01 diciembre 2005

Honor

Se extraña el director de este diario de que el Ayuntamiento de Valverde se disponga a editar una revista municipal y gratuita de 4.000 ejemplares (una por casa si hacen la cuenta) cuando aún no ha solucionado el grave problema financiero que le causó a una de las publicaciones de mayor solera de toda la provincia: la añeja Facanías. «Pero si a mí me llamó una mañana Rodríguez Donaire al periódico y me juró por su honor que se iba a firmar un nuevo acuerdo», recuerda con estupor Unquiles. Aquel telefonazo se produjo hace más o menos un año, justo después de que el líder de IU acordara con el alcalde de Valverde, el socialista José Cejudo, que a la segunda cabecera más antigua de Huelva ni agua, rompiendo porque sí un convenio que garantizaba 3.000 euros al año a cambio de cien ejemplares mensuales de la publicación. Tradicionalmente, el Ayuntamiento se marcaba el detalle de remitir estas revistas a todos aquellos valverdeños que, en su día, se vieron forzados a emigrar en busca de mejor fortuna, para que nunca perdieran el contacto con el pueblo. Pero al poco de que Cejudo se hiciera con las riendas del Ayuntamiento, este envío cesó de modo fulminante, así que o las revistas se las iban llevando los trabajadores municipales a casa (para no tener que pagarlas en el kiosco) o directamente iban a parar al contenedor de basura, algo para lo que siempre demostró especiales dotes el secretario general del PSOE valverdeño, Miguel Angel Domínguez, un tipo tan curioso y excitante como su gestión al frente del Consorcio Provincial Contra Incendios. El caso es que el convenio con Facanías (rubricado por el propio Cejudo hace seis años) se rompió, sin que nadie quisiera hacerse luego cargo del muerto. A Unquiles lo llamó el honorable Rodríguez Donaire cuando ya el Ayuntamiento había comunicado por carta y sin preaviso la decisión, pero yo le había telefoneado días antes para preguntarle si eran ciertos los rumores y se hizo el sueco. «¡Pues me juró por su honor que se iba a firmar otro convenio!», insiste el director. A mí también, Rafa. Y a la responsable de esa revista, con 32 primaveras a sus espaldas. Y a medio pueblo. Pero ha pasado todo un año y nada: sale a dar una rueda de prensa y anuncia una nueva revista, porque entiende que las distintas ediciones locales y provinciales no se hacen eco de todo lo que hacen, dicen o piensan él y el alcalde. ¿Se puede ser más impresentable? Dos años, ni uno más, le quedan a él y a Cejudo en la política valverdeña. Entre otras razones, por cacicadas como la que están cometiendo con Facanías. Pero que sepan, los dos, que esto no ha hecho más que empezar. Lo juro por mi honor.

Del archivo de EL MUNDO Huelva Noticias

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal