11 octubre 2008

Entrevista a Pedro Rodríguez

«Un presidente del PP no tiene que ir por los pueblos buscando votos»

Tras cuatro años ejerciendo de presidente provincial del PP de Huelva, al alcalde onubense, Pedro Rodríguez, se le nota desencantado, quizá porque no es un político convencional y lo orgánico no le gusta. Él mismo lo admite, aunque defiende su singular modelo de partido.

P.—¿Le sorprendió que Arenas le pidiera que deje la Presidencia del PP?
R.—Eso no es así. Si hubiera querido habría seguido, pero es que no quise serlo hace cuatro años. Lo fui porque me lo pidió Javier, y ahora he sido yo el que le ha dicho que no seguía... Arenas sabe que, teniéndome de presidente, es mucho mejor para él. Desde un punto de vista egoísta a él le interesa que yo siga, porque si me llama sabe que yo le monto un encuentro con 500 mayores, y ahora a ver quién lo hace... Hace cuatro años puse una condición para ser presidente: que no hubiera más candidatos, que no tuviera que pelearme con nadie. Y él reunió a los alcaldes y les dijo lo que me había pedido. Pero de aquella mesa salió un Judas [se refiere al ex alcalde de Punta Umbría, José Carlos Hernández Cansino] que, en un momento en el que se estaba muriendo mi madre, no cumplió lo que se dijo.

P.—La propuesta oficial, sin embargo, es que a usted lo supla otro alcalde: el de Lepe, Manuel Andrés González.
R.—Yo digo que un alcalde de capital no tiene que ser presidente. Otra cosa es el alcalde de un pueblo. También pienso que el presidente no tiene que ser el que esté todos los días trabajando en el partido. Lo que hace fundamentalmente un partido político es marcar una estrategia, buscar candidatos y organizar elecciones. Y esas cosas no las tiene que hacer el presidente: las hace el secretario general, el vicesecretario, los secretarios de área... Mucha gente. Y luego los diputados, los parlamentarios y todos los cargos políticos que no tienen poder ejecutivo son los llamados a trabajar en la articulación del partido; pero no un presidente, sea quien sea. Es un error pensar que el presidente tiene que estar por los pueblos buscando votos. Eso no lo hace ni Arenas ni Rajoy ni nadie.

P.—Pero usted no sólo era presidente del PP de Huelva y alcalde, sino parlamentario. ¿Cree que ha cumplido en lo que se mide con el cuentakilómetros del coche?
R.—Pero es que yo le he dado al partido una cosa que ni se vende ni compra: el rango de alcalde de la capital. Eso no se puede medir. El PSOE daría millones por este Ayuntamiento. En vez de criticarme, estos señores habrían tenido que ponerme un monumento [Risas].


P.—Esos señores han armado una nueva lista. ¿Recomendaría usted ir a una candidatura de integración?
R.—Tengo la impresión de que algunos no han cumplido sus expectativas políticas personales. Porque si el problema era yo y yo ya no estoy, ¿por qué continúan? La integración creo que no es posible. Carmelo [Romero, alcalde de Palos y candidato crítico] habla como si acabara de llegar, pero ha sido vicepresidente mío y lleva cuatro años sin hablar con el secretario general [Jesús Toronjo].

P.—Dijo usted hace poco en Onda Cero que el PSOE mantenía la hegemonía política en Huelva por el peso de la Guerra Civil...
R.—Me equivoqué, lo reconozco, y no lo vuelvo a decir. Me expresé mal... Pero sí digo que en los pueblos pequeños todavía no está bien visto ser del PP. Y me consta que hay candidatos a los que le han hecho la vida imposible por unirse a este partido.

P.—Lo que no le escucho es autocrítica. Si el PP no gobierna en Andalucía es por el voto de Huelva, Sevilla y Jaén, y usted aún es presidente...
R.—Yo creo que no se avanza porque tú puedes tener un liderazgo político fuerte, pero enfrente hay una parte de la sociedad civil que está muy condicionada por la Junta: empresarios, sindicatos, medios de comunicación, ONG... Para que el liderazgo de Arenas o el que pueda tener yo en Huelva supere esa barrera, la gente nos tiene que ligar con la defensa de los intereses de toda la provincia y de todos los ciudadanos. Yo en Huelva he conseguido vencer esos obstáculos y que me vote un 20% de votantes del PSOE, pero trasladarlo a la provincia es difícil, porque no soy un liberado que pueda estar dedicado a ir por los pueblos. Ése es el reto de Arenas también. De ahí que yo diga que lo último que tiene que hacer el PP de Andalucía es derechizarse. Si quiere ganar, tiene que ser un partido claramente de centro, porque el 80% de los votos está entre el centro y el centro izquierda, y va de un sitio a otro en función de la gestión del Gobierno de turno. En Andalucía no te puedes ir a la derecha nunca.

P.—Ahora que abandona la presidencia del PP, podrá centrarse de nuevo en la Alcaldía. ¿Piensa presentarse a la reelección en 2011?
R.—Sí, me vuelvo a presentar porque la Alcaldía me apasiona, más que el primer día. Aunque es duro: llevo ahora mismo los bolsillos llenos de curriculums de la gente que está parada... Tienes que tener una gran vocación de servicio. Y yo la tenía antes de entrar en política. Mi suerte fue terminar en un sitio que era mi sitio.

P.—El año pasado usted decía que quería al ex portavoz del PSOE José Juan Díaz Trillo como rival. Entre la actual portavoz, Manuela Parralo, la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, la consejera Cinta Castillo y el delegado del Gobierno andaluz, Manuel Alfonso Jiménez, ¿a quién prefiere?
R.—[Risas] Me conformaba con Manuela Parralo.

P.—Desarrollos urbanísticos tan importantes como el del Ensanche o Isla Chica, que se han retrasado años por la actitud del PSOE, ¿peligran con la crisis?
R.—No creo. Para Isla Chica han venido 39 urbanizadoras, y el dueño del Ensanche también lo llevará adelante. Pero es cierto que las viviendas no se van a poder vender como hace cuatro años. Y si se ha demostrado en los tribunales que el proyecto era legal, ¿por qué se paralizó? El PSOE ha de purgar ese pecado.

P.—El PP de Huelva se ha posicionado en contra del proyecto del oleoducto de Alfonso Gallardo, que llegaría a Badajoz desde el Puerto de Huelvo. Usted está en la Autoridad Portuaria. ¿Cuál es su visión?
R.—Yo no he tenido personalmente información porque no pasa por la capital, pero creo que la refinería Balboa se ha politizado por parte del PSOE y eso le perjudica. El PSOE ha querido utilizar a la empresa y le ha dicho que no se preocupe porque ellos lo sacan adelante, cuando lo que habría que haber hecho es consensuar, porque es una obra de mucha envergadura y pasa por muchas administraciones. Yo estoy en contra de las formas en que se ha llevado a cabo, porque el PP no está recibiendo la información que se necesitaría.
P.—Una crisis no parece que sea el mejor momento para armar una televisión, pero usted lo va a hacer.
R.—Es que somos la única capital que no tiene televisión en Andalucía, y todos los pueblos de la costa de Huelva la tienen. ¿Por qué no Huelva?, ¿porque estamos en crisis? Yo no tengo la culpa de que la Junta se retrase dos años en repartir las TDT coincidiendo con esta situación económico. Ahora casi estoy obligado a montar la tele, porque si no me pueden quitar la licencia. Además: se hará con el mínimo gasto y para prestar un servicio público.

P.—El PP pide que que la Junta suprima consejerías y recorte el gasto en asesores y cargos de libre designación. ¿Hará usted lo propio en el Ayuntamiento de Huelva?
R.—Es que no es lo mismo una concejalía que una consejería de la Junta o un ministerio. El del concejal es un solo sueldo. Todos los demás son funcionarios. Si refundes dos concejalías en una, te quedas prácticamente con el mismo coste. Nosotros sí tenemos un plan económico financiero que está reduciendo el gasto prácticamente en todas las concejalías. Donde sólo hay orden expresa de no recortar es en gasto social, para ayudar a los más necesitados en la crisis, aunque las competencias sean de la Junta.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 11 de octubre de 2008

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Si lo que dice este hombre refleja lo que es el PP de Huelva, esto no lo arregla ni dios.

14 octubre, 2008 17:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pedro es, con diferencia el mejor alcalde de la historia de Huelva, pero por omisión, el presidente provincial mas nefasto que existirá en la historia del PP.
La situación en la que deja a esta organización, costará años de trabajo el poder levantarla.
Mucho esfuerzo,talante, respeto al estado de derecho, y muuuuuuuuuuuchoooo trabajo cara a los militantes, seran los ingredientes que el próximo presidente deberá aportar. De momento el PSOE viviendo del cuento, sin oposición, y lo peor sin visos de tenerla.
Ramón López

15 octubre, 2008 14:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal