25 mayo 2006

Verbigracia

Este martes, creo que en la Cuatro, sacaban en el noticiero unas imágenes tomadas un poco a voleo en los pasillos del Congreso de los Diputados, imagino que en uno de los recesos de la sesión en la que se terminó acordando la toma en consideración del nuevo Estatuto andaluz remitido desde el Parlamento andaluz por ese 60 por ciento suficiente que suman PSOE e Izquierda Unida. El cámara grabó a los principales dirigentes políticos en sus corrillos más informales, reparando en un selecto grupito en el que entre otros dialogaban distendidamente el presidente del Senado, Javier Rojo, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y el flamante subdelegado del Gobierno en la ciudad autónoma de Ceuta, nuestro Genaro García-Arreciado (eso, para los que nunca hayan sabido qué es lo que puede tener el ex presidente del Puerto de Huelva para estar siempre en la pomada de un partido tan asambleario y democrático como el socialista). Viendo ese corte televisivo, uno se siente fortalecido en su firme creencia de que Manuela Parralo terminará siendo la candidata de consenso con la que se intentará romper en las elecciones de 2007 la cómoda mayoría absoluta que mantiene en el Ayuntamiento de Huelva el popular Pedro Rodríguez, aunque sinceramente dude de que la vicepresidenta segunda de la Diputación Provincial pueda obtener mejores resultados que cualquier lista que encabece Pepe Juan Díaz Trillo o de que no haya en el PSOE ningún otro alcaldable que permita asegurar la victoria final porque mejore en los sondeos a estos dos profesores de instituto. ¿Verbigracia? Pues el propio Genaro, que desde luego sería idóneo para agitar la bandera industrial que los socialistas piensan seguir ondeando durante la próxima campaña electoral con la inestimable ayuda de la UGT de Jorge Puente. Pero está muy claro que la relación entre el antiguo senador y el sempiterno secretario provincial del PSOE de Huelva, Javier Barrero, no es en estos momentos, por decirlo de un modo suave, la más adecuada para que finalmente se produzca este triunfal desembarco, por mucho pasilleo que se haga en Madrid. Por eso, y viendo como se están desarrollando los acontecimientos en la trastienda, me arriesgo a proponer de nuevo un nombre como el de José Antonio Marín Rite para que se tenga en cuenta sobre todo por parte de esos responsables regionales del partido que no se pueden permitir el lujazo de no recuperar ninguna de las capitales de provincia que gobierna el PP. Es muy sencillo: con una buena lista encabezada por el actual presidente portuario, los socialistas tendrían opciones reales de ganar unas elecciones que, sorprendentemente, muchos dirigentes y militantes dan por perdidas de antemano.

Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 25 de mayo de 2006

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal