13 junio 2006

El factor rociero

Interesante debate el que se está abriendo en las comidillas políticas capitalinas sobre los efectos que puede tener El Rocío de 2007 en los comicios municipales. Cuentan las malas lenguas que al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, no le gusta ni un pelo que los onubenses vayan a ser llamados a las urnas escasas horas antes de que la Blanca Paloma sea paseada a hombros por su aldea. Son los caprichos de un calendario electoral constitucionalmente aconfesional, que no tiene en cuenta que un millón de romeros (o tres veces menos; seamos rigurosos, aunque sea los periodistas) ande el borde del trance a decenas de kilómetros de sus respectivos colegios electorales. El «líder espiritual» del Partido Popular onubense entiende que, todo aquel que se puede permitir el lujo de gastarse medio kilo largo antes de verano, tiene todos los visos de ser uno de sus votantes. Por ello teme que, cuando Emigrantes salga ese próximo miércoles previo a Pentecostés, el Simpecao se lleve también la mayoría absoluta que necesita para completar su proyecto de ciudad. No debería olvidar el regidor, en todo caso, que hay muchísimos socialistas con caballo y vara a los que les vuelve locos el polvo del camino, aparte de que, con Manuela Parralo, el PSOE lo que pretende birlarle son, básicamente, acaudalados rocieros que posiblemente al final no se decanten ni por la izquierda ni por la derecha, sino por la fiesta en la marisma. Y eso, ¿beneficia a los socialistas? Los gurús de la estadística llevan años reafirmándose en su conclusión de que un índice de participación bajo en unas elecciones le viene bien a este alcalde y al que sea, por lo que, en principio, un salto de la reja, un caluroso día para irse zumbando a la playa o un Recreativo-Barcelona a las cinco de la tarde le tendría que dar más miedo a Parralo que a Rodri... Pero es que el factor rociero va a dar para mucho más. Recuerden que la Diputación se ha comprometido a reproducir el «éxito» de su casa rociera el año que viene; esto es, que va a cursar invitación personalizada a todas las hermandades y asociaciones habidas y por haber para «intercambiar experiencias» en torno a una copa 72 horas antes de la jornada de reflexión. Y mucho me he de confundir si la Junta Electoral Central no tiene que dictaminar el año que viene —previa denuncia del PP, claro— si la Casa de la Provincia es electoralismo puro y duro o un simple acto institucional donde la candidata Manuela puede agasajar legalmente a todas las familias choqueras que se apunten a las sucesivas comilonas... De la oficina de Correos puede salir el nombre del próximo alcalde; o alcaldesa, vale.

Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 13 de junio de 2006

Etiquetas: , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno tu artículo, Manolo. Y muy bien visto. Colijo que las próximas municipales serán prodigas en voto por correo pero, sobre todo, en abstenciones. ¿Son los rocieros socialistas, peperos o de nadie?
Te sugiero este tema casi monográfico para tu próximo rompecabezas. Y esto otro: En Punta Umbría se prepara una candidatura independiente, liderada por el ex del PP Guillermo Márquez. ¿Como afectará al actual alcalde? ¿Y al Area Metropolitana?
Y una tercera cuestión. El otro día, en una entrevista en Huelva Información, el alcalde de Moguer, Juan José Volante, decía más o menos textyualmente que su pueblo necesitaba una mayoría absoluta. Esa lectura entre lineas sobre la salud del pacto con el PA y que Manuel Capelo se dejara ver en la casa de la provincia del Rocío junto a ¡Manuela Parralo¡... no podría implicar algún cambio de cara alas próximas municipales? ¿Se está preparando un posible tripartito Psoe-Avema-PA si el PP no logra la mayoría absoluta en Moguer?
Un saludo desde Huelva.

13 junio, 2006 13:19  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

No entiendo cómo le puede estar yendo tan mal a un político como Hernández Cansino en Punta Umbría. Creo que el PP de Huelva y la dirección andaluza se confudieron al dejarlo tan solo desde un principio. Lo de Moguer también es interesante, sí: esa duplicidad de poderes, ese ayuntamiento paralelo de Capelo debería preocupar a Volante. Pero a ver qué dicen los soberanos electores. Un saludo. Por cierto: me suena esa pluma muchísimo.

13 junio, 2006 18:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal