15 noviembre 2006

COMENTARIO SUPRIMIDO

No es mi costumbre, y bien que lo saben los anónimos internautas que han entrado en este blog durante el año que lleva abierto simplemente para insultarme (tampoco tantos, por fortuna). Esta mañana he suprimido el primer comentario de esta página, concretamente uno relacionado con un empresario de comunicación condal que me había dejado una persona no identificada con nombre y apellido. El empresario aludido (al que no quiero jorobar identificándolo de nuevo) me ha llamado esta mañana para pedirme, cortésmente, que entrara en el blog para borrar la nota anónima o mañana mismo su abogado pediría tres cuartos de lo mismo pero por la vía judicial. Al parecer, ya tiene otras dos páginas web encausadas por minucias similares, así que sean comprensivos conmigo los que también odien profundamente toda suerte de censuras. A la fuerza ahorcan.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal