30 enero 2008

Tienes un e-mail... de ‘Rafa’

En marzo de 2006, el Ministerio de Vivienda nos invitó a unos cuantos desgraciados a calzarnos unas Kelifinder y convertirnos en los mayores beneficiarios de los denodados esfuerzos tanto del Gobierno como de la Junta por reventar esa burbuja especulativa que, a la postre, se está evidenciando que era la que en verdad venía manteniendo artificialmente el crecimiento exponencial de la economía patria y regional durante esta década larga de pelotazos y corrupciones purulentas, para la que no hay prisiones suficientes ni carceleros de fiar. Conmiserativamente, el Ejecutivo central montó también un portal en internet para gentes de hábitos más sedentarios e insalubres (ya sea por ocio, vicio o trabajo) donde, si facilitabas tus datos y una dirección de correo electrónico, se comprometían a mantenerte al tanto de la oferta de pisos en alquiler subvencionados que pudiera ajustarse más a tus necesidades de vivienda concretas. Me pareció tan angelical que la misma mañana en que me enteré de que el chiringuito estaba colgado en la red y operativo les mandé mi nombre, mi e-mail y un radio de kilómetros considerable donde cupieran la ciudad y los pueblos donde me daba realmente igual vivir como inquilino siempre que fuera en las condiciones económicas tan ventajosas que pregonaba la publicidad institucional. El caso es que empezaron a pasar meses y más meses y a mi buzón de correo electrónico no llegaba ese catálogo de pisitos a medida que se había comprometido a remitirme con puntual periodicidad la inolvidable ministra Trujillo, de modo que terminé atándome a la cabeza la socorrida manta y convirtiéndome en dueño ganancial del modesto apartamento en el que vivo sin otra ayuda que la de la banca privada. Y justo ahora que me veo dando capotazos a los subidones hipotecarios que conlleva aquella adquisición, resulta que recibo a primeros de enero una carta firmada por un tal Rafa, a secas (imagino que será el mamón que tenía que mandarme el book de los pisos con precios de alquiler antiespeculativos; ¿acaso temerá revelar sus apellidos?), que me dice que «sólo quería desearte un Feliz Año 2008 y de paso informarte de que DESDE HOY [las mayúsculas son textuales, igual que el subrayado] puedes solicitar las ayudas al alquiler de 210 euros (Renta de emancipación)». Y agrega: «Todas las webs del ministerio están colapsadas, pero en Antikelifinder tienes otras opciones si estás en Madrid o Andalucía». O sea, que tenían mi correo electrónico y el portal resulta que funciona a las mil maravillas por estos lares, ¿verdad? «Recibe un saludo!», concluye Rafa, el anglófilo. Saludo y propaganda recibidos, sí. Mándale el mío a Carme, ¿vale? De parte de Manu.



Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 31 de enero de 2008

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Peor, pero que mucho peor es la especulación urbanística y subida de precios generada por el gobierno del PP. Lo primero, que explique Aznar cuánto le salió su apartamento ilegal en Marbella; lo segundo, que explique Zaplana sus relaciones con Paco el Pocero; y lo tercero, que explique Esperanza Aguirre el tema de las recalificaciones de terrenos de sus parientes, y así mucho más. Por cierto, hablando de corrupción ¿alguien sabe algo de Juan Manuel Orta y de Casto Pino, el alcalde y el concejal de urbanismo del PP de Aljaraque? Parece que la investigación judicial sigue adelante ... deben estar acojonados.

31 enero, 2008 19:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal