04 junio 2006

¿Y POR QUÉ NO UN DOS CONTRA UNO?

EL ROMPECABEZAS ONUBENSE
LAS PIEZAS DEL PUZZLE

¿Y por qué no un dos contra uno?


¿Cómo se le pueden llegar a ganar unas elecciones municipales a un tipo como Pedro Rodríguez, quién podría ser capaz de acabar con el gobierno del PP en Huelva capital? Ésa es la pregunta que llevan años reiterándose obsesivamente las direcciones local, provincial y regional del Partido Socialista. ¿Cómo se le arrebata el sillón a un alcalde tan popular como este presidente provincial de los populares onubenses?
A menos de un año para la cita con las urnas, el interrogante empezaba a sonar tan desesperado que hizo cundir el desánimo en las bases del PSOE de Huelva en la misma medida que reconfortaba a los servidores del PP capitalino. Los aparatos socialistas eran plenamente conscientes de ello, y por eso se sabía que los acontecimientos se precipitarían en el día y hora menos pensados, sencillamente porque no había más tiempo que perder ni tenía sentido mantener este status quo.
Desde hace ya unas cuantas semanas todo el mundo coincidía en que la figura de Díaz Trillo estaba amortizada. Sobre el tapete quedaron tan sólo dos nombres: el de la concejala y vicepresidenta segunda de la Diputación, Manuela Parralo, y el del consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña. Hasta que alguien con poder de decisión se atrevió a improvisar una respuesta razonada a esa pregunta del millón de cómo se le pueden ganar unas elecciones a Rodri.
Porque, si el problema es que las encuestas revelan que ningún dirigente socialista está a día de hoy capacitado para opacar por sí solo la figura del alcalde de Huelva, ¿por qué no se arma una lista de candidatos con la que hacer frente a esa lista unipersonal del PP? Si todos estamos de acuerdo en que para asaltar el Ayuntamiento hay que valerse de la catapulta institucional, ¿para qué escatimar medios? ¿Por qué no atacar desde todos los flancos posibles? ¿A qué viene plantear esa disyuntiva entre Junta y Diputación?
La opción por la que se va a decantar finalmente el PSOE es la de incluir tanto a Pérez Saldaña como a Manuela Parralo en una misma candidatura. Y evidentemente, el número uno será para el ex alcalde de Ayamonte, pese a que se ha llevado semanas negando que vaya a ser el candidato, recurriendo a menudo a argumentos de sal gorda directamente irreproducibles incluso después de haberle transmitido Chaves que hace más falta en Huelva que en Sevilla tanto institucional como orgánicamente.
Si la apuesta le sale bien al Todopoderoso y el PSOE rompe la mayoría absoluta de Perico, que se afeiten directamente la barbas Javier Barrero, Pepe Cejudo, Mario Jiménez y todo lo que ellos representan. E incluso si Rodri vuelve a sacar una mayoría absoluta, que se las vayan remojando ante semejante barbero y semejante navaja...
Manuela Parralo, pese a todos los reportajes gráficos y a sus legitimísimas ambiciones, repetirá de número dos, sin que nadie se atreva a decir además que se comete injusticia alguna con la mujer de Álvarez Checa, a la que todavía le queda mucho que aprender de política y del partido. ¿Pepe Juan? Los más pesimistas de su entorno temen que el partido le racanee un mullido sillón en la Junta para poner a prueba lo inquebrantable de su lealtad a las siglas. Y lo digo de todo corazón: ojalá se confundan.

DIFÍCIL DE ENCAJAR
Mirada de lince

Esto es sólo un extracto de un extenso comentario que me han dejado colgado en el blog. De Internet obtendrán el resto: «Lo que está en juego no es la candidatura a la Alcaldía, sino el futuro de Barrero y Cejudo en el congreso del verano de 2008. Quien únicamente les garantizaba la continuidad más plácida era Trillo, pero es una apuesta insostenible. Sea Saldaña, sea Parralo, la fecha de caducidad de la mesa camilla está delimitada. Y en esa tesitura a Barrero le interesa Parralo, persona menos experta en política, con muy pocos apoyos internos y que le dará mayor margen de tiempo para maniobrar. A ella le llevará más tiempo organizar a su medida a la agrupación de Huelva, pieza clave para ganar un congreso provincial. Parralo tiene menos prisa y se sabe candidata para los próximos ocho años. Saldaña, por el contrario, en caso de aceptar la orden de Chaves, vendría con la misión expresa de derrocar en 2008 a Barrero para retirarse del primer plano de la política a continuación. La biología no perdona. A un político de su experiencia no le resultaría difícil agrupar las enormes bolsas de militantes descontentos de la capital y de la provincia».


Previsión ‘popular’


Entramos en meses demoscópicos. Ya están empezando a salir encuestas para todos los gustos de cajones mal cerrados a conciencia. El último sondeo la ha hecho semipúblico el Partido Popular, que asegura haberse quedado de piedra cuando ha visto las expectativas de voto que se le han abierto un pueblo principal de la Sierra de Huelva como es Cortegana. El alcalde Antonio Marín, de Izquierda Unida, no termina de despegar como se presuponía y tiene acechando de nuevo al PSOE local con el que cualquier entendimiento «de progreso» parece imposible. También hay que valorar el trabajo realizado por el grupo municipal del PP, muy exigente en su control de la acción de gobierno, lo que siempre se tiene en cuenta por el electorado. Pero lo que parece más determinante en este ascenso de la intención de voto popular en Cortegana es, sin lugar a dudas, el trato de favor que viene recibiendo Aracena de las administraciones socialistas tras el fichaje de Manolo Guerra en 2003. No es sólo el chare; desde hace tres años y pico, cualquier gran inversión pública que llega a la Sierra se sabe de antemano a donde ir. Y en la comarca ya hay quien está harto.


Piezas perdidas


1) El PP de Andalucía prepara una encuesta de las buenas sobre Valverde para conocer el desgaste en los últimos tres años del tándem Cejudo-Rodríguez Donaire. Los populares creen que subirán como la espuma tras el «pacto de progreso» pero quieren acertar con el candidato. La dirección prefiere al portavoz Gutiérrez al presidente local Doblado, pero a ver si ese descubrimiento apellidado López Gabarro no termina siendo la primera mujer en optar a la Alcaldía valverdeña.

2) Oído a un alto cargo socialista: «Que siga Izquierda Unida hablando de pelotazos urbanísticos en Bollullos, que a nosotros eso nos viene de perilla. Que sigan ensuciando Paco Díaz Ojeda y Emilio Gegúndez que van a darle a Carlos Sánchez la mayoría absoluta».

3) Último SMS: «Jesus Diaz sera candidato PSOE Moguer. Recuerda q la mujer sta en direccion provincial y no puede decir q no. Don Mario respira. Cuando s presente, s l acaba carrera, pq nunca s yego tan lejos sin aportar na».
Publicado en EL MUNDO Huelva Noticias el 4 de junio de 2006

Etiquetas: , , , , , , , , ,

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

En Bollullos la desilusión hacia Carlos Sánchez crece, y nada tienen que ver "sus" pelotazos urbanísticos, y ello a pesar también de la nefasta gestión de IU. ¿Qué ha hecho Carlos Sánchez cómo alcalde? ¿Una guardería? ¿A toda prisa iniciar las obras para el nuevo recinto ferial? Por cierto, ¿qué PGOU recoge esto? ¿Qué calificación tienen esos terrenos hoy por hoy? ¿Cuánto dinero se le ha dado al propietario? ¿Y qué decir de IU? No le queda a Francis más que fajarse pues Camacho ya vive el confort del sueldo oficial, que eso es lo que vale, no una hipotetética alcaldía, además pasajera. Y por último qué lamentable espectáculo ver al jefe de la policía local en el coche oficial de la policía paseando a Carlos Sánchez y su familia por la aldea de El Rocío este sábado. ¿Es esto lícito? Después de lo de la casa de la Diputación está claro que sí. Pero, ¿es moral?

05 junio, 2006 01:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La nueva rotonda de entrada a Bollullos es una verguenza. Llevan un año trabajando y cada día da más verguenza verla

06 junio, 2006 18:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hoy, Sr. Becerro, se le ha adelantado la competencia al anunciar el nombre de M. Parralo como candidata. Ya le decía hace unos días en su blog que el guión estaba escrito desde 2003 y todas las especulaciones no sólo formaban parte del ritual de confusión puesto en marcha por Barrero, sino también respondían a legítimos intereses periodísticos.
El error de todos los analistas durante estos últimos meses ha estado en que sólo han pensado en las elecciones y en quién obtendría el mejor resultado. Si ésa hubiera sido la clave, el candidato debería haber sido Díaz Trillo, el único que aporta un plus electoral personal a los resultados propios del partido. Pero el factor principal para elegir candidato/a era de carácter exclusivamente interno. Los resultados, seamos realistas, serán poco más o menos los mismos sea quien sea el candidato/a: el PSOE subirá por desgaste lógico de PP.
Barrero salva, así, la cara ante Chaves con una apuesta “novedosa”, por un lado, pero por otro se garantiza la docilidad de la agrupación de Huelva, la más numerosa de la provincia. Cualquiera que sea el resultado final, tendrá una fácil defensa por parte de J. B. En definitiva, Barrero clarísimamente es el gran ganador. También Arreciado, Garzón y Montaner. Parralo simplemente sube en su carrera de protagonismo ambicioso y huero.
¿Qué argumentos electorales le propondrán a Parralo? ¿Viviendas sociales para alguien que vive en un chalet de superlujo? ¿Amor a Huelva para quien lleva años viviendo en otro municipio? ¿Defensa de los intereses de los trabajadores para quien está muy cerca de intereses inmobiliarios y urbanísticos de altos vuelos? ¿Mejora de los colegios públicos para quien ha educado a sus hijos en centros privados? ¿Defensa de la cohesión interna del partido para quien ha sido una paracaidista?
Ahora se abre un periodo de negociaciones internas sobre la configuración de la candidatura completa –la hará Barrero, no nos engañemos- y de interrogantes sobre el destino político de ciertas personas (el propio Saldaña, Trillo, Fernández, Márquez, Benabat, Tato, ……..). Unos saldrán inminentemente del panorama onubense, otros estarán en la lista de 2007 para salir del ámbito municipal con ocasión de las elecciones autonómicas y generales. A Parralo hay que dejarle el camino expedito para que se haga con la secretaría general de Huelva y cualquier militante que pueda hacerle sombra será eliminado. A la mesa camilla no le falta experiencia en allanarle el terreno. ¿No desaparecieron de Diputación todo un vicepresidente, Fdez. Batanero, y una portavoz, Rodríguez?
Se me acaba el tiempo, Sr. Becerro. Gracias por citarme en su artículo del pasado domingo, aunque no era necesario.

08 junio, 2006 11:54  
Blogger Manuel Becerro Pérez ha dicho...

Muchas gracias por todos estos comentarios tan interesantes. En Bollullos, para mi perplejidad (creo que debe de haber bollulleros más capacitados que Carlos Sánchez para regentar el Ayuntamiento), el PSOE rozará la mayoría absoluta en las próximas elecciones. Respecto a la designación de Parralo, entraba dentro de la lógica. Si no me hubiera tirado a la piscina este pasado domingo... Lo que no entiendo es por qué han estado desde el entorno de la dirección provincial asegurando en los últimos días que sería Isaías el candidato. Entiendo que el PSOE da por perdidas las elecciones de 2007 como si se pudiera permitir ese lujo. Pensando ya en la próxima campaña, no me quiero ni imaginar cómo puede ser un debate a dos, a cuatro o a cinco con todos los alcaldables que ya conocemos. Por cierto: si Pedro Jiménez no mejora los resultados de Manolo Rodríguez, es para majarlo directamente. Interesante aportación la de los "desaparecidos" políticos ante la estrella Parralo. Saludos a todos y sigamos debatiendo.

08 junio, 2006 15:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal