23 marzo 2009

Duda razonable


¿Se puede ser al mismo tiempo capillita, proabortista y lince follador?, ¿o sudar esta Semana Santa como sólo lo hacen los buenos costaleros, aun viviendo en pecado —al fatigoso ritmo de 80 cópulas en dos días— y siendo guarda del Parque Nacional de Doñana para más inri?

Etiquetas: ,

17 comentarios:

Blogger 5nocimiento ha dicho...

! coño Manuel", que calentón me has dao, con olor a incienso... !chiquillo!

23 marzo, 2009 17:05  
Blogger Andrés ha dicho...

En Huelva capital hay uno que es presidente del Consejo de Hermandades de Semana Santa y, a su vez, destacado militante del PSOE, partido que promulga la reforma del aborto. El rizo rizado.

23 marzo, 2009 17:32  
Blogger ercanito ha dicho...

Yo me meteré bajo las trabajaderas del paso más grande de Huelva, que es de una Hermandad Sacramental, y cuando se rece la oración en favor del NO absolutista al aborto pretendo contarle un chiste a mis compañeros, que están deseosos de escucharlo.

23 marzo, 2009 18:20  
Blogger Rafael B. ha dicho...

Ercanito, cada uno es libre de ser todo lo hipócrita que su relativista conciencia le permita, por lo visto.
Y, en ese neolenguaje políticamente correcto de las instituciones que llama a los puestos de trabajo "yacimiento de empleo", las hermandades y aledaños son "caladeros de votos" y dan buena imagen al político de turno.

23 marzo, 2009 19:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Conozco a uno que es afiliado de un partido de derechas ocupando cargo público, hermano de una cofradía de Semana Santa, Rociero de toda la vida, que tuvo a los niños en colegio de curas y que va a misa todos los domingos, y que sin embargo es lo más vicioso y golfo del mundo. Conclusión: estas respuestas son las del blog de los besugos porque el vicio ni tiene color ni ideología política.

23 marzo, 2009 20:37  
Blogger Manuel María Becerro ha dicho...

El blog de los besugos... ¡Me en-can-ta! Suena a título de canción.

23 marzo, 2009 20:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bla, bla, bla ... ¿porqué no dices claramente el nombre de quien atacas y los motivos?

24 marzo, 2009 06:43  
Blogger Abel Sosa ha dicho...

Pues sí, el vicio no entiende de derecha, izquierda, centro, arriba, abajo, oblicuo, etc,,,.
Lo que si es de cajón que aunque se este conforme con unos ideales en general ( ya sean políticos o religiosos ) no siempre se está de acuerdo en todo y se discrepa en torno a algunas decisiones, lo que pasa es que hay determinadas organizaciones que a la mínima discrepacia por parte de algunos de sus miembros, los acribillan y los linchan a base de bien, por lo que si quieren seguir chupando de la teta, no tienen más remedio que agachar la cabeza y seguir al jefe como borregos ( pregunten a Gallardón ). Esa es la diferencia esencial entre algunos y algunos.Y por poner ejemplos, conozco a gente muy comprometida con temas de aborto, familia, iglesia etc,, y después a la espalda de dichas obligaciones, es tremendamente vicioso en todos los aspectos. Saludos

24 marzo, 2009 08:33  
Blogger ercanito ha dicho...

Rafael, yo simplemente pienso que la fe es algo íntimo, y cada cual la exprese como desee, sin faltar al respeto.
Ni mi conciencia es hipócrita, ni tampoco lo es mi actitud. No sabes en qué o quién creo, pero sí puedo decir alto y claro que no quiero que ni la iglesia, ni los partidos políticos, ni las empresas, ni nadie se exprese por mí. Decir esto es la mejor forma de que nadie interprete erróneamente lo que pasa por mi tarro.
¿Entonces no se puede discrepar de lo que se piense en grupos en los que uno se haye integrado?. Pensar lo contrario es caer en las trampas de los prejuicios, digo yo.
Pero matizo, porque veo que te ha sentado mal mi anterior comentario: lo del chiste es simplemente un modo de argumentar que paso de la iniciativa de las hermandades, como también pasan el cien por cien de los costaleros que conozco, que no son pocos. Si te has visto ofendido por ese comentario, honestamente, te pido disculpas. Jamás se me ocurriría cometer ese atropello, menos bajo las trabajaderas de un paso. Como dije antes, lo primero es el respeto.

24 marzo, 2009 11:55  
Blogger Zapateiro ha dicho...

Pues yo diré que me molesta soberanamente que el cristiano (matizo que no sigo con lo de católico)que no está de acuerdo con lo que ha pretendido implantar la jerarquía eclesiástica en Semana Santa, esto es, convertir una estación de penitencia en un acto de protesta o manifestación, sea tachado de pro-abortista.

Este tema es como el de las drogas, se sabe que se consume, que los planes de prevención fallan, que está penado su tráfico y consumo, y que es nocivo para la salud y no se despenaliza, aunque la realidad es que se consume, se trafica y demás. Y que yo piense que si se legaliza lo mismo no es tan malo no quiere decir que yo apueste por el consumo de drogas.

Se sabe que se aborta, que los planes de prevención no siempre son suficientes y que un aborto puede producir daños psicológicos, puesto que debe ser durísimo, pero pensar que si se despenalizan ciertos supuestos puede que no sea malo es ser pro-abortista. Y ten la poca vergüenza, encima, de decir que crees en Dios.

Harta estoy ya de tanta hipocresía.

24 marzo, 2009 12:30  
Blogger Rafael B. ha dicho...

Pues eso, Ercanito. Justo lo que digo. El "paso" representa unas creencias y unos valores, si ahora resulta que quienes se meten bajo ellos no los comparten y piensan tirar por la calle de enmedio, ¿qué quieres que piense?
Lo menos que se me ocurre es que traicionan lo que significan. Las procesiones son expresión pública de la fe de un colectivo. Dicho colectivo se organiza como hermandad, una hermandad es una asociación pública de fieles que reconocen personal y estatutariamente su fe católica y su pertenencia a la Iglesia. Si ahora resulta que no es así, es que me he perdido algo.
La Iglesia considera que el aborto es un homicidio cometido contra un ser humano indefenso y expresa su postura de conciencia sobre ese tema. El que no esté de acuerdo debería replantearse cuál es su lugar.
Si cuándo se va a hacer una oración por los niños muertos en el seno de sus madres tú y los que sean van a contar un chiste, o lo que sea, qué quieres que piense. Lo menos que se me ocurre es que resulta una hipocresía sangrante y que algo está muy mal en el mundo de las hermandades y costaleros.
Dicho sea esto con el mayor respeto por la persona, pero la actitud no me parece un ejemplo de coherencia.

Zapateiro, no te entiendo. Si se consumen drogas a lo mejor la solución es permitirlo aunque hagan daño y sean perjudiciales.
Si el aborto es el homicidio de un ser humano indefenso, las medias tintas no valen, la tibieza de "es malo, yo no lo haría, pero si alguien quiere que lo haga", no vale, hay tomar postura, nadar y guardar la ropa es lo que resulta hipócrita, procesionar por la tarde y ser super-progre e insultar y ridiculizar a la Iglesia y sus creencias. Precisamente tú, hija mía...
(Insisto en mi descargo, dicho sea todo con el mayor respeto a las personas, no tanto a las conductas descritas)

24 marzo, 2009 14:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

A favor de las discrepancias dentro de los grandes grupos ideológicos!!
¿Porqué pensar todos igual?

¿No hay católicos que esten de acuerdo con el aborto?
¿No habrá creyentes que no crean en relaciones prematrimoniales o en uso de preservativos?
¿No hay policos de izquierdas que no creen en matrimonios gays, ni politicos de derechas que crean en el aborto?

Por la libertad de pensamiento!

24 marzo, 2009 16:19  
Blogger ercanito ha dicho...

Rafael, el paso representa para mí unas creencias, pero no en la iglesia, porque cada vez entiendo menos el nexo Dios-"Santa Sede", a pesar de estar tan institucionalizado el tema. Pero es lo que tiene pensar por ti mismo, que te sientes al margen de unas directrices.

No quiero nadie piense como yo, pero es hora de comprender que hay cada vez más católicos que no tienen fe en la iglesia. Puede gustar más, o menos, pero no debe ignorarse.

Sé que tengo muchos compañeros de trabajadera que incluso son ateos y sólo lo hacen por que les gusta, cosa que la iglesia sabe, pero que permite como lo hace también con que se convierta la semana santa en una expresión folklórica (tampoco comulgo yo con ese otro extremo). ¿O no ves diferencias entre las estaciones de penitencia de hace treinta años con las de ahora?

Algo está cambiando, pero es sólo cuestión de perspectivas.

24 marzo, 2009 18:44  
Blogger Rafael B. ha dicho...

Algunas precisiones, Ercanito.
Primero, todos sabemos de siempre la "laxitud" que hay en las hermandades, se ha hecho la vista gorda y, de alguna manera, se ha querido que fuera una muestra de apertura, pero dentro de unos límites. Que hay gente que no cree y que cree en otras cosas, claro, pero siempre ha sido un problema a resolver y que, por lo visto, sigue sin ser resuelto.
El nexo es entre los católicos que nos hace ser Iglesia, un católico sin Iglesia, ni es católico ni ha entendido nada, lo más normal es que ni conozca el Evangelio. Esto no significa justificar todo lo que la Iglesia hace o dice, simplemente es tu familia, donde naciste de nuevo, con todas sus luces y sombras.
Se puede disentir en distinto grado dentro de la Iglesia, pero desde el sentido de pertenencia y el respeto por los hermanos. No es todo en blanco y negro. No es lo mismo uno que se acuesta con su novia, que uno que se acuesta con la mujer del vecino, ni mucho menos uno que asesina a su mujer, diferentes pecados, diferentes delitos, hay que distinguir. No es lo mismo el aborto que las relaciones prematrimoniales, como no es lo mismo cometer un homicidio que robar unos pañales. Esto para el anónimo que aboga por la libertad, qué bonito le quedó y que falso.
El aborto pide que nos aclaremos, aquí no es la "puntita nada más", ¿es un homicidio? Pues hay que tomar una postura moral y vital, la Iglesia piensa que es un homicidio, la ciencia que hay vida desde el momento de la concepción, algunos dudan pero en caso de duda a favor del débil, el niño no nacido, es lo moral, es lo cristiano, es lo católico.
Yo nunca he sido muy de hermandades, desde mi adolescencia en que procesioné con los capiruchos negros unos años, luego me desmarqué y estas cosas hacen que no tenga muchas esperanzas en lo que son y lo que tienen tras de sí.
Por cierto, hace treinta años yo dejé de vestirme de capirucho y, si no recuerdo mal, pasé por mi propia época atea.
Nota: para los que les gusta el folklore, a lo mejor es el momento de crear una semana santa laica, con santos laicos que procesionen a la voz de capataces agnósticos entre humo de sándalo y demás...

24 marzo, 2009 22:02  
Blogger Zapateiro ha dicho...

Cuántas tonterías juntas.

La Semana Santa "esconde" o encierra mucha más verdad que otras manifestaciones públicas de fe que existen y creo que, precisamente, se debe a que puede exitir una relación directa con lo verdaderamente importante, no con lo que diga un Obispo que es importante.

De acuerdo estoy en que un católico no puede estar al margen de la Iglesia, por eso en mi comentario recalco lo de cristiano, no católico.

En cuanto al aborto creo que ya he dejado claro con mi primer comentario que la pregunta de si un católico puede ser pro-abortista es una pregunta errónea porque lo que ha levantado polémica, al menos en Sevilla, es que muchos hayan pretendido convertir una estación de penitencia en una protesta y, encima, sin pedir la opinión de los hermanos. Eso sí que es desvirtuar el sentido de las cosas.

Yo veo bien que la Iglesia defienda la vida por encima de otras cosas aunque, dicho sea de paso, también me gustaría que esa defensa de la vida a ultranza saliera a relucir más a menudo en múltiples temas en los que hacen mutis por el foro. Pero el Estado no es Iglesia y está en su derecho de proponer una ley de plazos y despenalizadora en ciertos casos hasta ahora penados.

Y, por otro lado, no creo que seamos nadie para prejuzgar a las mujeres que se ven en esas situaciones tan duras.

En fin, el tema da para tanto que mejor dejarlo aquí.

25 marzo, 2009 10:41  
Blogger Rafael B. ha dicho...

Ayer se me escacharró el comentario, así que lo intento hoy...
Sigo sin enterarme muy bien, pero ¿pueden y deben las hermandades de semana santa, que son asociaciones de fieles de la Iglesia católica, expresar su desacuerdo con el hecho del aborto, que es un homicidio de un ser humano indefenso? El medio es lo de menos, los obispos no han pedido que hagan nada en especial, ha sido cosa de las hermandades cordobesas que con su iniciativa han obligado a las demás a "retratarse".
Y los obispos, con todas sus equivocaciones, están para ayudar a distinguir lo importante de lo que no lo es, eso desde los tiempos de los apóstoles. Lo hacen muchas más veces de lo que sale en la prensa, pero como si no es para criticar, de lo que hace y dice la Iglesia no se habla, pues pasa desapercibido. Hay que informarse mejor para evitar juntar tonterías, ¿no?

26 marzo, 2009 10:50  
Blogger Zapateiro ha dicho...

Las Hermandades, todas las que conozco al menos, han mostrado su desacuerdo con el hecho del aborto y no ahora sino desde siempre, pero es que el hecho del aborto es una realidad y el legislador no debe obviar la realidad existente porque su labor, precisamente, debe ser evitar la quiebra entre el Derecho y la realidad social existente. Una cosa no tiene nada que ver con la otra.

No creo que haya ningún cristiano pro-aborto, ni siquiera creo que sea proabortista quien se ve en esa tesitura, sencillamente porque abortar debe ser algo traumático, pero eso no implica que no deba regularse. No creo que haya nadie que piense en el aborto como algo bueno.

Y vuelvo a repetir, me gustaría ver a la Iglesia moverse y manifestarse con tanto ímpetu en pro de la vida en mil cuestiones en las que hace mutis por el foro.

26 marzo, 2009 11:41  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal