01 abril 2009

Prensa atrasada

Siempre hay tiempo para ojear las actividades extraparlamentarias que declaran los insignes diputados nacionales de Huelva, detalladas por El País el pasado domingo con cuadro adjunto colgado en su web.
El único representante onubense en la Cámara Baja que dice llevar a su casa única y exclusivamente ese sueldo es Pepe Oria, ex alcalde socialista de Lepe. Todos los demás mojetean por aquí o por allá. O bueno, miento: Barrero pidió la compatibilidad para ser patrono de la Fundación Cajasol, pero advierte que el cargo no genera remuneraciones líquidas.
Las dos Fátima, Aburto y Báñez, aseguran que les pagan por conferencias y tertulias en radios y televisiones. La primera añade que escribe en prensa pero no recibe contraprestación económica alguna. Y yo que sólo sigo leyendo semanalmente al ojo clínico de Ocón, que tiene rima la cosa.
Y luego está Juan Carlos Lagares, otro inopinado tertuliano que cobra asistencias plenarias y otras dietas como alcalde de La Palma y que reconoce también ejercer a día de hoy la abogacía.
Son los que son y están donde están.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Abel Sosa ha dicho...

Esas actividades extra será porque llevan muy bien su apartado político y les sobra tiempo para lo demás, y, de camino obtienen un dinerito extra para poder llegar a fin de mes, pues la verdad es que se ven apuraos/as y con la nevera casi vacia.

01 abril, 2009 12:49  
Anonymous Aldefilla ha dicho...

Me alegra Manolo que saques este tema a colación. El otro día escuche un cachito de tertulia en la Ser sobre este tema. Hablaban de incompatibilidades, retribuciones pecunarias, etc e imagino que llegarían también a hablar sobre el tema de la no asistencia al congreso. Desde que van por la mañana a las 9:00 alegan que están en comisiones interparlamentarias, etc y yo pienso que si trabajan en otras cosas posiblemente o están en ellas o han trabajado de tarde y están cansados por la mañana. Teniendo en cuenta que no van en metro, ni en autobus y que la mayoría tiene chófer, no tienen que llevar a los niños al cole, ni fichar, etc, ¿que excusa nos inventamos?. Cuando un pobre español necesita dos trabajos para complementar un sueldo y por ello, aunque no llegue al límite, deba hacer la declaración de la renta, ¿cómo será la de ellos?. Por dios que me indigno. Luego lo hacen a puerta cerrada. Como podemos los ciudadanos opinar sobre sus sueldos, que nunca bajan, sobre sus incompatibilidades, sobre lo que cobran en sus retiros después de..., etc, etc, etc. No sigo que voy a cansar a los blogueros. Un saludo Manolo, sé que no hay solución, sólo me cabe el desahogo en esta página. Aldefilla

03 abril, 2009 13:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal