31 diciembre 2008

Las albricias de Paco Bella

Se congratula Paco Bella, a la sazón alcalde socialista de Almonte, de que el presidente del Gobierno se vaya a comer esta noche las doce uvas en el Palacio de Las Marismillas de Doñana. «Es un reconocimiento para los habitantes de la zona», dice el senador onubense. A contrario sensu, si Rodríguez Zapatero estuviera ahora mismo en su vallisoletana ciudad natal, ¿habría que entenderlo como un desprecio al vecindario almonteño?
Reparen en todo caso en la humildad localista y cristiana del munícipe: no destaca el supuesto reconocimiento expreso del secretario general de los socialistas a su persona, como alcalde de la villa. Habla de los habitantes (¿flora y fauna?) de una zona sin delimitar, para que el que quiera se sume o se excluya en el reparto propuesto de galardones.
Por pequeño que resultara o resultase finalmente el cívico totus tuus de Bella, en el radio de acción de tanta dicha necesariamente deberían entrar desde el inopinado opinador Ginés Morata hasta los narcotraficantes que pasean por el Parque escopeta en mano para, si vienen mal dadas, hacerse pasar por cazadores furtivos.
Buena forma de despedir el año la de reconocer también a los enemigos con una docena de campanadas.

Etiquetas: , ,

2 comentarios:

Blogger Luz de Gas ha dicho...

Albricias, Feliz Año.

31 diciembre, 2008 12:13  
Blogger Manuel María Becerro ha dicho...

Para ti y para todos los seguidores del blog (oficiales y oficiosos) también mis mejores deseos ante el cambio de año. Intento siempre oírte por el radio-blog pero nada. De todos modos, te sigo y, a veces, hasta te encuentro. :-)

31 diciembre, 2008 12:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal