12 abril 2006

EL ALMONTE MÁS TORRENTIANO (I)

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
Las piezas del puzzle
El Almonte más torrentiano (I)

Lo que le faltaba a la política urbanística onubense es que tanto la Justicia como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado encontraran una serie de indicios que, de un modo u otro, la vinculan presuntamente con la espectacular trama marbellí que ha dejado al Ayuntamiento de la ciudad costasoleña sin su alcaldesa, sin su primera teniente de alcalde y sin el peculiarísimo Rasputín de Juan Antonio Roca. Eramos pocos y parió la abuela.
La gente que lleva a cabo la investigación ha deslizado que si Marisol Yagüe se ha visto obligada a recuperarse entre rejas de su enésimo postoperatorio es por unas escuchas realizadas por la Policía a raíz del caso Ballena Blanca. Tal vez por eso, y porque a Huelva el asunto sólo le toca (de momento al menos) tangencialmente, aquí nos van a dar la típica y digestiva sopita de tiburón si acaso salpicada de coscorrones, que ya los hay.
Sin ir más lejos, ahí estaba el socialista Javier Barrero este viernes mostrando en una rueda de prensa convocada al efecto una foto del alcalde de Huelva, el popular Pedro Rodríguez, con Isabel Pantoja y su novio Julián Muñoz, Cachuli para la prensa rosa, quien sucediera a Jesús Gil al frente del poder marbellí. ¡La que le espera a ese pobre asesor municipal o del PP al que le manden recopilar las instantáneas que se ha hecho la tonadillera junto a responsables socialistas onubenses, andaluces y nacionales después de rejuntarse con Julián!
Pero en la calle La Palma saben que una imagen vale más que mil palabras y confían en que la gente corriente que ni le gusta la política ni puede perder el tiempo en disquisiciones haga una ágil asociación de ideas entre Rodri y los grandes hampones de la política marbellí por la vía del pollo a la Pantoja. El problema es que (de momento al menos) el hotel registrado en Huelva resulta que se ubica en El Rocío, la aldea dependiente del Ayuntamiento de Almonte que preside el socialista Francisco Bella. Y que hay gente que salió en la foto sin saber lo que pasaría.
Me limito a recordar esa exuberante fiesta de inauguración en la que sobró marisco por un tubo y de la que las televisiones locales tomaron buena nota, aunque haya quienes no se atrevan a revisar las grabaciones. Ni Barrero ni Bella anduvieron por allí, pero haría bien en enterarse de lo que pasó y hay gente muy cercana, como Miguel Bejarano, que pueden darles buena cuenta. Porque por La Malvasía desfiló lo más granado de la vida social almonteña. No faltaron marqueses ni princesas, que pudieron disfrutar hasta altas horas de la madrugada de una irrepetible fiesta flamenca rodeada de belleza y glamour en un ambiente de lo más selecto y relajado.
La instantánea, desde luego, no puede ser más torrentiana, más netamente marbellí. A la puerta, cuatro enormes guardaespaldas con su pinganillo puesto y otros dos seguratas en un coche todo el tiempo que duró la velada, no fuera a surgir el menor problema. Y todo ello ocurrió hace unos meses aquí al lado, en el hotel que se cierra cada romería para Juan Antonio Roca y sus amigos y que presume de tener la mejor bodega de Andalucía, con botellas de más de 3.000 euros. Y ya han visto que hay material gráfico como para tentarse la ropa. De momento al menos.
DIFÍCIL DE ENCAJAR
El sainete intersemanal

No hay que perder de vista los entremeses que nos regalan cada equis días en la Cuenca los amigos de Carlos Estévez, para que no nos cansemos de este interminable dramón especulativo en el que todos los actores principales ya están en escena. Primero se baja del barco (o lo bajan) Francisco del Campo, el jefe de los guardaespaldas, alias Paquito el Chocolatero. ¡Como si fuera posible imaginar a Carlos sin él de la mano! Luego, Luis Arias y la comisión liquidadora denuncian al alimón a su querido Mantesur Andévalo y a Juan José Pérez Padilla por llevarse a trozos la unidad industrial de MRT, el BIC más desprotegido. Acto seguido, Javier Estévez, el hermanísimo, se pone a recabar apoyos para que Construcciones Zeitung convierta las cenizas de Riotinto en nueces californianas de Borges... ¿Cabe más diversión? Pues que se lo pregunten al alcalde de Las Delgadas, al pancartero Narciso García, que seguro que está encantado con que sus amigos de Zeitung exijan a la Administración ¡20 hectáreas! por menos de una que han de expropiarle para hacerle la carretera a los convecinos de este digno miembro de la indigna comisión liquidadora.
Miedo a que siga Cejudo

«Ahí ya dais por hecho que, salvo milagro, Cejudo va a seguir en Valverde. Que va a incumplir su palabra rehecha de que no volvería a presentarse a alcalde después de decirle a su hijo lo que le dijo. Como Chaves no creyó oportuno su desembarco en la Junta y se decantó nuevamente por Isaías Pérez Saldaña, tiene miedo a perder el poder territorial que le da el ser el tótem del socialismo valverdeño y quedar al arbitrio de sus compañeros del aparato, de los que te aseguro no se fía lo más mínimo. Imagínate cómo están los ánimos en la Diputación de sólo pensar en la posibilidad de que Cejudo vuelva a ser presidente al menos hasta que lleguen las elecciones generales y se garantice un escaño en el Congreso o mientras que no le pongan un puente de plata más grande que el del Odiel. Porque en tu pueblo habrá mucho concejal de medio pelo y sueldo completo que asuma que su jefe es el más grande y que todo lo que salga de su boca es acertado. Pero en la Diputación hay gente a su lado que realmente tiene tanto o más criterio que ese señor y que sabe bien que no le debe nada. Muchos se han ido. Y así nos luce el pelo».



Piezas perdidas

1) ¿Quién era el favorito de la dirección provincial del PSOE para asumir la dirección de la UNIA en sustitución de María Antonia Peña? ¿Cómo ha sentado a los miembros de la mesa-camilla que de nuevo la ejecutiva regional haya impuesto un nombre, el de Luis Carlos Contreras, sin pararse prácticamente a escuchar las sugerencias de sus compañeros onubenses? ¿Cuántos desplantes más harán falta para que alguien se decida a cambiar de interlocutores?

2) ¿Podría una planta de tratamiento de residuos sólidos y urbanos que recupera al año en torno a las 220.000 toneladas de basura estar operando con un permiso provisional otorgado por el Ministerio de Industria desde hace diez años? ¿Y sin la autorización como gestor de residuos que otorga la Junta de Andalucía?

3) El pase del alcalde de El Cerro al PSOE lleva meses cerrado. ¿Transfuguismo blanco?
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 2 de abril de 2006

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal