26 febrero 2009

Tres hurras por Bermejo

Aplaudo la dimisión de Mariano Fernández Bermejo con más entusiasmo y sinceridad que lo hizo el diputado socialista José Oria cuando aquél anunció, hace apenas ocho días, que ni de coña dejaba el cargo de ministro de Justicia porque tenía que trabajar por este país, emplazando al principal partido de la oposición a hacer lo propio. El antiguo alcalde lepero se puso de pie y se unió al coro de «Torero, torero», así que menda tendrá obligatoriamente que subirse a su silla virtual —este privilegiado escaño de la opinión pública provincial— y cortarse cada apéndice (preciados trofeos taurinos; pareciera que uno hubiera nacido con esos dones) para lanzárselos a ese confeso cazador furtivo pendiente aún de sanción administrativa por parte de la Consejería de nuestra diligente Cinta Castillo. Mis manos solas suenan a ovación; las palmas echan humo. Pero desde luego no porque considere ejemplar el comportamiento del señor ex ministro, ni porque vea su dimisión como una cima de dignidad política. Más bien todo lo contrario. Yo le he oído a este tipo vacilarle en una rueda de prensa a mi compañera de trabajo y de mesa Silvia Moreno dándoselas de sabiondo cinegético con precisiones/provocaciones terminológicas sobre el descaste. Sé perfectamente quién y cómo lo ha arrastrado hasta la dimisión, cuándo y por qué se ha quedado sin agarraderas argumentarias. Como no es cuestión de personalizar, al menos sí permítanme decir que, si este periódico no existiera, a nadie debiera quedarle la más mínima duda de que había Bermejo para rato, con Oria de sempiterno figurante. Porque en política vale una cosa y su contraria siempre que la diga o la haga contradictoriamente alguien de tu partido. ¿Acaso no hay comportamientos de fin de semana de cargos del PSOE de Huelva muchísimo más censurables que la cacería de Bermejo? Y no dimite ni uno, así lo saque la prensa o lo investigue un juez.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 26 de febrero de 2009

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal