06 julio 2007

Con autorización

«Hola, buenas tardes. Tengo una llamada perdida en el móvil de este número, soy Manolo Becerro». Transcurren entre dos y tres segundos hasta que por fin reacciona. «¿Es usted Manuel Becerro? Mire, yo le he llamado porque han publicado ustedes una información este fin de semana sobre Jabugo que es falsa y que no entiendo cómo no me han llamado para contrastarla siendo periodistas». Esto último lo subraya con un punto de crispación orgullosa. En el ínterin sufro una especie de déjà-vu, hasta que me viene a la mente una pieza perdida de El Rompecabezas Onubense del 10 de junio que copio y pego. «¿El voto de qué candidato del PP está intentando comprar sobre la marcha el PSOE de Huelva (haciéndole ver que, como industrial, a él le interesa muchísimo llevarse a las mil maravillas con un cliente habitual como es la Junta de Andalucía) para salvar el sillón de uno de los alcaldes tránsfugas que no ha conseguido la mayoría absoluta entre sus vecinos?», preguntábamos capciosamente, al tiempo que se le ofrecía al lector una pista para que no se quedara sin resolver la adivinanza: «Probablemente, los mejores jamones del mundo se sequen allí, donde todo apunta a que en breve se puede empezar a engordar de nuevo el monstruo democrático del transfuguismo». A quien devolví la llamada aquel martes día 12, mientras buscaba el coche para irme a comer a casa, es Manuel Carvajal, el mismo que a principios de esta semana oficializaba a través de Europa Press su entrada en el equipo de gobierno socialista del también tránsfuga jabugueño del PA José Luis Ramos. Hace 24 días le repliqué, para empezar, que aquello que había escrito no era una información, sino un pequeño comentario enmarcado en una página de opinión política; pero que, aparte, lo tenía absolutamente contrastado, porque por entonces ya sabía que en el PP lo daban todo por perdido después de que el propio número dos de los populares andaluces, Antonio Sanz, hubiera intentado sin éxito hacerle cambiar de opinión, tanto por las buenas como por las malas. Carvajal, herido mediáticamente en su ego, insistía sin embargo en autorizarme a aclarar que él sólo se debía a «lo que sea lo mejor para el pueblo de Jabugo y para sus industriales», que ya hemos visto en qué consiste. Pero no quiere que lo llamen tránsfuga, imagino que por la cacofonía, aunque admite que si sus ex compañeros del PP lo siguen haciendo es porque «insultar, calumniar y mentir es gratis». Él, cuanto menos, tiene la experiencia de saber lo poco que le costó mentirme a mí hace tres semanas. Y ya debe de saber también que lo único que se paga es la traición.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 6 de julio de 2007

Etiquetas: , ,

6 comentarios:

Blogger Lopera in the nest ha dicho...

Manolo eres uno de los veinte (en realidad sois más) que se mencionan en el blog de Claudia Brocoli. Gracias

06 julio, 2007 19:00  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

Pues ¡muchísimas gracias, amigo! Hace tiempo que no me dan golpecitos en la espalda, y menos en este blog de perdición. En cualquier caso, te confieso mi rubor ante el elogio. A mí se me ocurre a botepronto una veintena de profesionales que se merecen estar en esa lista que andas imrovisando antes que yo, pero agradezco la confianza depositada aunque me hayas puesto colorao. Un saludo y, a ser posible, hasta pronto. Anímate un día a darnos tu visión de la política de Huelva, ¿vale? Chao!

06 julio, 2007 20:06  
Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme ha dicho...

Bueno. Manuel Becerro Pérez, que algo sabe de Derecho. Creo que ninguna querella te ha puesto. Ni demanda.

Ni siquiera ha ejercido el derecho de rectificación. Más bien matonismo puro y duro, vía móvil. Ésto lo añado yo.

Con lo bonitas que son las vías, que para proteger nuestro honor, nos proporciona el Ordenamiento Jurídico.

06 julio, 2007 21:43  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

Bueno, cabezota, tampoco es que el ex del PP de Jabugo me amenazara con enterrarme en sal. Fue cortés en la conversación. Lo que pasa es que las mentiras tienen las patitas cortas y uno no puede sacar pecho por según qué cosas por muy digno que sea. Tienes muy buen gusto en cuanto a cine. Saludos.

06 julio, 2007 23:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El club de pelotillas del Sr. Becerro está hoy bastante subidito.

08 julio, 2007 23:18  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

No te enceles, anónimo, que yo te considero mi único fan. Y bien que lo sabes.

09 julio, 2007 00:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal