29 enero 2008

Parlamentarios para la oposición

Tengan la certeza absoluta de que todos aquellos que discuten la continuidad en el grupo parlamentario popular del antiguo alcalde de Gibraleón y actual vicesecretario de Política Municipal del PP andaluz, José Luis Rodríguez, no tienen la más pálida idea de lo que es el día a día en la Cámara legislativa autonómica. Podrán saberlo todo de lo que se cuece en cada pueblo y ciudad de Huelva, estar a la última en cuanto a mancomunidades o a la Diputación; manejarán incluso todas las claves internas que permiten explicar y anticiparse a las decisiones que se adopten en la Plaza del Punto. Pero de las vicisitudes de la oposición parlamentaria, evidentemente, no entienden un pimiento. Lo decimos con todo el respeto del mundo a los que puedan o decidan sentirse zaheridos. Pero si quieren entramos en los pormenores. Hasta 14 alcaldes van ocupando puestos de salida en las listas que presenta el Partido Popular a las elecciones autonómicas del 9 de marzo por las distintas circunscripciones provinciales. Mayoritariamente (no se puede meter en el saco a gente como Esperanza Oña o Carlos Rojas), acuden cada dos semanas al antiguo hospital de las Cinco Llagas con el único interés de hacerse los encontradizos con algún consejero del Gobierno de Manuel Chaves y poder hablar, obviando siglas y consignas, de la carretera tal, el centro de salud cual, del colegio de allí o de la residencia de ancianos de allá. Si precisamente esa mañana plenaria de jueves alguien tiene que hacerle una pregunta comprometedora a ese mismo miembro del Ejecutivo autonómico, porque la Junta de Andalucía le haya adjudicado un casino al mayor terrateniente de Marbella mediante un turbio procedimiento administrativo (declarado nulo de pleno derecho en todas las instancias judiciales), o tal vez porque el responsable autonómico en cuestión ha sido pillado in fraganti intentando comprarse en el mercado de segunda mano un BMW del parque móvil de la Junta, aquel alcalde —que ha acudido allí en su coche oficial con el único propósito de invitar a café al cuestionado y ver qué hay de lo suyo— desde luego que no es el que se va a encargar de clavarle al interfecto ese rejón de muerte dialéctico. Así, los únicos que terminan pringándose en la labor de oposición pura y dura al Gobierno andaluz son tipos de vuelta de todo como José Luis Rodríguez. Parlamentarios que, en vez de echarse a temblar cuando les vienen en tropel con garajes ocultos o licenciaturas inconclusas, les entra la risa mientras siguen afilando el cuchillo y buscando de reojo nuevas piezas que despellejar. Y es que a menudo olvidamos de la primera regla de todas: que, para poder ganar una partida, siempre hay que saber a qué está uno jugando.

Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias 29 de enero de 2008

Etiquetas: ,

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Querido Manolo, estás totalmente confundido, vamos, que no tienes ni idea. Veras, la composición de las listas del PP (en el caso de Huelva con Matías Conde, José Luis Rodríguez o Fátima Báñez, por ejemplo) es lo que se llama en política un "enroque", veras, Javier Arenas sabe que el PP va a perder las elecciones en Andalucía y en el estado, y también sabe que después de esa severa derrota electoral en las generales habrá crisis en el PP en la que se buscará un sustituto a Rajoy y por la derrota en Andalucía a lo mejor también a Arenas por su probada incapacidad para ganar unas elecciones autonómicas (con esta, habría perdido 3 elecciones), por eso, lo que hace es componer una lista con fieles, con gente que ha hecho de la política un modo de vida fácil, que ganan mucho dinero y trabajan poco y que bajo ningún concepto quieren volver al crudo y competitivo sector privado, y que en agradecimiento a Javier como contraprestación por meterlos en las listas, le van a apoyar DENTRO del Partido Popular cuando surja la crisis y con esos apoyos y un poco de suerte, a lo mejor Arenas sobrevive póliticamente los próximos cuatro años y se vuelve a presentar por cuarta vez en unas autonómicas de las que sabe que nunca va a ganar pero, con otro poco de suerte, a lo mejor en las generales (que no olvidemos que coinciden siempre con las andaluzas) de 2112 gana el PP y con el Partido en el poder, pues sería fácil para él conseguir relanzar su carrera política y seguir medrando en lo público. Como puedes ver, estas listas no tienen nada que ver con el Parlamento Andaluz, ni con la actividad de la oposición en las cámaras, sino que tienen que ver únicamente con el futuro del PP y, dentro del partido, con el futuro de muchas personas, entre ellas Arenas, José Luis Rodríguez, Fátima Báñez, Matías Conde y otros ¿porqué te crees que se han pasado por la piedra a Marquínez? pues muy sencillo, porque no era un hombre de Arenas sino de Alvarez CAscos, y Alvarez Cascos es una persona que ya no existe en política. Manolo, espabílate, con el tiempo que llevas escribiendo de política deberías saber algo más y no ser tan cándido.

29 enero, 2008 17:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Joroba macho, lo has clavado. Tú si que sabes de esto. Menudo prenda Arenas. Y dice que se presenta para defender los intereses de los Andaluces. Que risa. Por dinero, todo por dinero y poder.

30 enero, 2008 20:25  
Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme ha dicho...

Vaya con los análisis tan buenos que te dejan tus lectores.

02 febrero, 2008 03:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal