27 diciembre 2008

Un iPhone para cada diputado provincial

Dijimos días atrás que había expectación por ver con qué obsequiaba en época de crisis la Diputación de Huelva a los veintitantos diputados de PSOE, PP, IU y PA después de que el año pasado Petronila Guerrero se estirara con una blackberry por barba y un cofre con delicias gastronómicas de la provincia.
Por La Lupa me enteré la semana pasada que en esta ocasión les ha caído un iPhone a cada uno (sospecho que algo más digestivo también entrará en el recuento), pero se advierte oficiosamente desde el Ayuntamiento de los ayuntamientos que el coste de este detallito navideño sin más fue insignificante, porque el proveedor telefónico del organismo provincial prácticamente les dio regalados los más modernos celulares a tan generosos clientes...
¿Cuándo se van a dar cuenta nuestros políticos de que los privilegios añadidos al cargo público tampoco resultan admisibles en los días más fríos de este invierno económico, cuyos rigores el resto de la humanidad sí tiene que sufrir?
Me encantaría que algún diputado hubiera renunciado al regalo tecnológico de Petri, este año y el pasado. Que diera las gracias y aclarara que los lujos se los tiene que pagar uno mismo de su bolsillo, si es que puede y cuando pueda. Sin embargo, dudo enormemente que alguien lo haya hecho. Al contrario: presumen de no generarnos más gasto con sus chucherías.
Es un problema serio éste de no ver más allá de tus excesos.

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal