11 enero 2009

Conversaciones del entorno de Doñana

«Es un momento ideal para que, por ejemplo, Abengoa se atreva a proponer a la Junta de Andalucía la ampliación del vertedero de Nerva en las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana». Lo comenta con sorna un miembro del Consejo de Participación, cuyo nombre me voy a reservar. «Seguro que los técnicos de Befesa podrían empapelarnos con estudios para convencer a los más escépticos de que un moderno depósito de residuos se hace tan herméticamente cerrado y tan a prueba de bombas que es imposible que la eternidad del lince ibérico se arriesgue lo más mínimo con una instalación de esas características. Antes al contrario, sería una forma de garantizar riqueza y prosperidad para los habitantes de la zona y acabaría de un plumazo con buena parte de las presiones urbanísticas y agrarias que sufre el entorno de Doñana». La ocurrencia responde al silencio oficial impuesto por las instituciones socialistas frente al proyecto del *oleoducto del industrial extremeño Alfonso Gallardo que rechazan los más reputados científicos independientes. «Han roto el quicio de la puerta. Esto es luz verde para todo lo que quiera el PSOE», lamenta el miembro del Consejo, convencido de que semejante plan industrial no saldría adelante de haber perdido las elecciones generales Rodríguez Zapatero y vuelto la «confrontación» hace ocho meses.

*Modestamente, y para contentar —al menos en parte— a todas las partes implicadas, me atrevería a proponer que el oleoducto se occidentalice un pelín más y que la Refinería Balboa se instale en mi pueblo, Valverde del Camino, y no en Los Santos de Maimona (total, ¿qué son 103 kilómetros de nada?), de modo que los camiones de combustible camino a Extremadura obliguen a desdoblar inmediatamente la 435. ¡Le hago la ola a Cinta Castillo, a Gallardo y a la ministra Espinosa como me echen cuenta!
De El Rompecabezas Onubense, publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 11 de enero de 2009

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Blogger Bernardo Romero ha dicho...

Nunca me pareció un disparate el oleoducto o gasoducto del tal Gallardo, que ha tenido el hombre incluso que meterse a comprar parte de un periódico de su partido para influir (un mojón) en la opinión pública onubense. Es cosa normal y adjunta al inevitable progreso, pero del mismo modo se podría plantear una carretera por el norte de Doñana que nos conecte a los andaluces del litoral con Cádiz y el resto del litoral andaluz. En esto, como en todo, hay bastante suciedad aportada por la impresentable clase política andaluza en general y onubense en particular.
Por mí, el zoológico de Doñana lo podrían poner en el pueblo del Gallardo ese de las narices y la refinería en El Acebrón.

12 enero, 2009 19:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal