le ha tocado la loteria más de una vez

27 mayo, 2009 12:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal