04 enero 2009

San Valderas de Tarso

Duele a los oídos escuchar a alguien con tantos tiros daos como el coordinador regional de Izquierda Unida, el insigne bollullero Diego Valderas, criticando al nuevo director de Canal Sur, Pablo Carrasco, por los «pocos cambios» que ha introducido en Canal Sur en los menos de cien días que lleva al frente de la Radio Televisión de Andalucía. ¿Acaso le prometió una catarsis inmediata a él personalmente (en el Parlamento no se le oyó insinuar nada parecido) y por eso fue que IU acabó votando a favor de su nombramiento como director general? Pero lo más estupefaciente es eso de pedirle a Carrasco (quien acaba de abandonar la dirección de la ZZJ de Menuda noche y La tarde con María) que evite «el enchufismo que hasta ahora se ha producido con la contratación de productoras externas por parte de la RTVA». Podríamos recurrir a la manida fábula del zorro al que ponían a custodiar un gallinero, pero lo que me pide el cuerpo es formular la misma pregunta cruenta que planteara Manuel Vicent a Felipe González muy pero que muy al final de su último mandato, casi a modo de epitafio político: ¿puede la dueña de una casa de putas ser virgen?

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Bernardo Romero ha dicho...

Ojú, vaya referencias que trae el nota: el patético pograma (no es una errata, es pograma) de niños repelentes en proceso de gilipollización, y lo de la señora esa tan ordinaria y gordinflona. Qué horror. Esto va para peor. Qué cambie el gobierno andaluz aunque vengan los del pepé, pero que se vaya esta cutrez horrenda de los socialistas. Qué horror.

05 enero, 2009 22:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Eso, eso, Bernardo, y que se programen en la televisión pública los monumentos a la reflexión y al intelecto con que nos deleita, sin ir más lejos, Huelva Televisión. Porque eso es calidad, servicio público, imparcialidad, rigor,pluralismo informativo.
20 años criticando Canal Sur, la autonómica más vista de España, y ahora el PP se descuelga con este engendro que en nada tiene que envidiar la delirancia catódica de Hugo Chávez.
En fin, que ya sabemos el modelo de televisión pública al que aspiramos con "los del pepé" que tienen que venir.

06 enero, 2009 20:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal