07 diciembre 2006

Cuélguenlo

Enciendo el ordenador y entro en Youtube por comprobar si alguien del PP ha tenido la genial idea de poner al servicio de la Humanidad entera el vídeo-denuncia sobre el sabotaje de la señal de Teleodiel, la televisión municipal de Gibraleón, hace poco más de un año cuando se presentó la moción de censura contra Gómez Cueli y todo lo que lo sustentaba. La noche del martes, en el programa de debate que presenta y modera (es un decir) en Antena Huelva mi amigo Paco Morán, cortaron el reportaje justo en el momento más álgido, cuando iba por la mitad y debía de estar a punto de hacer acto de aparición Juan Antonio Salas, ese atribulado ex secretario general del PSOE olontense que primero defendió que, como empresario, tenía derecho a montar una televisión «plural y propia (sic)» y que sólo después, cuando algún abogado le informó de que el artículo 20 de la Constitución no es para tomárselo a cachondeo y que podía acabar empitonado en los tribunales, empezó a hablar de que todo era fruto de la casualidad y que se debía a un inocente despiste de un familiar al que en mala hora se le olvidó apagar la luz. Me cuentan que en el vídeo se ve cómo Salas niega el paso a la Guardia Civil al interior de su finca hasta que la Benemérita no se presentó allí con la orden judicial y llegaron los siameses Ana Báñez y Paco Nieves para hacerse cargo de la situación, pero la parte más heavy del reportaje —que tira por tierra la actual línea de defensa del ex dirigente socialista encausado— me la perdí enterita y tampoco encuentro colgado el documento en internet, imagino que porque algún listillo se mantiene en sus trece de que todavía queda tiempo por delante hasta las elecciones municipales. Sin embargo, si pones ‘Huelva Confidencial’ en la página de Youtube, tienes ahí ese pestiño con el que el PSOE de Huelva lleva ya un año intentando pringar a Perico Rodri en el caso de las llamadas a la cachonda Lucía, con un millar de visualizaciones y sin una réplica que aclare exactamente qué quiere decir esa familiar voz en off cuando, por ejemplo, deja caer lo de que «posteriormente, [Pedro Rodríguez] presenta otra querella contra los socialistas en la persona de su secretario provincial, Javier Barrero, por dar a conocer a los ciudadanos esta posible malversación de fondos públicos». ¿Por eso se admite a trámite una querella contra un aforado? En cualquier caso, el PP es el único culpable de su falta de reflejos. Y de que tengamos que esperar hasta el martes para ver en Antena Huelva las imágenes de Salas atentando contra nuestros derechos y libertades fundamentales. Presuntamente, claro.
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 7 de diciembre de 2006

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal