11 julio 2009

Cuestiones caballeras

Les falta caballerosidad, a espuertas. Le preguntaron esta semana a Mario Jiménez si el PSOE de Huelva había pagado un solo céntimo a la Diputación por utilizar la sede del antiguo hotel París para un acto partidista, y el ya no tan joven político moguereño se encogió de hombros. Uno o dos días después, su partenaire, el secretario de Organización de los socialistas onubenses, Ignacio Caraballo, se remitió a lo dicho por el líder provincial, como si hubiera sido ya suficientemente esclarecedor.
Lo siento mucho pero no, señores. Esa respuesta no vale en boca de un socialista o de un demócrata. Al menos, tenían que haber dicho: «Mire usted, ahora mismo no tengo ni papa, pero evidentemente tiene que habernos costado algo y, si la cantidad que sea aún no se ha pagado, tenga por seguro que la abonaremos ipso facto, como no podía ser de otra manera»... Un caballero, en definitiva, se saca la cartera del bolsillo y pregunta cuánto se debe. Lo demás es gorroneo y punto.
También me habría valido que la dueña del bar —esto es, la presidenta tanto de la Diputación como del PSOE andaluz, Petronila Guerrero— hubiera dicho que en realidad no se debe nada, porque qué más da que se ceda gratuitamente a un partido político parte de las dependencias de la subsede para un día y un acto puntual. Pero en tal caso hasta los de Democracia Nacional iban a pedirle las llaves a la doña para celebrar sus conciertos puntuales, y a ver quién le dice que no a un rapado.
Lo dicho: les faltó caballerosidad a Mario y a Caraballo. Pero es que no sólo les salen gratis los trajes a medida a la clase política patria.

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal