29 diciembre 2005

Blogs

Hoy aprovecho para presentarles mi blog, http://perspectivaonubense.blogspot.com/, la web de la que cuelgo las columnas que publico en este diario y en la revista de mi pueblo, la valverdeña Facanías. Y lo hago porque llevo algunos días dándole vueltas a la pregunta de para qué sirven estos cuadernillos digitales que, cualquier usuario que maneje con una mínima desenvoltura los rudimentos de la informática e Internet, puede publicar en la Red de redes sin tener que pedir permiso a nadie y de forma absolutamente gratuita y libre. Un psicólogo clínico, Ramón Couceiro, ha dicho que estas páginas webs caseras les sirven al subconsciente de sus precursores para liberar ansiedades, mejorar la autoestima y romper con la timidez. Y para mí que debe de estar en lo cierto, porque evidentemente algo bueno tienen que tener si el primer blog lo creó en 1994 el estadounidense Justin Hall y a finales del mes pasado existían ya 21,8 millones de bloggers, cuando en marzo de este agonizante 2005 tan sólo siete millones de personas emulaban a aquel solitario estudiante norteamericano. Cada segundo que pasa nace un nuevo diario digitalizado en alguna parte del planeta, de modo que los sociólogos hablan ya de la blogosfera, ese manso monstruo cibernético que sigue creciendo a lo alto y a lo ancho a un ritmo infernal. Lo mejor de estos blogs es que en su mayoría permiten la interactividad: el intercambio de impresiones o datos, la enriquecedora acotación socrática. Hasta la crítica más fervorosa (incitada por la impunidad del anónimo internauta) tiene cabida a través de esta vía, lo que a su vez da salida a toda la ansiedad acumulada por gente que no tiene por qué tener montada su página web para necesitar ese tratamiento de choque con el que mejorar su ego. En Huelva, el fenómeno blog sigue en una fase embrionaria, copado por adolescentes y colegios públicos. Pero llegará el día en que todos los políticos, empresarios, representantes sindicales, directivos de cajas de ahorro, hermanos mayores de la hermandad que sea, efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado... tendrán una web personal desde la que, liberados de cualquier temor, llamar pan al pan y vino al vino por el mero placer de hacerlo. De momento, en mi blog no van a encontrar otra cosa que un ramillete de columnas, muchas de ellas ya resecas. Pero si a usted le sirven para dejar de morderse la lengua y gritar su verdad nunca dicha sobre la crisis política de Gibraleón, el cachondeo minero, las víctimas políticas del vertedero de Villarrasa, las piezas perdidas del Rompecabezas Onubense o cualesquiera otros asuntos, pues ahí tienen. Para dar y tomar.

Publicado en EL MUNDO de Andalucía el 29 de diciembre de 2005

Etiquetas:

5 comentarios:

Blogger Con mi 51 ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

29 diciembre, 2005 19:02  
Blogger Con mi 51 ha dicho...

Coño, Bullock, acá te blogosferohallo. Oye, hay que endergasar argor, eh? Salud y libertad.

29 diciembre, 2005 19:03  
Blogger Pármulo ha dicho...

Hola la verdad es que no se como he llegado hasta aquí pero... he abierto su blogs y es muy interesante.
Anque aprovecho y le hago una pregunta ok?. Quisiera saber cómo puedo hacer para formar parte de un sindicato, he estado buscando y he abierto esto suyo ya yo pensando que tiene lgo que ver, Gracias por leerme y un saludo de Pármulo.

08 octubre, 2008 23:09  
Blogger Manuel María Becerro ha dicho...

Hola, Pármulo. Lo más operativo es que te asomes a la sede física de los sindicatos y que preguntes. No milito en ninguno y la verdad es que tampoco tengo idea ahora mismo ni de si se tiene que pagar alguna cuota. Gracias por la visita casual y nada, que te vaya bien.

08 octubre, 2008 23:21  
Blogger Pármulo ha dicho...

Hola nuevamente y gracia spor su comentario. Le dejaré una anécdota-si lo es- para comentar en este blog tan interesante de Huelva o d eun onubense...
Mire usted, el otro día fui a una exposición de arte de Otoño 2008, el ganador fue Fran Mora y la verdad es que las obras artísticas eran asombrosas. Lo que más me llamó la atención no fue eso sino que publiqué en la opinión d eHuelva un cometario sobre esa exposición, explicando las causas negativas que tuvo que un chico de 18 años a´sistiera a un evento de arte -es algo raro pero bueno...- ya que lo que me ocurrió fue que nadie escuchó mi petición como joven onubense: Yo quiero que Huelva produzca arte como siempre lo ha hecho como siempre lo ha fabricado y lo que quiero es que se colabore con la juventud para que se integren en esas conferencias de arte y demás.
Bueno pues nadie me escuchó. Auqnue eso si, en la conferencia de arte todos los eñores de traje y corbata me miraban con cara extraña como si yo fuera un alienígena, como si yo fuera a mirar por mirar, seguro que pensaron que no tenía nada que hacer en casa y no saben que esa es parte d emi vida: el tener que participar con Huelva en el apogeo artístico.
Me sorprendo porque nadie en esta Huelva mira mi trabajo y sobre todo nadie mira que cuando me muera seguro que querrán colocar mis poemas en libros con portada de terciopelo como hicieron con FGLorca, que lo matan pero después s earrepienten de no tenerlo vivo.

Esa fue otra petición mia y aún estoy esperando. Y mi pregunta es la siguiente -la formulo para aquellos leyentes de este blogs onubense- ¿Le interesa a alguien a los jóvenes poetas y pintores?

02 noviembre, 2008 21:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal