18 abril 2006

Visiones urbanitas

La próxima semana se cumplirá un mes desde que se pusiera en marcha la Operación Malaya en Marbella y se descubriera que Juan Antonio Roca, el supuesto cerebro de la trama de corrupción urbanística de Marbella, era el dueño del Hotel La Malvasía en El Rocío. Si no lo ha hecho en dos semanas y media, no se puede esperar ya que el alcalde de Almonte, el socialista Francisco Bella, vaya a salir a la luz pública para dejar bien claro que ni él ni nadie de su equipo de gobierno tiene nada que ver con el asesor marbellí. Un mes sin dar explicaciones... ¡Y eso que la oposición ha denunciado que el complejo hotelero permanecía abierto sin las licencias de apertura y terminación de obras, algo que estrictamente cuestiona la actuación de una corporación local que festejó la inauguración de las instalaciones de Roca en la fiesta flamenca de enero!... No tiene ningún sentido que no rebata o puntualice lo publicado. ¿Alguien le ha aconsejado quizá que calle? ¿Por qué?
*

¿Qué tendrá que decir de todo esto Francisco Huelva, el bravo portavoz del PSOE de Aljaraque que ha jurado que meterá las narices en todos los asuntos urbanísticamente extraños que acontezcan en cualesquiera de los 79 municipios que integran esta provincia? ¿Necesita datos? La hemeroteca de los últimos días es prolija. Aparte, él se conoce Almonte al dedillo. Pero como sé que sus pretensiones son más altas, le invito a llevar a cabo una labor de chinos que le proporcionará un caudal informativo extraordinariamente útil: pídale al partido el dinero, váyase al registro mercantil y exija la relación de constructoras o promotoras en las que aparezcan concejales de la provincia o sus respectivos cónyuges. Me lo agradecerá.
*

«—Nos puedes hacerte a la idea de cómo ha cambiado la zona, le dijo el dueño del yate. El destrozo empezó en los años sesenta, con el boom turístico, como en el resto de España. Luego pensamos que con la democracia se pondría freno a la especulación y la ilegalidad, pero las cosas no sólo continuaron como antes, sino que empeoraron a ojos vistas. Los ayuntamientos están a sueldo de los constructores y a los promotores les importa un bledo la ecología y el paisaje, porque saben que todo se vende. Los extranjeros compran cualquier basura: nada más les interesa el sol y comprar barato con dinero negro. Para ellos esto es un chollo». Mauricio o las elecciones primarias, de Eduardo Mendoza.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 18 de abril de 2006.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal