21 junio 2009

Demasiadas cenizas


Como ya me ha quedado bastante claro (por activa y por pasiva, en el código finalmente acordado con Pepe Fiscal durante un pleno parlamentario celebrado en mayo) que la consejera de Medio Ambiente, nuestra Cinta Castillo, no tiene valor para conceder ninguna entrevista a El Mundo, lamentaré públicamente la palabra incumplida y no poder preguntarle, entre otros muchos asuntos, sobre el recuento realizado por la Fiscalía de las hectáreas del incendio de 2004 en Riotinto.
La principal responsable política de que la Administración autonómica mantuviera la cifra de 27.000 y pico de masa forestal quemada contra el viento y la marea de lo que estaba publicando el periódico, omitiendo ignominosamente casi la cuarta parte del total ardido por puro interés político-estadístico, es la actual presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, la misma que está viviendo de balde en la Cámara autonómica mientras tantos andalucitos han perdido o van a perder su casa con esta crisis. Pero muchos no nos olvidamos de la negativa del PSOE a crear una comisión de investigación en el Parlamento y de aquel grupo de trabajo en el que se evidenciaron otras mentiras mastodónticas del Gobierno andaluz como la de los «terroristas ecológicos» que acuñó Cristina Narbona y que, al final, resulta que sólo el ex consejero de Presidencia Gaspar Zarrías estaba al tanto de que acostumbraban a avisar con 24 horas de antelación a qué finca le iban a meter fuego caprichosamente, los muy... ¿imaginados?
En el famoso 'Grupo de Trabajo de prevención social y extinción de grandes incendios forestales' sí que estuvo Cinta Castillo —junto a Mario Jiménez—, cuidando que la versión parlamentaria no contradijera la manipulación flagrante del Gobierno autonómico. Y como ella es quien ahora, investida de máxima autoridad medioambiental, está pidiendo una sentencia dura contra el presunto autor de aquel desastre, imagino que también está en disposición de admitir lo que le gustan las trampas a quienes disfrutan de mayoría asboluta.
A ver si se lo pregunta un día de éstos algún compañero del auténtico «coro mediático» regional: ¿por qué el Ministerio Fiscal se atiene a las cuentas publicadas en El Mundo y no a las que dio su precedesora en el cargo y refrendó el propio Parlamento?

Etiquetas: , , ,

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Bueno, cualquier tonto sabe que la entrevista de Cinta Castillo en el mundo no es más que una trampa para ser entrevistada por un periodista afecto al Partido Popular convenientemente adoctrinado por los dirigentes de ese partido político, por ejemplo alguien del perfil de Manuel Becerro. Por eso es lógico que Cinta Castillo no quiera caer en esa clase de trampas. Además, a mí me daría verguenza salir en un medio de comunicación cuyo director es un señor de vida licenciosa y escasa o nula moral, hasta el punto de presentar noticias falsas en asuntos tan dolorosos como el atentado de los trenes de Madrid.

23 junio, 2009 22:20  
Blogger Manuel María Becerro ha dicho...

No cualquier tonto sabe tanto como tú, anónimo.

24 junio, 2009 00:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tu sí, querido. Sobre todo cuando te equivocas, que son muchas veces.

24 junio, 2009 18:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal